Enlaces accesibilidad

Elecciones 2019

El debate en RTVE evidencia la dificultad de los partidos para salir del bloqueo y se tensa por Cataluña

Por
Los portavoces parlamentarios resumen sus propuestas en el 'minuto de oro' del Debate a 7

El primer debate de esta campaña electoral, celebrado en RTVE, ha evidenciado la dificultad de los partidos para salir de un bloqueo político que ha llevado a España a una repetición electoral y no ha dejado claro los posibles pactos de investidura o de gobierno que necesariamente tendrán que llegar tras las elecciones generales del 10N. Los partidos muestran preferencias para poner fin a una inestabilidad que todos reconocen como problema. Apuntan hacia donde podrían ir tras la cita con las urnas, pero dejan escenarios abiertos que hacen imposible saber qué pasará tras el 10N.

Adriana Lastra (PSOE), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Irene Montero (Unidas Podemos), Iván Espinosa de los Monteros (VOX), Gabriel Rufián (ERC) y Aitor Esteban (PNV) han protagonizado un debate por lo general sosegado, aunque con algunos momentos tensos a cuenta de Cataluña y el desafío soberanista, los pactos y el feminismo.

El PSOE mantiene su intención de gobernar en solitario con un gobierno "coherente" y se muestra dispuesto a acuerdos programáticos mirando "principalmente a la izquierda", pero sin rechazar, eso sí, los votos del bloque conservador. "Los españoles ya votaron en abril y el PSOE ganó, pero otras fuerzas políticas nos han obligado a volver a las urnas", ha dicho Lastra, que ha querido zafarse en todo momento de la posible culpa de la repetición electoral- ante las críticas de todos los partidos- y ha negado la intención del PSOE de alcanzar una gran coalición con el PP.

El PP, por su parte, se erige como el "único partido capaz de echar a Sánchez", al que acusa de ser el "bloqueador" de España. Su portavoz ha negado una posible abstención en una hipotética investidura del candidato socialista, a pesar de que el propio Pablo Casado se haya mostrado dispuesto a no bloquear la gobernabilidad tras la repetición electoral, eso sí, a cambio de que el PSOE haga una"enmienda a la totalidad" de su política en Cataluña y cambie su postura en Navarra. Para poder apear a los socialistas de La Moncloa, Álvarez de Toledo ha pedido directamente "no tirar el voto" apoyando a Ciudadanos y Vox. A los primeros les critica por haberse negado a formar España Suma y aglutinar el voto conservador; y al segundo, por "ayudar a Sánchez" al presentarse en todo el país y dividir todavía más el voto.

Álvarez de Toledo recrimina a Arrimadas sus bandazos respecto a su política de pactos con el PSOE

Cs prefiere gobernar con el PP y Podemos insiste en la coalición

Ciudadanos dice con total claridad que prefiere gobernar con el PP debido a la "podemización" de Sánchez, aunque ya no mantiene el cordón sanitario al socialista, su bandera en el 28A. Piden olvidar las "recetas viejas" del bipartidismo y no dar por hecho que Sánchez va a ganar. Por su parte, Vox ha subrayado que el "único" partido que con seguridad nunca pactará con el PSOE es el suyo.

Arrimadas: "Queremos llegar a un pacto con el PP"

Podemos se sigue aferrando a la posibilidad de formar un gobierno con el PSOE e insiste en su postura de buscar una coalición que solo ve posible con un "bipartidismo debilitado" ya que está convencido de que "si el PSOE puede mirar al PP, lo hará".  

Montero ha vuelto a recordar a Lastra que "les dieron hecha la moción de censura". En ese punto, ambas se han enzarzado por el fracaso de la investidura y han vuelto a plantear sus diferentes versiones en su relato de lo que pasó en julio. Ambos partidos se culpan del 10N y no parecen acercar posturas.

Rufián le ha afeado también a Montero que se apropie del éxito de la moción de censura y ha apostado por un resultado "débil" de Sánchez en las generales, porque "sólo así" se abrirá el diálogo sobre Cataluña.

Cataluña calienta el debate electoral

Precisamente, uno de los momentos más broncos del debate ha sido el bloque de política territorial, donde Cataluña ha copado todo el protagonismo y unos y otros se han echado en cara sus políticas y posiciones tras la sentencia del 'procés' y de los disturbios vividos los días posteriores. En este punto, Álvarez de Toledo, Arrimadas y Espinosa de los Monteros han competido en dureza contra el nacionalismo catalán, aunque para ello hayan atacado casi más a la representante del PSOE que al propio Rufián. 

Lo mejor del debate a siete de RTVE

Varias veces han preguntado a Lastra cuántas naciones hay en España después de que el PSOE defendiera esta misma semana el concepto de plurinacionalidad y federalismo. Lastra, sin contestar directamente a la pregunta, ha reivindicado el artículo 2 de la Carta Magna, que señala que en el país hay regiones y nacionalidades. Ha defendido el "constitucionalismo" del PSOE y lamentado los "discursos de odio" que "no solucionan nada", para instar a la "unidad" y la "proporcionalidad" en la respuesta vivir de la crisis territorial.

Álvarez de Toledo y Arrimadas insisten a Lastra: "¿Cuántas naciones hay en España?"

Cada partido ha defendido sus posiciones ya sabidas en relación al desafío secesionista y a la salida de la crisis en Cataluña. El PP cree que la única forma de "desactivar" al president, Quim Torra, y "apagar el fuego y las barricadas" es "quitar a Sánchez". Argumento similar ha utilizado Cs, que ve a Sánchez como el "candidato preferido de los nacionalistas" y el "chollo para el nacionalismo", aunque también arremete contra el PP porque "durante muchos años tampoco supieron hacer frente al problema".

 Vox aboga por "recuperar el control de Cataluña" tras el "golpe de Estado en sesión continua" con medidas como la ilegalización de los partidos nacionalistas. 

Frente a las posiciones más duras contra el nacionalimo, Unidas Podemos, ERC y PNV han apostado por "sentarse a hablar", "dialogar" y "negociar". Montero, que aboga por encontrar alguna fórmula legal que permita consultar a los ciudadanos, ha aprovechado para cargar contra el PSOE por "usar la excusa de Cataluña para buscar el pacto con el PP".

Rufián, tras lamentar la condena de "casi un siglo" para los líderes independentistas en la sentencia del 'procés,' ha sido muy duro con los partidos del bloque conservador porque quieren solucionar el conflicto con Cataluña mediante la "represión" y la "cárcel". "Quieren que más de dos millones de personas dejen de pensar como piensan y dejen de existir", ha espetado a PP, Cs y Vox, para después cargar contra el PSOE: "Siempre que han podido escoger, pactan con el PP, y también prefieren a Ciudadanos" y animar a Lastra a "no tener complejo de reconocer que España es un país de países". 

Rufián: "Ustedes quieren que 2,5 millones de personas dejen de existir" en Cataluña

El PNV ha lamentado la "incapacidad de los partidos políticos estatales para hacer política y desinflamar" y también ha defendido que el País Vasco y Cataluña son dos naciones diferentes de España.

En el apartado dedicado a la economía, donde ha salido a relucir el fantasma de la desaceleración, han seguido los dardos cruzados. El PP ha sacado pecho de su gestión asegurando que es el "único partido solvente" para gestionar una crisis, mientras que el PSOE ha destacado que "la economía española crece por encima de la europea". Arrimadas ha tenido para los dos: "El PSOE es el partido del paro y el PP, de la precariedad". Y Montero ha erigido a su partido como el único capaz de dar una salida social a los procesos de desaceleración, entre otras cosas, ha dicho, "porque es el único que no le debe nada a los bancos".

Además del bloque dedicado a Cataluña y al económico, dos han sido los momentos más broncos del encuentro. El "no es no" en casos de violación ha vuelto a enfrentar a Álvarez de Toledo con Lastra y Montero, además de Rufián, ya que la 'popular' ha insistido en su opinión sobre el consentimiento en las relaciones sexuales que tanta polémica generó en el mismo debate de las elecciones del pasado mes de abril. "Sigo diciendo que no todo lo que no sea un sí, tiene que ser obligatoriamente un no", ha afirmado la portavoz del PP en el Congreso, lo que ha provocado la indignación de los tres portavoces.  

Álvarez de Toledo: "Seguiré diciendo que no todo lo que no sea un sí necesariamente es un no"

Otro duro rifirrafe ha venido en el intercambio de acusaciones entre Espinosa de los Monteros y Esteban, cuando este ha dicho de Vox que es un "partido franquista y fascistas" y el de Vox le ha contestado que el PNV es "racista", como lo fue, según su afirmación, el fundador, Sabino Arana. El enfrentamiento provocó que al término del debate Esteban rechazara el saludo del portavoz de Vox.

Esteban y Espinosa de los Monteros: Vox es "franquismo puro" y Sabino Arana "homófobo y racista"

Tras este debate con todos los grupos con grupo parlamentario, el lunes llega el turno de los cinco principales candidatos en estas elecciones, también en RTVE. Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal se enfrentarán en el único debate con los cabezas de lista, que puede convertirse en el día decisivo de esta corta campaña electoral. 

Noticias

anterior siguiente