Enlaces accesibilidad

De los 'filtros de carga' a los 'memes': claves para entender la nueva directiva de derechos de autor en internet

  • La reforma enfrenta a quienes piden más garantías para los creadores y quienes aseguran que servirá como arma de censura

Por
La directiva europea pretende obligar a los gigantes de internet y a los agregadores de noticias a pagar a los creadores de contenidos.
La directiva europea pretende obligar a los gigantes de internet y a los agregadores de noticias a pagar a los creadores de contenidos. iSTOCK

El pleno del Parlamento Europeo ha dado luz verde a la reforma de las reglas que protegen los derechos de autor en la Unión Europea, unos cambios para adaptar la directiva del 'copyright' a la era digital que ha desatado un enfrentamiento entre quienes pedían más garantías para los creadores y quienes aseguran que servirá como arma de censura. En la batalla también entran en juego las grandes plataformas como Google y Youtube. Estas son algunas de las preguntas que puede suscitar esta directiva: 

¿Qué asuntos aborda sobre los derechos de autor?

Básicamente, la directiva pretende obligar a los gigantes de internet (como Google, YouTube o Facebook) y a los agregadores de noticias (como GoogleNews) a pagar a los creadores de contenidos (artistas, músicos, actores, medios de comunicación y sus periodistas), cuyas obras monetizan.

Los gigantes de internet y los agregadores de noticias tendrán que suscribir acuerdos de remuneración (acuerdos de licencia) con los artistas y los medios de comunicación que se hayan identificado previamente como propietarios de una obra.

Además, en ausencia de un acuerdo, las compañías de internet serán directamente responsables si ofrecen contenido por cuyo uso no se ha abonado un canon de licencia.

Google, Youtube o Facebook tendrán que vigilar y filtrar los contenidos que los internautas compartan en sus espacios, para detectar si se están publicando obras protegidas por derechos de autor sin permiso. Así, las páginas deberán hacer todo lo posible por encontrar al autor y pedirle su permiso o retirar el contenido, con el objetivo de asegurar que los creadores son justamente remunerados por sus obras.

¿Cambian los derechos y obligaciones para los creadores?

Desde la Unión Europea, recalcan que "no crea nuevos derechos para los creadores y los periodistas". Sólo garantiza una mejor aplicación de los derechos ya reconocidos. La norma tampoco impone nuevas obligaciones para las plataformas en línea o para los agregadores de noticias. Simplemente asegura que respetan sus obligaciones. Lo que ahora es legal y se puede compartir seguirá siendo legal y se podrá seguir compartiendo.

¿Está ya aprobada definitivamente?

No, pero ya solo queda el último trámite. Tras dos años de tensas negociaciones por el gran rechazo que ha despertado tanto entre algunas plataformas de internet como entre los pequeños creadores, el texto ha salido adelante este martes por 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones. Este es el penúltimo paso para que se confirme la reforma, a falta de que también den su visto bueno los Veintiocho en decisión del Consejo.

Una vez validada por todas las partes, los Estados miembro tendrán dos años para trasladar la reforma a sus legislaciones nacionales.

¿Qué son los "filtros de carga"?

Para controlar que los usuarios no suban material a plataformas como Youtube o Twitter que tienen derechos de autor sin previo pago, estas tendrán que poner en marcha "filtros de carga" que les ayuden a cribar y evitar así cuantiosas multas.

Esos filtros, que los defensores de la directiva apoyan, facilitarán asegurar la justa remuneración de los autores pero significan, para los que rechazan la reforma, limitar la libertad de expresión y acabar con los pequeños creadores.

¿Cómo afecta a las noticias producidas por medios de comunicación?

La reforma pretende que las empresas periodísticas puedan proteger mejor sus noticias en la red, que a menudo son reproducidas sin permiso ni respeto al crédito o la autoría.

De la normativa se excluye a enciclopedias en línea como Wikipedia, o plataformas de software de código abierto, como GitHub, además de pequeñas nuevas empresas con menos de tres años de actividad.

La reforma también garantizará que se puedan compartir fragmentos de noticias, pero no textos enteros, lo que afecta directamente a portales agregadores de noticias como "Menéame" o "Reedit".

¿Cómo ha reaccionado Google?

Una de las plataformas más afectadas, Google, ha señalado a través de un comunicado que la nueva directiva "aunque mejora algo las cosas, seguirá comportando inseguridad jurídica y perjudicará a las economías digitales y culturales europeas".

"La directiva de derechos de autor ha sido mejorada pero aún así causará incertidumbre legal y dañará la economía creativa y digital europea. Los detalles importan y esperamos trabajar con legisladores, editores, creadores, dueños de derechos cuando los Estados miembros implementen estas medidas", puntualiza. 

¿Quién se ha opuesto?

La mayor parte de los partidos españoles ha apoyado este martes a la directiva. Los eurodiputados de PSOE, PP, Ciudadanos, PDeCat y PNV han votado a favor del texto, mientras que Podemos, ERC, ICV y EQUO han rechazado a la directiva. Dentro de IU ha habido división: Javier Couso y Marina Albiol han votado en contra y Paloma López Bermejo se ha abstenido.

¿Qué pasará con los memes?

Los contenidos de carácter satírico como los populares 'meme' o los 'GIF' quedan exentos de esta exigencia, ya que seguirá protegiéndose la subida a la red de contenidos si es para citar, criticar, reseñar, caricaturizar, parodiar o imitar.

A pesar de esto, los críticos con la reforma alertan de que la reforma permitirá ejercer la censura y dejará en manos de algoritmos el filtro para decidir qué es publicado y qué no. Además, los robots podrían cometer "errores" y los usuarios podrían ver sus memes censurados de forma injustificada. 

Noticias

anterior siguiente