Enlaces accesibilidad

La selección española de baloncesto gana cómodamente a Grecia (81-66)

  • Los de Aíto se han marchado en el marcador al comienzo de la segunda mitad
  • Rudy Fernández, máximo anotador con 16 puntos
  • Juan Carlos Navarro comenta la victoria en su blog

Por
Último minuto del España- Grecia

La selección española de baloncesto, campeona del mundo y subcampeona de Europa, ha obtenido una cómoda victoria por 81-66 frente a Grecia. Se despeja así el camino en el complicado grupo B donde nos tendremos que ver las caras con Estados Unidos, Alemania y China.

En su debut en partido oficial con la selección española, Aíto García Reneses ha alineado de entrada a Calderón, Jiménez, Rudy, Felipe Reyes y Marc Gasol. En las gradas el combinado español ha contado con el apoyo de los aficionados chinos y de un espectador muy especial: Rafa Nadal.

El partido ha comenzado con un ritmo muy alto en ataque y con un recital de triples por parte de ambos equipos. A un triple de España le seguía uno de Grecia. Calderón, Diamantidis, Rudy y Vassilopoulos han hecho subir el marcador en los primeros compases del primer cuarto. A las defensas les ha costado un poco entrar en el partido, apenas se han cometido faltas en los primeros minutos.

Pau Gasol ha saltado a la cancha en el minuto 5 de partido entre los vítores de un público deseoso por ver en acción al pivot de los Lakers. Nada más entrar ha roto la igualdad con una canasta en la que además ha sacado una falta personal de la defensa griega. A partir de la entrada del de Sant Boi el partido ha cambiado de signo. Las defensas han comenzado a realizar mejor su trabajo y los ataques peor el suyo. El primer cuarto ha terminado con una trabajada canasta de Berni en el último segundo tras una interminable serie de palmeos. 20-16 para España al término de los diez primeros minutos

El segundo cuarto ha comenzado con Juan Carlos Navarro en pista y con la selección mucho más concentrada en defensa. Los helenos han fallado dos ataques seguidos pero una falta de Felipe Reyes y un contraataque han permitido a Grecia empatar. A España le ha costado anotar en el comienzo del segundo cuarto, menos mal que un resbalón de Spanoulis ha roto el ritmo anotador de los de Giannakis.

A partir de ese momento España se ha venido arriba con las canastas de Rudy y Marc Gasol y ha impuesto en el marcador un parcial de 9-0.  La selección se ha puesto las pilas en defensa recuperando todos los rebotes y ha conseguido poner nervioso al gigantón Schortsanitis, quien ha cometido su tercera falta personal antes del descanso.

La primera mitad terminaba con un 2+1 de Spanoulis, el mejor de los griegos en el partido, para poner el marcador en 35-29. España se iba al descanso con una ventaja de 6 puntos y con la sensación de tener dominado el partido. En este segundo cuarto ha debutado Ricky Rubio, el jugador más joven de todo el torneo. 

Tras el descanso han saltado a la pista Calderón, Navarro, Mumbrú, Garbajosa y Pau para dar a España una segunda mitad de ensueño. Canasta tras canasta la selección ha ido aumentando la diferencia con dos triples de Navarro y uno de Calderón. Con un parcial de 15-2 España rompía el partido y se situaba 19 puntos por encima de los subcampeones del mundo. La ventaja no ha bajado de 12 puntos y Aíto ha pedido acertadamente un tiempo muerto cuando parecía que los griegos se acercaban en el marcador.

España ha entrado en el último cuarto con un colchón suficiente de 16 puntos. Aun así los griegos no han bajado los brazos y se han colocado a 10 puntos a falta de un minuto para el final. Pero los de Aíto han mantenido la calma y han cerrado el partido con un triplazo de Ricky Rubio, que ha logrado 7 puntos en su debut en los Juegos Olímpicos.

La selección ha comenzado su conquista del oro olímpico con autoridad y con la sensación de ser un equipo perfectamente conjuntado y prácticamente imposible de batir.  El siguiente paso hacia la gloria son los anfitriones. El martes nos espera China.

Deportes

anterior siguiente