Enlaces accesibilidad

El escándalo de la relación entre Villarejo y el BBVA paso a paso

  • El vínculo entre BBVA y Villarejo puede desatar una avalancha de demandas

Por
El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, en una imagen de archivo
El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, en una imagen de archivo. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón investiga la relación entre el excomisario José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017 por blanqueo y cohecho e implicado en diversas tramas de corrupción, y el expresidente de BBVA Francisco González. También revisa uno de los sumarios en los que está implicado el excomisario, el llamado caso Tándem, en el que aparecen servicios prestados a través de la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, a BBVA durante la presidencia de Francisco González, popularmente conocido como FG.

Hasta el momento, estos son los principales hechos del escándalo:

2018

En mayo de 2018 salen las primeras informaciones sobre cerca de 5 millones de euros en pagos de BBVA a Cenyt entre 2012 y 2017, de los que FG declara haber tenido constancia únicamente por la prensa.

En junio de este mismo año, aún con González en la presidencia de la entidad, BBVA inicia una investigación interna para determinar el cariz de los servicios prestados, como desveló la semana pasada. Sin embargo, nuevas informaciones desvelan una relación al menos desde 2004 entre BBVA y Villarejo, que, según adelantó El Confidencial y Moncloa.com, incluiría la intervención de más de 15.000 llamadas de miembros del Gobierno, empresarios, instituciones y periodistas.

Por este motivo, BBVA, ahora ya con Carlos Torres Vila al frente del banco, ha ampliado su investigación y aunque hasta el momento no tiene constancia de esos pinchazos, considera que de ser ciertos se trataría de conductas indudablemente "muy graves" y "deplorables".

Aún así, entre la documentación en poder de la Fiscalía Anticorrupción, constan una serie de pinchazos y operaciones de seguimiento que sitúan el inicio de las relaciones entre BBVA y Cenyt en 2004, cuando Sacyr pretendía tomar el control de la entidad. En esas conversaciones se incluye una del exjefe de seguridad de BBVA Julio Corrochano en la que asegura que el "presi" le llama cada diez o quince días, por lo que el banquero, que actualmente ocupa la presidencia de honor de BBVA y su fundación, estaría al corriente.

Hasta el momento, FG no ha renunciado a ninguno de estos cargos, que le permiten tener chófer, despacho privado y acceso al "jet" privado del banco que, según sus palabras, jamás se dejó "achantar" por el poder político.

En 2005, el banco logró zafarse del "Asalto al BBVA", una operación liderada por Sacyr para hacerse con el control de la entidad, que presuntamente contaba con el respaldo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, del ministro de Economía Pedro Solbes y del entonces responsable de la Oficina Económica, Miguel Sebastián.

Además de pinchazos telefónicos, entre ellos a la vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, la empresa del excomisario habría llevado a cabo el seguimiento del presidente y el vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entre 2004 y 2007, Manuel Conthe y Carlos Arenillas.

2019

La Policía examina en la actualidad toda la información al respecto y en función de su contenido Anticorrupción actuará si constata una relación entre BBVA y Villarejo.

Algunos de los que supuestamente aparecen en las escuchas podrían emprender acciones legales contra el banco, si bien Conthe, uno de los afectados, considera que los hechos han prescrito por lo que no cabe denunciar.

Otros, como el secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernadinvestigado por estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal, ha denunciado a FG y otros directivos de BBVA ante un juzgado madrileño por cohecho y administración desleal.

En 2016, BBVA se personó en la causa contra Manos Limpias, a la que acusaba de poner en marcha un campaña de acoso y desprestigio después de que la entidad diera por finalizado cualquier patrocinio o publicidad con esta asociación.

La CNMV sigue con atención el escándalo por el impacto que pudiera tener en la entidad, y si hay responsabilidades patrimoniales futuras derivadas de un procedimiento judicial, vigilará que tengan un reflejo correcto en las cuentas de BBVA y en la información financiera que el banco facilita al mercado.

En este sentido, cabe también la posibilidad de que accionistas del banco consideren que se les ha perjudicado y emprendan acciones legales contra González por administración desleal.

Noticias

anterior siguiente