Enlaces accesibilidad

Elecciones Andalucía 2018

Claves del éxito de Vox: Cataluña, el descontento con la derecha española y los precedentes europeos

  • Vox irrumpe con 12 escaños y hace que la extrema derecha vuelva por primera vez a un Parlamento español desde 1982
  • RTVE.es y RNE hablan con distintos expertos para analizar las posibles causas y su repercusión

Por

El presidente de Vox asegura que facilitarán la alternativa al PSOE: "Nunca seremos un obstáculo"

Nadie se esperaba un resultado como el de este domingo en Andalucía. La sorpresa no la dio el desplome de Susana Díaz sino el auge de Vox, un partido de extrema derecha populista que, además de mostrarse duro con la inmigración ilegal y con las leyes de igualdad y por la comunidad LGTBI es abiertamente favorable a la supresión de las autonomías.

Los 12 escaños obtenidos este 2D han superado todas las encuestas y han sorprendido también a algunos expertos en política, que ahora explican a RTVE.es algunos factores clave en el auge de la ultraderecha en Andalucía. Entre las claves, está el independentismo catalán, el descontento con el PP pero también con Ciudadanos y la legitimidad adquirida por el éxito de la extrema derecha en Europa y América.

14 horas - Las claves sobre el auge de la ultraderecha en España

Cataluña

El primero de esos factores es Cataluña. El voto de muchos andaluces a Vox es, según reconoce a RNE el profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid Santiago Pérez Nievas, una "reacción al 'procés' catalán, que "puede explicar buena parte del fenómeno".

El profesor experto en Política de la Universidad de Barcelona Jesús Palomar añade a RTVE.es que el conflicto catalán está más presente que nunca en las calles andaluzas. "Andalucía tiene a muchos de los suyos en Cataluña, hay muchos vínculos" por la inmigración tradicional de una comunidad a otra. "Muchos de esos catalanes van de vacaciones al pueblo de sus padres a Andalucía y ese debate sobre Cataluña aparece más que antes, y lo que antes no molestaba a nadie ahora sí molesta", algo de lo que Vox ha sabido sacar provecho con un discurso "populista", expone este experto.

Además, considera que el 'procés' independentista en Cataluña no ha hecho más que "quitar máscaras", porque "antes la gente no tenía la necesidad de decir qué opinaba sobre Cataluña o Euskadi y ahora es un tema que está en la calle". No considera, por tanto, que ahora existan más "españolistas" o "anticatalanistas" que antes, pero sí tienen más voz.

Y el politólogo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Pablo Simón, considera que "el votante de Vox está preocupado por el conflicto catalán" y, en consecuencia, "por la recentralización" del Estado de las autonomías.

Descontento con PP y Cs

Pablo Simón considera además que el contexto idóneo para el auge de Vox es ahora "la ruptura de la derecha": "El PP está mucho más débil y la posibilidad de que salga un partido como Vox que se pueda poner a su derecha es más viable que hace diez años".

Palomar añade que "PP y Cs están desgastados". Por un lado, porque el "nuevo" PP de Pablo Casado "no ha encontrado su lugar", se notan las diferencias con la formación que lideraban Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría y "están en esa fractura". El votante del PP, añade Palomar, se plantea lo que el PP "nunca ha dado en Andalucía", siempre en la oposición, y Ciudadanos "tampoco lo acaba de dar" porque apoyó a Susana Díaz en las pasadas elecciones.

Otro factor de contexto, prosigue este experto, son las "secuelas de la crisis económicas" que han dejado un número importante de nuevos votantes o votantes jóvenes que en pasadas elecciones no votaban o "estaban muy decepcionados con los partidos políticos, generalmente PP y PSOE, pero también con las segundas opciones (Podemos y Ciudadanos)". Añade que Vox "ha recogido bastante de lo que desapareció del partido de Rosa Díez (UPyD) en su momento" y que "ese votante que no votaba o había dejado de votar ha dado a estructura a Vox".

Los expertos opinan que no se trata tanto que los votantes comulguen con las ideas de extrema derecha. "Ni siquiera creo que la ciudadanía vea a Vox realmente como un partido de extrema derecha o si no, muchos no lo votarían. Es más la percepción de votar a un partido que dice lo que quieres oír", considera Palomar. Y aunque "mucha gente dice no ser racista ni machista, no descartan el discurso de Vox por la gestión que hacen de estas cuestiones".

La extrema derecha europea

Hasta que Vox dio su mitin el pasado 7 de octubre en Vistalegre no se vio la fuerza que estaba tomando este partido. Sus mismos líderes reconocían la noche del domingo tras conocer los resultados de las elecciones que hasta ahora habían sido vistos como un partido sin importancia, dando discursos con altavoces desde los bancos de las ciudades españolas. Pero el lleno absoluto del 7 de octubre reflejó una realidad muy diferente.

Un factor en este cambio es que desde que nació en 2013, Vox ha ido ganando reconocimiento por sus aliados de extrema derecha en Europa. Tanto, que la primera en felicitarles por sus resultados fue la líder de Alianza Nacional Marine Le-Pen.

"La extrema derecha está más fuerte en Europa y se habla más de ella en los medios, se dan más oportunidades a su discurso", explica Pablo Simón, que incide en la importancia de los medios de comunicación en España para dar voz al partido en tertulias y debates.

Las políticas ultraconservadoras se expanden por Europa

La victoria de Jair Bolsonaro en Brasil, la Italia de Luigi di Maio y Matteo Salvini, el auge de Alternativa por Alemania (Afd)... "en otros países se extiende este tipo de fórmulas políticas, lo que contribuye a legitimar la extrema derecha española", concluye Santiago Pérez.

Cambia el escenario político y vienen más elecciones

Por otra parte, las elecciones en Andalucía no han sido unas autonómicas más. Los líderes nacionales se han tomado estos comicios como la primera vuelta de las generales y los expertos coinciden en que estos resultados marcarán el futuro del ciclo electoral que ha comenzado en Andalucía y que seguirá en 2019 con las elecciones europeas, autonómicas y municipales y con un posible adelanto de las generales.

Vox ha sacado escaños en Andalucía "porque empezaba el ciclo allí, simplemente. Si hubiese habido elecciones en otra comunidad autónoma hubiese ocurrido exactamente lo mismo", expone Pablo Simón. Jesús Palomar no cree que en todas las regiones españolas hubiese obtenido Vox tantos excaños, pero sí considera que en las próximas elecciones la formación logrará representación en prácticamente toda España y en Europa, algo con lo que coincide Santiago Pérez.

Lo que ocurre es que ahora, prosigue Palomar, es que "Vox tiene la llave de la gobernabilidad en Andalucía" y PP y Cs tienen que "decidir si gobernar o no con ellos", lo cual pone a ambas formaciones en un dilema de cara a las elecciones generales. Porque supone decir a sus votantes que amparan el discurso de extrema derecha y "aunque PP y Cs le iría muy bien gobernar en Andalucía, no a cualquier precio", ya que a estas formaciones "les puede pasar factura".

A Ciudadanos, porque "recoge mucho voto del PSOE y del centro izquierda. Podrán aceptar un apoyo puntual de la extrema derecha, pero hay parte de Cs que no lo tendrá muy claro". Y respecto al PP, porque "uno de sus objetivos ha sido quitarse la etiqueta de ser el partido de la dictadura, los sucesores de Franco y esto no les ayuda". El PP, concluye, ya ha llegado con Casado "a sus límites" en el espectro de la derecha y Ciudadanos "tiene margen, pero poco".

La situación también se complica para Pedro Sánchez. "Si en algún momento pensaba adelantar las elecciones, ahora debe plantearse que convoca para perder", añade este experto.

Noticias

anterior siguiente