Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En los medios de comunicación, cada vez son más habituales las noticias sobre agresiones sexuales. Sin embargo, siguen persistiendo grandes falacias en torno a las violencias machistas: se habla de casos aislados, se patologiza al agresor o se culpa a la víctima. Conversamos con Elisa García Mingo, doctora en antropología sociocultural y profesora investigadora de la Universidad Complutense de Madrid. Junto a un grupo de colegas de varias universidades españolas, forma parte la red de investigación científico sobre violencias sexuales (SEXVIOL)

Uno de sus principales estudios pretende desmontar el mito la agresión sexual, "demostrar a través de datos y del estudio científico que la violencia sexual es sistemática, que no son hecho aislados que les ocurren a algunas mujeres". Además, mediante el análisis de sentencias judiciales, han elaborado el perfil más común del perpetrador, que no es el de un enfermo mental o un monstruo desconocido, sino el de una persona cercana. 

Aunque reconoce que el discurso de los medios de comunicación ha mejorado con el paso del tiempo, cree que en ocasiones aún se cae en ese estereotipo: "En esa necesidad de informar de lo nuevo y de lo sorprendente, a veces informan con una aproximación que espectaculariza algunas formas de violencia". Como ejemplo, menciona las violaciones grupales o la reciente proliferación de pinchazos en discotecas.

Reconoce el importante papel que, en los últimos años, han ejercido las redes sociales. Para García Mingo, el uso masivo de etiquetas como #MeToo o #YoSíTeCreo es un "verdadero movimiento social". Sin embargo, también pone el foco en una "regresión misógina", muy presente y accesible para los jóvenes en las plataformas digitales.

Por último, destaca el bajo porcentaje de denuncias: "Solo un 7-8% de los delitos son denunciados". Para revertir esta tendencia, incide en la necesidad de educar a la juventud, para incrementar la conciencia de las mujeres, pero también la de los hombres: "Que sus referentes no sean varones misógisnos, sino que tengan ejemplos de masculinidad positiva"

Cuatro mujeres han sido asesinadas en España en ocho días. Después de la pandemia sucedió también una concentración de casos de violencia machista. Miguel Lorente, médico forense, habla de un cierto efecto refuerzo: "Si un hombre que ya utiliza la violencia y piensa en asesinar a su mujer, cuando ve que otro hombre lo ha hecho se siente reforzado en su idea". Lorente asegura que toda denuncia que se ponga en estos días debería suponer un incremento del riesgo.

Esmeralda Ballesteros, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, pone el foco en algunas masculinidades: "Algunos hombres no tienen ninguna tolerancia a la frustación y cuando pierden una relación, se imponen hasta matar a sus parejas"

Informa Alba Urrutia
 

Detenido en Tarancón, Cuenca, un hombre de 38 años acusado de matar a su pareja, una mujer de 43. Ha ocurrido esta mañana. El hombre ha acudido a la comandancia de la Guardia Civil a confesar el crimen. La mujer llevaba tres años viviendo en Tarancón y trabajaba en el plan de empleo del Ayuntamiento. Tenía tres hijos de cinco, cuatro y dos años con el presunto asesino. Su pareja tenía hasta el 1 de abril una orden de alejamiento que fue levantada tras ser absuelto por un juicio anterior. El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista.

FOTO: GETTY

  • Las denuncias por violencia de género bajaron un 10'3% en 2020, mientras que las denuncias por violencia intrafamiliar subieron un 8'2%
  • Este lunes se ha presentado un estudio de la Universidad de Granada impulsado por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.
  • El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia de género, es gratuito y no deja rastro en la factura

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defiende que el actual plan de violencia intrafamiliar se convierta en ley, para que haya "una haya una protección mayor para las personas que puedan sufrir violencia en el entorno familiar". Según ha explicado en una rueda de prensa, esta nueva ley "no modificará la vigente ley de violencia de género".


FOTO: Alfonso Fernández Mañúeco, durante una rueda de prensa. EFE/R. García

 Entrevista   Cerebros sin fronteras  

  • Virginia Barber es la responsable de la salud mental de los presos de la cárcel de Nueva York, la 2ª más grande de EE.UU.
  • Cada martes Cerebros sin fronteras descubre a las jóvenes promesas españolas de la ciencia y su trabajo desde el extranjero
  • Cada martes un nuevo capítulo en RTVE PlayRTVE Play Radio y plataformas de streaming

 Entrevista   Cerebros sin fronteras  

  • Para hablar sobre el comportamiento violento, Pere Estupinyà entrevista a psicóloga forense Virginia Barber
  • Canaria de nacimiento, Virginia es la responsable de la salud mental de los presos de la cárcel de Nueva York
  • Estreno nuevo capítulo de "El podcast de El cazador de cerebros": 8 de febrero en RTVE PlayRTVE Play Radio

En Santander, este miércoles ha declarado ante el juez el acusado de matar a su ex pareja y a su bebé el pasado mes de diciembre, en la localidad de Liaño. Se trata de un caso por el que se ha abierto expediente disciplinario por posible negligencia a los tres guardias civiles que participaron en la detención del acusado. La víctima había alertado el día anterior de que temía por su vida, pero el protocolo falló.

La delegación del Gobierno en Granada ha confirmado que el asesinato de una mujer de cincuenta años en la localidad de Algarinejo es un caso de violencia machista. Según la investigación, su marido se suicidó con un arma de fuego tras apuñarla. Una trabajadora de la panadería que regentaban ha encontrado los cadáveres a las seis de la mañana. Es el primer asesinato de violencia machista de Granada y el segundo en toda España en 2022.

Informa Carmen Vázquez 

Detenido al norte de Burdeos el presunto asesino de su mujer en Tudela (Navarra). Un juzgado de violencia contra la mujer va a asumir la investigación del asesinato. El Ayuntamiento de Cortes, pueblo natal de la víctima, muestra su rechazo y condena ante cualquier forma de violencia contra la mujer y ha declarado 3 días de luto oficial en la localidad. Informa Encarna Martínez.

La adolescencia es también el momento en el que muchos jóvenes empiezan a salir con más libertad. Pero casos tan graves como el de las niñas de Alcàsser en los 90 o la manada de Pamplona marcan a generaciones de chicas que viven sus salidas nocturnas con miedo. Estamos ante un problema estructural, dicen desde los movimientos feministas. Vivimos en una sociedad machista que permite estas violencias y lo que quieren las adolescentes es crecer con libertad y sin miedo.

FOTO: GETTY IMAGES

El proyecto ESCAN es un programa de rehabilitación para mujeres víctimas de violencia de género que combina la atención psicológica con la terapia asistida con perros adiestrados. Thor, Bony, Nana y Giny son los perros que protegen a las mujeres víctimas de violencia de género, mujeres como María y Olga. Enrique Cruz, director de este proyecto destaca el vínculo que se establece "es clave en todo el proceso terapéutico, el perro se convierte en un apoyo emocional tanto para ellas como para sus hijos". Otro de los objetivos es facilitar la reinserción laboral. Lo contamos en este reportaje de Juan Morello y África Huerta.

En nuestro país más de 53.000 mujeres y 9.000 menores tienen seguimiento policial por violencia machista. Elena Palacios, inspectora jefa de la unidad de familia y atención a la mujer del Cuerpo Nacional de Policía, en La Hora de la 1 ha explicado cómo son esas labores de protección: ""No podemos permitir que las sigan maltratando. Tenemos muchos casos que las han asesinado y no habían interpuesto denuncia y su entorno sí que lo conocía".

Además, la inspectora Palacios ha asegurado que, "es un problema que nos afecta a todos [...] No todas las víctimas necesitan un escolta las 24 horas del día. Las mujeres tampoco queremos tener una sombra permanentemente. Necesitamos movernos libremente", ha conluido.

No es fácil dar el primer paso, descolgar el teléfono y pedir ayuda cuando eres víctima de violencia de género. Pero es aún menos cuando sabes que tendrás que recurrir a la protección lejos de tu familia y tu entorno. La Fundación Nuevo Hogar Betania gestiona en Andalucía varios pisos de acogida. Quienes viven allí prefieren llamarle hogar, porque así es como lo ven: el hogar de una familia nueva, que son ellas con sus hijos y sus educadoras. Entramos en su nueva vida en este reportaje de Alba Urrutia y Juan Morello.

Lola, un nombre ficticio, ha dejado atrás una vida de violencia. Como Rim. Tampoco es su nombre real. Ambas residen en una de las dos casas de acogida que hay en nuestro país para mujeres víctimas de violencia de género con trastornos de salud mental. Alrededor del 80% de las mujeres con trastornos de salud mental que vive en pareja sufre algún tipo de violencia de género, según los datos de la Federación de Salud Mental. Lo analizamos en este reportaje de África Huerta y Juan Morello.

Natalia Molas, presidenta de “Somos + mujeres sobrevivientes a la violencia machista” dice que es muy importante avanzar para eliminar los beneficios a los que acceden los maltratadores y que les pueden permitir ver a sus hijos: “La condena que ellos nos han impuesto a nosotras no se acaba nunca”. Molas lamenta que no ha cambiado casi nada y que queda muchos por hacer porque “las lesiones psicológicas duran toda la vida, sobre todo a nuestros hijos e hijas. El maltrato deja una huella imborrable en la mente de esas criaturas”. Molas insiste en la necesidad de unidades especializadas para denunciar y juzgar con empatía a estas mujeres y a sus hijos. Apoya muchos de los argumentos la ex vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad del CongresoCarmen Calvo, a la que Molas ha pedido que se elimine toda posibilidad de que los niños vean a su padre: “La mujer es un animal que defiende a sus cachorros. Cuando tiene la más mínima posibilidad de que esos cachorros estén mal, se echa atrás y se ve aguantando que le peguen, que la violen, antes de consentir que sus criaturas se vayan con un señor entre cuatro paredes sin la protección que les da su madre”. Calvo responde que hay mecanismos para evitar eso pero que hace falta especialización, formación y sensibilidad social y llama mucho la atención sobre la idea de que los hombres se impliquen más en esta lucha: “Los hombres son muy importantes. Me gustaría un 25N donde las mujeres no salgamos y lo hagan los hombres”

Marisol González es víctima de violencia de género. También es jueza, titular del juzgado de violencia de género de Palencia. Desde julio y después de años de lucha, su agresor está en prisión. Eso le está permitiendo tanto a ella como a sus hijos recuperarse: “Ya no podía mas, no aguantaba. Los niños estaban muy mal. Desde julio comenzó mi recuperación y me he incorporado a trabajar. Me ha ayudado a mucho ver las cosas desde mi propia experiencia”. Reconoce que la justicia aun necesita empatía, pero aclara que ella, pese a ser víctima y jueza, es capaz de filtrar e identificar las situaciones reales: “No quiere decir que yo vaya a darle órdenes de alejamiento a cualquiera. Cualquier gesto, comportamiento. Lo analizo, sé lo que vive. Aún debe reformarse la ley porque hay muchas lagunas sin cubrir”. En esas reformas incluye lo que afecta a los niños y cuenta su experiencia: “A mis hijos les ha costado mucho recuperarse. Sobre todo al mayor. A mí, su padre me amenazó con un cuchillo y no me lo clavó gracias a que apareció él. Ha visto todo. Los retrasos y una dejadez ante la situación que ellos mismos tenían”. Insiste en que los menores necesitan una protección especial: “Ahora que está en la cárcel lo han encajado ahora bien. Se están recuperando y estamos muy contentos. Esta es nuestra nueva vida”.