Enlaces accesibilidad

Feminismo

#Cuéntalo: "Ya no pueden negar la violencia a las mujeres"

  • Con el hástag #Cuéntalo, más de 50.000 personas han denunciado en Twitter violencias machistas
  • Los mensajes han servido para crear un archivo público que sirva para mejorar las políticas y leyes de género

Por

Más de 160.000 relatos de víctimas de abusos sexuales, agresiones y violaciones, reunidos en #Cuéntalo

"Cuando tenía diez años, la pareja de mi padre me violaba cuando mi madre estaba borracha porque decía que estaba mal hacerle el amor en ese estado y que así aprendía para cuando fuera mayor". Este es uno de los 40.000 testimonios contados en primera persona bajo el movimiento #Cuéntalo. Una iniciativa que comenzó un 26 de abril cuando se dio a conocer la sentencia de 'La Manada', que consideró que la víctima había sufrido abuso y no agresión y que indignó a mujeres de toda España que salieron a la calle para exigir justicia.

La sentencia movió a la periodista Cristina Fallarás a contar su propio testimonio en Twitter bajo el hástag #Cuéntalo, relatando una experiencia de cuando tenía 14 años. "Esa sentencia era como una segunda violación para la víctima", ha explicado este jueves en la presentación de la base de datos resultante del proyecto. Por ello decidió contar su historia, para poner sobre la mesa una realidad y para que las víctimas de agresiones se quitaran el sentimiento de culpa.

Fue el primero de muchos testimonios. A las 40.000 mencionadas antes se sumaron otros 10.000 de mujeres que relataban lo que vivieron sus madres, amigas, vecinas o compañeras bajo la premisa "lo cuento yo porque". Y los porqués tenían que ver con que las mujeres que sufrieron algún tipo de violencia machista están muertas o no se atreven a contarlo.

Todo Noticias - Mañana - Importante acogida de la iniciativa #Cuéntalo en redes sociales

En total se publicaron 160.000 tuits escritos por parte de 790.000 usuarios únicos con el hástag #Cuéntalo a lo largo de unos 60 países. La mayoría procedían de España, pero el movimiento se extendió rápidamente por Latinoamérica. En tan sólo 14 días hubo un total de 2,75 millones de interacciones. Un 10% de los mensajes (5.000) denunciaba un asesinato, uno de cada siete (7.000) una violación.

La mayoría de los mensajes hablaban de agresiones sexuales, maltratos, acoso o haber sufrido miedo en algún momento. Pero más de 3.000 de las agresiones denunciadas se cometieron contra menores de edad, 1.000 de las cuales se produjeron contra menores de doce años.

 El movimiento Cuéntalo ha recorrido 60 países en Twitter

El movimiento Cuéntalo ha recorrido 60 países en Twitter noticias

Una base de datos pública para modificar la Justicia y la Política

¿Qué salió de todo esto? Una herramienta para cambiar la realidad, una base de datos para consulta pública y para que las administraciones los empleen para mejorar las leyes de género y la protección a las mujeres, ha explicado Fallarás durante la presentación, en la que también han estado presentes otros responsables del proyecto, que ha sido posible gracias a la colaboración desinteresada de investigadores del Centro Nacional de Supercomputación (BSC) y de la Asociación de Archiveros-Gestores de Documentos de Cataluña.

"Ya no pueden negar la violencia a las mujeres", ha porseguido la periodista, lamentando que "hasta ahora, aquellos que negaban las violencias machistas hablaban de memorias inventadas".

Las mujeres crean una memoria colectiva que debe condicionar la vida política y jurídica

"No vale lo que dice el CIS", ha considerado Fallarás, que ha lamentado que las estadísticas que barajan las autoridades y los juzgados ocultan parte de una realidad social. "Aquí, las mujeres narran lo que deciden de forma espontánea, con sus palabras, crean una nueva memoria colectiva que antes no existía y que debe condicionar la vida política y jurídica" de los países, ha añadido.

[Lee en RTVE: "Veía en su cara que no me creía": el infierno de denunciar una violación]

Así, los resultados del análisis de todos estos datos determina que la mayoría de agresiones machistas provienen del entorno familiar. "Es muy difícil denunciar a tu padre, tu hermano o tu novio", ha incidido Fallarás.

El movimiento se diferencia de otro feminista que tuvo mucha repercusión, el #MeToo, en que la conversación es "horizontal", con usuarias no famosas que tienen menos de 3.000 seguidores y sin embargo han logrado un gran alcance gracias a las interacciones en esta red social.

En www.proyectocuentalo.org residen los más de 13 gigas de Big Data con los mensajes de este movimiento. Una nube de puntos en el que cada uno de ellos representa una historia y se pueden consultar.

Noticias

anterior siguiente