Enlaces accesibilidad

A Bordo del Open Arms

El Open Arms recibe autorización de Malta e Italia para evacuar a tres personas por motivos de salud

  • Se trata de una mujer con una posible neumonía, un hombre con tuberculosis y otra mujer con un historial de tumor cerebral
  • Las mujeres serán evacuadas en helicóptero hacia Malta, mientras que el hombre ya ha sido trasladado a Italia en otra embarcación

Por
El Open Arms recibe autorización para evacuar a tres personas por motivos de salud

El buque Open Arms, que se encuentra frente a la isla italiana de Lampedusa con 160 inmigrantes a bordo a la espera de un puerto para desembarcar, ha recibido este domingo por la tarde la autorización de las autoridades maltesas e italianas para evacuar a tres de las personas rescatadas por motivos de salud.

En concreto, según han explicado a Efe fuentes de la ONG Open Arms, se trata de una mujer con una posible neumonía, un hombre con tuberculosis y otra mujer con un historial de tumor cerebral.

Las dos mujeres serán evacuadas en helicóptero hacia Malta, mientras que el hombre ya ha sido trasladado a Italia en otra embarcación.

La autorización recibida por Open Arms se refiere únicamente a la evacuación de estas tres personas y no de sus familiares a bordo, por lo que ahora la ONG está tratando de conseguir que el permiso se amplíe a los acompañantes de los que serán evacuados, porque "no deberían separarse las familias", ha indicado una portavoz de la entidad.

El caso más crítico, según fuentes de Open Arms, es el de la mujer de origen sudanés que será evacuada por una posible neumonía y que se encuentra a bordo junto a su hija menor de edad.

Diez días a la deriva

La tripulación y los 160 migrantes rescatados que permanecen a bordo del Open Arms cumplen este domingo diez días a la deriva frente a la isla italiana de Lampedusa a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, mientras tratan de resistir a las dificultades que implica alojar y alimentar a tantas personas, una situación que se agrava cada jornada, hasta el punto que la ONG española ha solicitado a Italia y malta poder desembarcar a tres migrantes enfermos.

[Especial: A bordo del Open Arms]

Porque, entre otras limitaciones, el barco de la ONG española no tiene capacidad para que las 160 personas que acoge se puedan duchar de forma regular. A eso se suma que el Open Arms es un viejo navío de 45 años, al que, lógicamente, le surgen algunas averías.

"A la potabilizadora se le ha roto una pieza de goma, le hemos hecho una reparación provisional a la avería y veremos cuánto tiempo nos dura", explica el jefe de máquinas, Mario García Amat.

En la cubierta del Open Arms se va repartiendo agua cada poco. Hay que combatir como se pueda el calor húmedo y asfixiante.

A bordo se encuentran 160 personas rescatadas en tres operaciones distintas: a saber: las primeras 55 que fueron socorridas el 1 de agosto, otras 69 del día siguiente -si bien tres mujeres fueron evacuadas poco después por motivos de salud- y las 39 que el barco recogió en la madrugada del viernes al sábado.

Informe Semanal - Náufragos sin puerto

Noticias

anterior siguiente