Enlaces accesibilidad

Informe Oxfam

La pobreza se hereda: una familia con pocos ingresos tarda cuatro generaciones en llegar a la media

  • La ONG Oxfam Intermón denuncia que la desigualdad en España se "desbocó" en la última crisis y que no se ha controlado
  • El 1% más rico del país tiene el 24,4% de la riqueza mientras que el 50% más pobre se tiene que repartir 7 de cada 100 euros

Por
Imagen de archivo de dos hombres sentados ante la Casa de la Caridad de Valencia
Imagen de archivo de dos hombres sentados ante la Casa de la Caridad de Valencia. EFE/Manuel Bruque

La pobreza y la riqueza se heredan. Y cuanto más ocurre esto, más desigual es un país. En España, la pobreza se hereda en tal grado que se calcula que son necesarias cuatro generaciones -o lo que es lo mismo, 120 años- para que una familia del 10% más pobre alcance los ingresos medios, si no se toman las medidas oportunas.

Esta es una de las conclusiones del informe Desigualdad 1-Igualdad de Oportunidades 0. La inmovilidad social y la condena de la pobreza que la ONG Oxfam Intermon ha publicado este lunes coincidiendo con la celebración del Foro Económico Mundial que se desarrolla esta semana en Davos (Suiza).

La ONG, que sitúa a España en el cuarto país más desigual de la Unión Europea (UE), recoge un estudio de la OCDE y denuncia que en estos momentos -"y en un nuevo contexto en el que no está garantizado que cada nueva generación viva mejor que la anterior"- los hijos heredan en mayor grado la clase social o el nivel de ingresos de sus padres.

"A más desigualdad, más condicionados estarán niños y niñas por el hogar en el que han nacido, la igualdad de oportunidades será menor y habrá menos opciones de movilidad social", asegura Oxfam, que pone el siguiente ejemplo: si se nace en una familia de ingresos altos se ganará un 40% más que si se crece en un hogar con ingresos bajos. En Bélgica, Dinamarca, Finlandia o Noruega es el 20%.

La educación, más inequitativa ahora que antes de la crisis

Oxfam recuerda que el hecho de que no haya movilidad social (es decir, que las personas no puedan cambiar de un nivel socioeconómico a otro) se debe a las diferencias iniciales existentes entre unos y otros y que son insalvables: aquellos con mejor situación pueden dar a sus hijos más recursos y herramientas para que mantengan o mejoren su puesto.

Para solucionar este problema, la ONG cree condición sine qua non reducir la desigualdad de ingresos para garantizar la igualdad de oportunidades. Además, denuncia que el sistema educativo no está ayudando a ello porque "es ahora más inequitativo que antes de la crisis".

En este punto destaca que la mitad de todas las personas que abandonan prematuramente sus estudios pertenece al 20% de hogares con menos ingresos. Además, afirma que la sobrecualificación castiga en mayor grado a las mujeres y a los jóvenes con menos ingresos y subraya que "un bajo nivel de ingresos hoy condiciona más el que no se complete la educación secundaria de lo que lo hacía antes de la crisis".

Todo Noticias - Mañana - Oxfam: En España la pobreza y la riqueza se heredan

Cada vez hay menos clase media

La crisis, además, ha provocado que España sea el segundo país de la OCDE que más familias de ingresos medios-bajos hayan caído en la pobreza. Cada vez hay menos población de clase media y ese grupo tiene menos ingresos. "Uno de cada seis hogares de clase media entró en la pobreza durante la crisis y no hemos bajado las tasas de pobreza", denuncia Oxfam España.

Uno de cada seis hogares de clase media entró en la pobreza durante la crisis y no hemos bajado las tasas de pobreza

La clase media española tenía en 2014 hasta 10 puntos menos de la renta nacional que en el año 2000, según la ONG, que señala que la inmovilidad social en España hace que quienes son ricos y pobres "se perpetúen". "La sociedad se polariza a costa de un adelgazamiento de la clase media, especialmente de la clase media-baja", subraya.

Y es que los hogares con ingresos más bajos no se han beneficiado del crecimiento económico. Oxfam destaca que el año pasado eran 617.000 las familias que no tenían ningún tipo de ingreso, 16.500 más. Al tiempo, los ultra-millonarios (personas cuyos activos netos equivalen o superan los 40 millones de euros) aumentaron en un 4% en 2017, hasta ser 1.690.

Además, el 1% más rico de la población tiene casi una cuarta parte de la riqueza (24,4%), mientras que la mitad de las personas más pobres se tiene que conformar con repartirse 7 euros de cada 100.

La pobreza es cada vez más aguda

Oxfam Intermón considera que la crisis ha puesto sobre la mesa la incapacidad del sistema de protección social "para rescatar a la población y reducir la pobreza" ya que ésta ha aumentado durante la crisis cuatro veces más de lo que se ha reducido con la recuperación.

De hecho, la ONG considera que la pobreza es ahora "más aguda" ya que hay más personas empobrecidas que se tienen que repartir el mismo porcentaje de renta nacional. Los ricos son más ricos y los pobres, más pobres.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - España, segundo país en el que más aumentó la desigualdad de la UE

Dentro de ello, además, hay determinados grupos que son especialmente vulnerables y que hay quedado en mayor grado fuera de la recuperación. En concreto, según Oxfam, estos son las mujeres, los migrantes y las personas sin estudios.

Ante esta situación, Intermon Oxfam urge la reducción de la desigualdad. Para ello pide recuperar el peso que los salarios tenían sobre el PIB antes de la crisis, modernizar y dotar con más fondos el sistema de protección social y recaudar en tres años "la media de presión fiscal de la zona euro". En este punto pide que se ponga el ojo en que los más ricos y las empresas paguen "su cuota justa de impuestos".

Si los ricos pagaran un 0,5% más, todos los niños estarían escolarizados

Oxfam ha publicado este lunes otro informe. Según recoge Efe, en Bienestar público o beneficio privado, la ONG asegura que la fortuna de los milmillonarios creció en un 12% en 2018, a un ritmo de 2.500 millones de dólares al día, mientras que la riqueza de la mitad más pobre de la población mundial, unos 3.800 millones de personas, se redujo un 11%.

Ahí explica que "si el 1% más rico pagase solo un 0,5% más de impuestos sobre su riqueza, podría recaudarse más dinero del necesario para escolarizar a los 262 millones de niñas y niños que ahora no tienen acceso a la educación, y proporcionar asistencia médica para salvar la vida de 3,3 millones de personas".

Y pone ejemplos. "En algunos países, como Brasil, el 10% más pobre de la población dedica al pago de impuestos un porcentaje mayor de sus ingresos que el 10% más rico", revela Oxfam, que también detalla que "con el dinero que las empresas dejan de pagar cada año por beneficios fiscales en el impuesto sobre la renta se podría contratar a 93.000 médicos en Guatemala o 349.000 en Brasil, construir 120.000 viviendas en la República Dominicana o 70.000 en Paraguay y contratar a 94.000 docentes en Bolivia o 41.000 en El Salvador".

Noticias

anterior siguiente