Enlaces accesibilidad

El expresidente de Nissan, acusado formalmente de no declarar parte de los ingresos acordados con la compañía

  • La Fiscalía cree que, a su vez, Nissan no informó al regulador bursátil de parte de los ingresos pactados con Ghosn

Por
El expresidente de Nissan Carlos Ghosn
El expresidente de Nissan Carlos Ghosn. EFE/EPA/JEREMY LEMPIN

La Fiscalía de Tokio ha acusado formalmente al expresidente de Nissan Carlos Ghosn de no declarar parte de los ingresos acordados con la compañía durante cinco años, hasta marzo de 2015, y ha emitido otra orden de detención por haber subestimado sus ingresos entre esa fecha y marzo de 2018.

La inculpación fue anunciada al vencer este lunes el período de detención provisional de Ghosn, lo que obligaba a la Fiscalía a ponerlo en libertad, levantar nuevos cargos o anunciar la acusación formal contra él por los hechos que llevaron a su arresto hace tres semanas.

Ghosn, de 64 años, fue detenido en Tokio el pasado 19 de noviembre, acusado inicialmente de esconder a las autoridades unos ingresos pactados de cerca de 5.000 millones de yenes (unos 39 millones de euros al cambio actual).

Los documentos de inculpación de la Fiscalía conocidos este lunes consideran que Nissan también cometió irregularidades al no reportar tampoco al regulador bursátil parte de los ingresos pactados con Ghosn en los informes contables anuales de la compañía.

En un comunicado difundido tras conocer estos cargos, la compañía ha afirmado que toma estas acusaciones "con extrema seriedad" y expresa su "profundo pesar". Además, la acusación afecta también a otro directivo de la firma muy próximo a Ghosn, Greg Kelly, por su vinculación con los hechos.

Nuevas sospechas sobre los ingresos de Ghosn

De acuerdo con uno de los documentos a los que ha tenido acceso Efe, en los ejercicios comprendidos entre 2011 y 2015 Ghosn reportó la mitad de lo que había pactado con Nissan, que era 9.855 millones de yenes (unos 76,6 millones de euros al cambio actual).

El expresidente de las compañías automovilísticas seguirá en prisión ante las nuevas sospechas que han aparecido sobre sus emolumentos a partir de esa fecha. En concreto, según AFP, entre 2015 y 2018 Ghosn habría ocultado unos 4.000 millones de yenes (alrededor de 31 millones de euros al cambio actual). En esas fechas habría pactado una remuneración de 7.174 millones de yenes.

Aunque la fiscalía no entra en detalles sobre esas sumas adicionales, la diferencia, según fuentes conocedoras del caso citadas por Efe, se corresponde con pagos diferidos que Ghosn había pactado con Nissan para cuando se retirara de la compañía. Expertos legales consideran que aunque Ghosn nunca llegó a recibir esas cifras, por el hecho de haber sido fijadas debía haber informado de ellas al regulador bursátil y a las autoridades fiscales niponas.

Pero, al parecer, según filtraciones de los medios locales recogidas por Efe, las consultas legales hechas por Ghosn recomendaron que no era preciso declarar esas sumas fijadas porque se trataba de pagos diferidos hasta su retiro.

Ghosn, que sigue siendo presidente y director ejecutivo de la firma francesa Renault, también fue cesado como presidente de Mitsubishi, la tercera pieza de la alianza del sector forjada hace casi dos décadas.

Noticias

anterior siguiente