Enlaces accesibilidad

Dia perdió más de 140 millones de euros en el primer trimestre

  • La banca acreedora le amplía el plazo para pagar una deuda de 912 millones hasta el 31 de mayo
  • Faltan cuatro días para que expire el plazo de la opa lanzada por el principal inversor de la cadena de supermercados

Por
Un supermercado Dia en una imagen de archivo
Un supermercado Dia en una imagen de archivo. EFE/Enrique Llorente

Dia cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas netas de entre 140 y 150 millones de euros, según un avance sobre sus resultados divulgado este viernes, cuando faltan cuatro días para que expire el plazo de aceptación de la opa lanzada sobre la compañía.

La cadena de supermercados ha anunciado además un acuerdo con la banca acreedora para aplazar el pago de deuda de 912 millones de euros hasta el próximo 31 de mayo.

En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa ha señalado que sus ventas netas retrocedieron entre un 4,3 y un 9,9%, hasta una horquilla que oscila entre los 1.615 y los 1.715 millones de euros.

De acuerdo con este avance de resultados -de carácter preliminar, ya que los oficiales serán publicados el 14 de mayo-, las pérdidas registradas entre enero y marzo también han empeorado su patrimonio neto, que aumenta hasta los 170-180 millones de euros negativos.

La compañía se encuentra en causa de disolución -quiebra técnica- desde finales del 2018 precisamente por presentar un patrimonio neto negativo, y debe resolver esta situación y recuperar el equilibrio en menos de un mes para no verse abocada al concurso o la liquidación.

Menos ventas y más costes laborales

Dia ha achacado los malos resultados al negocio ordinario, con dos tercios del impacto negativo por la caída en el margen comercial, y el tercio restante por el aumento de los costes laborales asociados a transformar las franquicias en tiendas propias y a la subida del arrendamiento. A ello se suma, en otro 50%, elementos extraordinarios como la provisión de 39 millones de euros por el coste total estimado del ERE que afecta a unos 1.600 empleados, y otros 10 millones en honorarios de asesores.

La empresa subraya además que la evolución de sus ventas comparables en el primer trimestre, tanto mes a mes como para el periodo completo, "muestra y confirma la tendencia negativa y el progresivo deterioro" que ya anticipó en el informe preceptivo del consejo de administración en el que expresó su opinión favorable a la opa de LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman y propietaria del 29% de la cadena de supermercados.

Así, las ventas comparables retrocedieron un 4,3% en el primer trimestre, con descensos del 1,6% en enero, del 3,2% en febrero y del 7,9% en marzo. Dia atribuye esta tendencia a la baja "al impacto negativo" que ha tenido en sus proveedores la incertidumbre sobre su situación financiera.

La cadena señala que su deuda financiera neta se situó a cierre de marzo en aproximadamente 1.702 millones de euros, con un incremento de 250,4 millones sobre la cifra de finales de 2018.

La compañía ha firmado con sus acreedores financieros una novación modificativa de sus actuales líneas de financiación sindicadas por importe de hasta 912,1 millones de euros para extender el plazo hasta el 31 de mayo de 2019 y acordar y promover una ampliación de capital social o cualquier otro instrumento equiparable al capital social en términos satisfactorios para los acreedores financieros.

CC.OO. pide la nulidad del ERE

Comisiones Obreras. ha solicitado a la Audiencia Nacional que declare nulo el ERE de Dia, que afectó finalmente a 1.604 empleados y suponía la venta de 258 tiendas en toda España. El sindicato, que no firmó el acuerdo con la dirección de la compañía, ha presentado la demanda de impugnación al considerar que el ajuste de plantilla se realizó en "fraude de ley" y con "manifiesto abuso del derecho".

De esta forma, el juicio está previsto que se celebre el 4 de junio, según fuentes sindicales, que han reiterado que están "muy preocupados" por la actual situación que atraviesa la compañía tras conocerse los resultados premilinares para el primer trimestre del año.

CC.OO. ha recordado que desde el anuncio del expediente ya solicitó su retirada o suspensión, ya que la situación era "inestable" y estaba rodeada de una "gran incertidumbre con un consejo de administración enfrentado y con dos líneas de actuación distintas".

El plan de viabilidad en el que se apoya este ERE fue elaborado por el actual consejo de administración, cuya propuesta de rescate no fue respaldada por los accionistas, que apostaron por la opa de LetterOne, la firma de inversión del millonario ruso Mikhail Fridman. De esta forma, señalan que tanto las tiendas cerradas como los trabajadores despedidos podrían ahora resultar valiosos para el proyecto de Fridman.

Por otro lado, CC.OO. ha subrayado que también está abierta la investigación de Anticorrupción por prácticas irregulares que habrían sido realizadas por empleados y directivos, y provocaron la reformulación de las cuentas de 2017, tras una disminución patrimonial de 56 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente