arriba Ir arriba

El hombre de 52 años detenido el jueves por la muerte de una mujer que se despeñó con su coche en el pantano de Henchideros (Cuenca), ha declarado este viernes ante el juez y ha insistido en que se trató de un "hecho fortuito". Su abogado ha negado que el hombre fuera bajo los efectos del alcohol o las drogas y confía en que quede en libertad. Mientras, los agentes continúan investigando los hechos a la espera de que la autopsia confirme la causa de la muerte de la mujer, de 58 años.

El Gobierno ha suspendido la construcción del cementerio nuclear previsto en Villar de Cañas, en Cuenca, que debía albergar los residuos de todas las centrales españolas. Al proyecto se oponía desde el principio el gobierno socialista de Castilla-La Mancha, sin embargo, muchos de sus vecinos se quejan de un nuevo retraso en un proyecto que consideran beneficioso para el pueblo.

María Chamón, madre de Laura del Hoyo, la joven asesinada en 2015 junto a su amiga Marina Okarynska, se ha mostrado satisfecha por la sentencia de culpabilidad de 48 años de prisión para el único acusado del crimen, Sergio Morate Garcés. Chamón ha declarado que siente "un dolor inmenso", pero también que está "más tranquila y reconfortada" ante una sentencia "justa, por dura que parezca".

La Audiencia Provincial de Cuenca ha condenado a 48 años de cárcel a Sergio Morate al considerarle autor de los asesinatos de su expareja Marina Okarinska, y de la amiga de esta, Laura del Hoyo, en la capital conquense en el verano de 2015.  Así lo ha dado a conocer este martes el presidente del Alto Tribunal, José Eduardo Martínez Mediavilla, en lectura pública de la sentencia desde la sede judicial, después de que el jurado popular lo encontrara culpable por unanimidad.

Técnicos de la Unidad Central de Análisis Científicos de la Policía Nacional han confirmado que había ADN de Sergio Morate en la boquilla de una garrafa de agua hallada junto a la fosa de Palomera (Cuenca), donde aparecieron los cadáveres de su exnovia, Marina Okarinska y de la amiga de esta, Laura del Hoyo. También han testificado los forenses que examinaron los cuerpos y que han determinado que las muertes se produjeron cuando habían transcurrido entre tres y cuatro horas tras la comida.

Sergio Morate, acusado del doble asesinato de Marina Okarinska y Laura del Hoyo en agosto de 2015, se ha acogido a su derecho a no declarar a ninguna de las partes en el juicio con jurado que se sigue contra él en la Audiencia Provincial de Cuenca.

Este lunes a primera hora ha arrancado la vista oral contra Morate por el doble crimen ante un tribunal formado por dos mujeres y siete hombres que deberán decidir si es culpable de matarlas en agosto de 2015.

Al inicio de la vista oral, la defensa de Sergio Morate ha solicitado la incomunicación del jurado popular que le juzgará o que la vista sea a puerta cerrada, asegurando que los miembros del jurado habían declarado sentirse influenciados por los medios de comunicación. En su defecto, si no era aceptada esta propuesta, ha pedido celebrar todas las sesiones a puerta cerrada, sin público y sin prensa.

Sin embargo, ambas peticiones han sido rechazadas primero tanto por el propio jurado, como por la Fiscalía, así como luego después por el presidente de la Audiencia Provincial de Cuenca y presidente del tribunal, José Eduardo Martínez Mediavilla.

La Fiscalía pide para Morate 48 años de cárcel por el doble asesinato, 25 años por el de Marina y 23 años por el de Laura, además de una indemnización total para sus familias de 510.000 euros.