Enlaces accesibilidad

España deja de pagar interés por la deuda a diez años

  • El interés del bono a diez años se sitúa alrededor del 0,03%; hace siete años superaba el 7% en el mercado secundario
  • La mitad de los países de la zona euro tienen en negativo su deuda: los inversores esperan medidas contundentes del BCE

Por
La deuda española a diez años, en mínimos históricos
La deuda española a diez años, en mínimos históricos. iStock

España apenas paga intereses por su deuda a diez años. El rendimiento del bono a ese plazo se sitúa en mínimos históricos, en el 0% (este jueves llegó a marcar su mínimo en el 0,028%). Esta evolución es la que están teniendo casi todos los países de la zona euro, muchos de los cuales han visto cómo sus bonos a este mismo plazo cotizan en negativo.

Es el caso -además de Alemania, cuyo bono ha caído por debajo del -0,7% esta semana- de los Países Bajos, Austria, Finlandia, Bélgica, Francia, Irlanda, Letonia, Eslovaquia y Eslovenia, según recoge la Agencia Efe. Muy cerca de horadar ese nivel, además de España, se encuentra Portugal, cuyo bono de referencia ha llegado a estar igualmente cerca de la rentabilidad cero, en el 0,058%.

También la deuda griega está en zona de mínimos, con un rendimiento de su bono a 10 años rondando el 2%. Por contra, la deuda italiana sigue acusando las dudas sobre su gobierno y, aunque ha bajado sustancialmente, está lejos de sus mínimos históricos: su interés está por encima del 1,3%.

Detrás de esta evolución hay varios factores. Uno de ellos es la inestabilidad en los mercados de renta variable, que está desplazando la inversión hacia la renta fija europea -vista como un activo refugio ante la preocupación de que haya una recisión mundial-, lo que explica la caída constante de rentabilidades de los bonos.

Los inversores esperan que el BCE tome cartas en el asunto

Pero, además, han aumentado las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) tome medidas de forma agresiva para intentar relanzar la economía europea. No en vano, esta semana se ha conocido la contracción de la economía alemana en el segundo trimestre, el estancamiento de la italiana y la desaceleración del conjunto de la eurozona.

Los mercados esperan que el organismo baje los tipos de interés en, al menos, una décima en su próxima reunión de septiembre y que anuncie una nueva ronda de compra de activos para impulsar el crecimiento económico y la inflación, entre los que podría estar la inversión en acciones por primera vez.

En esa idea ha tenido mucho que ver el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, partidario de una política monetaria aún más expansiva. "Es importante que presentemos un paquete de medidas significativo e impactante en septiembre", ha afirmado en declaraciones a The Wall Street Journal.

"Los comentarios de Rehn definitivamente son el catalizador que está detrás de la caída de los rendimientos de los bonos", ha comentado Peter Chatwell, de Mizuho, a la agencia Reuters. "Las declaraciones permitieron que el rendimiento del bund rompiera el umbral del -0,70%. Es significativo porque sospechamos que este sea el nivel inferior para la tasa de depósito [lo que cobra el organismo a los bancos por guardar su dinero] del BCE", ha asegurado Antoine Bouvet, analista de ING, a la misma agencia.

El IBEX 35 pierde un 1% semanal

Mientras, el IBEX 35 ha bajado esta semana un 1%, lastrado por la desaceleración de la economía mundial y la búsqueda de refugio en activos seguros, como la deuda, y por las elecciones primarias presidenciales en Argentina, en las que el presidente Macri sufrió un duro revés frente al candidato de Kirchner.

Otros acontecimientos que han influido en el devenir bursátil han sido la caída del 0,1% del PIB alemán en el segundo trimestre y la decisión estadounidense de posponer hasta el 15 de diciembre la aplicación de aranceles sobre productos electrónicos chinos.

Se trata de la tercera semana consecutiva de pérdidas del índice de referencia de la bolsa española, que abrirá el próximo lunes desde los 8.670,40 puntos, a pesar de que en la sesión de este viernes ha rebotado un 1,78%, la cuarta mayor subida del año. En lo que respecta al balance anual, el IBEX 35 acumula unas ganancias del 1,53%.

Excepto Iberdrola, que ha repuntado un 4,85% durante la semana, los grandes valores han acabado en números rojos: Telefónica (-5,34%), Repsol (-4,92%), Inditex (-1,92%), BBVA (-1,59%) y Banco Santander (-0,8%).

Noticias

anterior siguiente