Enlaces accesibilidad

Ciclón Idai

"La tragedia en Mozambique es mucho más dantesca de lo que cuentan, es impresionante y terrible"

  • "Siguen apareciendo cadáveres y el nivel del agua no baja", explica a RTVE.es el presidente de Cáritas Mozambique, Alberto Vera
  • "Necesitamos filtros de agua", reclama desde Beira Carlos Moratilla, misionero al frente de un orfanato afectado por el ciclón

Por
El ciclón Idai deja cientos de muertos a su paso por el sureste de África

"La realidad es mucho más dantesca de lo que cuentan, es una tragedia impresionante y terrible", explica a RTVE.es el presidente de Cáritas Mozambique y obispo de Nacala, Alberto Vera, para referirse a la situación que está viviendo la región sur de Mozambique una semana después de que el ciclón Idai entrase por el puerto de Beira hasta alcanzar Zimbabue y Malawi

En la antigua colonia portuguesa se ha declarado la emergencia nacional con tres días de luto por los más de 300 muertos que, hasta ahora, se han contabilizado en la mayor tragedia natural que se recuerda en el hemisferio sur y que afecta a más de un millón de personas. "La prioridad ahora sigue siendo el rescate de personas. Continúan apareciendo muchos cadáveres flotando sobre el agua, y otros muchos habrán ido a parar al mar", explica con preocupación este obispo riojano que ya vivió las inundaciones del año 2000 en la que hubo menos pérdidas humanas porque la gente tuvo más tiempo para reaccionar. 

El viernes pasado fue el desastre y en Beira aún no hay ni luz ni agua. Tenemos a 40.000 personas en riesgo

"Desde Beira a Chimoio [215 kilómetros de distancia] es un mar de agua. Es como si hubiera entrado el océano en la tierracomo si el mar no hubiera podido tragar el agua de los ríos", describe vía telefónica Vera. "El viernes pasado fue el desastre y en Beira aún no hay ni luz ni agua. Tenemos a 40.000 personas en riesgo", resume el responsable de Cáritas Mozambique.

Beira, incomunicada por carretera

"Ayer dejó de llover, pero hoy ha vuelto otra vez la lluvia", comenta el misionero madrileño, Carlos Moratilla, desde el orfanato de Beira en el que lleva diez años formando a niños y jóvenes en desventaja social. "El 80% de las casas en la ciudad estamos sin tejado. A nosotros nos entra el agua, pero nos hemos organizado y podemos dormir dentro", comenta al otro lado del teléfono sorteando las interferencias. "Necesitamos filtros para el agua", comenta con cierta angustia tras declarar que llevan "toda la semana sin agua, también se nos acabó la del depósito y estamos bebiendo y cocinando con la que recogemos de lluvia. La hervimos, le ponemos lejía, pero tiene impurezas y no podemos filtrarlas".

Recogemos agua de lluvia, la hervimos, le ponemos lejía, pero tiene impurezas y no podemos filtrarlas

Las lluvias son ahora mismo el principal obstáculo para la ayuda de emergencia. Beira está incomunicada por carretera porque "los dos puentes se los llevó el río y otra carretera tiene más de cien metros completamente inundados", explica Moratilla al tiempo que se queja de la falta de ayuda por parte del Gobierno y del Ayuntamiento. "El secretario del barrio ha pasado y ha visto que estamos sin techo, sin agua, sin electricidad y sin gas, pero no han hecho nada. En otras catástrofes naturales hay una movilización del ejército. Aquí no vemos nada de eso. Únicamente han habilitado algunas escuelas y polideportivos para la gente que se ha quedado sin casas", denuncia el misionero madrileño.

Se prevé que las inundaciones continúen

El embalse de Chicamba, el más grande de Mozambique, así como varias presas de Zimbabue, han abierto sus compuertas para evitar  roturas. "Mañana sábado y pasado, domingo, se espera que las inundaciones continúen", declara el responsable de Cáritas Mozambique. 

"Beira está bajo el nivel del mar y esto dificulta más las cosas. Tememos posibles brotes de malaria y hay que prevenir el cólera", apunta Vera. 

Tememos posibles brotes de malaria y hay que prevenir el cólera

"La movilización interna en el país está siendo ejemplar. Cruz Roja, el Gobierno, los partidos políticos, empresas, Cáritas... todos estamos preparando un barco en Maputo con 400 contenedores y ayuda urgente para Beira", explica el obispo español. 

El día después de que Idai tocase tierra, tres barcos militares del ejército indio que se encontraban de maniobras en unas islas cercanas, acudieron en ayuda de la población mozambiqueña. "Me consta que tienen médicos y un importante contingente de medicinas", cuenta Vera al tiempo que agradece la implicación de las Cáritas de Estados Unidos, Austria y España. "Cáritas Internacional donó 250.000 dólares para la primera emergencia".

"Han habilitado algunas escuelas y polideportivos para la gente que se ha quedado sin casas", declara, desde Beira, el español Carlos Moratilla. AFP/CHIBA

"Ya funcionan dos de las tres compañías telefónicas que operan en Beira, aunque no todo el tiempo, ni con fluidez", cuenta Carlos Moratilla para poner un poco de esperanza en mitad de la tragedia

"El lunes parece que la Universidad quiere retomar las clases", anuncia también el obispo español de Nacala como queriendo mirar más allá del dolor y con el deseo de que la reconstrucción y la vida regresen a una región azotada por una catástrofe de la que aún no hay datos definitivos para cuantificar su verdadera dimensión. 

Noticias

anterior siguiente