Enlaces accesibilidad

Lotería de Navidad 2019

Las colas de la lotería en Doña Manolita ya no son lo que eran

Por
Un nuevo sistema electrónico permite esperar menos cola en Doña Manolita

Las colas para comprar Lotería de Navidad en la administración madrileña de Doña Manolita forman parte del paisaje desde hace más de un siglo. Esta imagen recurrente en los medios de comunicación podría tener los días contados gracias a las nuevas tecnologías. Ahora hay dos opciones hacer fila como siempre o utilizar su aplicación que han bautizado con un nombre revelador: "Aprovecha tu tiempo".

El método es muy sencillo: en una pantalla táctil se introduce el número de móvil, expide un tique con el número de orden en la fila y, a partir de ahí, se puede hacer tiempo o pasear hasta que un mensaje SMS avisa con 15 minutos de margen que se acerca el turno, es decir, que quedan unas 15 o 20 personas por delante. El tique también ofrece una estimación aproximada del tiempo de espera.

La gente no pase tanto frío esperando y pueda visitar el centro de Madrid

La gerente de Doña Manolita, Concha Corona, explica a TVE que lo han hecho "pensando en los clientes que son lo más importante", la idea es que "la gente no pase tanto frío esperando y pueda aprovechar el tiempo visitando el centro de Madrid y los comercios vecinos".

El nuevo sistema lleva funcionando desde octubre y estiman que lo utilizan unas 500 o 600 personas al día aunque se atiende a más gente en la ventanilla normal. Esta administración, una de las que más décimos vende y más premios distribuye, considera que esperar tres horas de cola para comprar lotería es un lujo que no todo el mundo puede permitirse.

La fila y la suerte

La idea de modernizarse no ha calado mucho, algunos de los clientes se sorprenden y agradecen el tiempo libre pero los hay que siguen aferrándose a la tradición y creen que esperar en la fila les va a traer suerte. Entre los que más usar la aplicación están los jóvenes y los encargados de comprar lotería de empresa que intentan resolver el trámite lo antes posible. Una chica cuenta que se ha ido a una librería a ver cómics y ha aprovechado para comprar el regalo de su padre.

La administración que vende boletos en Madrid desde 1904 se plantea mejorar "año tras año" para seguir siendo un referente. Su encargada apunta que reparten publicidad por la fila para que la gente conozca el servicio pero "como es una cosa nueva, la gente desconfía".

La opción de evitar la cola con la aplicación no es gratuita pero tiene un coste simbólico, son diez céntimos que se abonan en la ventanilla de la derecha, en el momento en el que se compran los décimos.

A pesar del nuevo sistema, del frío o de las inclemencias del tiempo, la fila para comprar lotería para el Gordo se alarga hasta casi la plaza del Callao y los operarios de seguridad contratados por Doña Manolita se encargan de que la espera no congestione las entradas de los comercios aledaños. La cola de los pacientes compradores sigue siendo un icono de Madrid.

RTVE

anterior siguiente