Enlaces accesibilidad

Constitución 40 años

Las 'invisibles' madres de la Constitución

Por
40 años de Constitución en RNE - Las 'madres' de la Carta Magna

Los "padres de la Constitución" son bien conocidos por todos. Sus nombres engrosan los libros de historia, y los diputados y senadores de las primeras Cortes Constituyentes han paseado sus recuerdos de la época con el orgullo que da el tiempo.

Sin embargo, también hubo mujeres en aquel periodo decisivo: 21 diputadas y seis senadoras frente a 637 hombres. Hay que escudriñar con atención los escaños para encontrarlas, pero allí estaban, sin ser conscientes del histórico papel que jugaban porque abrían de manera definitiva la puerta de la política para el resto de las mujeres.

Tan sólo una de ellas, la diputada María Teresa Revilla, de UCD, participó en la Comisión Constitucional, la encargada de debatir las enmiendas al borrador de la Carta Magna, pero todas defendieron con igual convicción la necesidad de trabajar codo a codo con sus compañeros para estar a la altura de un momento irrepetible.

@@[4877023,v]

Revilla cuenta a RNE que, cuando supo que ninguna mujer había sido incluida en la Comisión Constitucional, llamó a Leopoldo Calvo Sotelo: “Le dije que me parecía necesaria la presencia de una mujer y aceptó francamente bien. No hubo problemas y me incluyeron en la Comisión”.

Llamé a Leopoldo Calvo Sotelo y le dije que me parecía necesaria la presencia de una mujer en la Comisión Constitucional

'La Pasionaria', del brazo de Alberti

Estas pioneras recuerdan con emoción su entrada en el hemiciclo por primera vez. Se les encienden los ojos al evocar el instante en el que Dolores Ibárruri, la 'Pasionaria', llegó del brazo de Rafael Alberti. Se consideran testigos privilegiados de aquellas ansias que tenían todos los grupos, fueran del signo que fueran, de construir otro modelo de sociedad.

Elena Moreno, diputada de UCD cuenta que, cuando entró la 'Pasionaria', “se calló toda la gente; venía toda vestida de negro, con un moñito con redecilla. Impresionaba porque era una mujer grande, con un porte distinguido”.

El poeta Rafael Alberti y la presidenta del Partido Comunista de España, Dolores Ibárruri, 'la Pasionaria, conversan en las Cortes en una imagen de 1977

El poeta Rafael Alberti y la presidenta del PCE, Doloroes Ibárruri, 'la Pasionaria', conversan en las Cortes EFE

Ninguna esperaba salir de diputada ni de senadora: dicen entre risas que la mayoría de los partidos las pusieron en las listas "por decoración", pero mira tú por dónde, salieron.

“Las mujeres no contaban nada, es así; únicamente como un toque decorativo en la lista para que no dijeran que eran machistas”, asegura María Teresa Revilla.

"La Constitución se quedó corta en igualdad"

Compatibilizaron como pudieron su vida familiar y laboral, y pelearon para que la ley de divorcio, el aborto o el acceso a los anticonceptivos fueran una realidad

Ana María Ruiz-Tagle, diputada socialista y fundadora junto a Felipe González de la primera asesoría jurídica de Andalucía, asegura que “a lo mejor nuestras parejas, entre comillas, nos ayudaban; y muchas veces, cuando se enfadaban, nos echaban el favor en cara”.

A muchas, el artículo 14 de la Constitución que consagra la igualdad se les quedó un poco corto y cuentan con tristeza que no pudieron evitar que saliera adelante el artículo 57, que marca la prevalencia del hombre sobre la mujer en la sucesión a la corona.

“La gente pedía por las calles que se consagraran las libertades y ahí creo que fue exquisita la Constitución española; pero en el tema de la igualdad creo que se quedó descolgada”, dice Tagle.

La socialista Carlota Bustelo, también diputada en aquellas Cortes Constituyentes, afirma que “las mujeres, si estaban solteras dependían de su padre y si estaban casadas, de su marido. No tenían la patria potestad sobre sus hijos, no podían tener una cuenta corriente sin el permiso del marido, no podían ejercer algunas profesiones como la de juez y en otros aspectos del trabajo tampoco tenían igualdad”.

Las mujeres, si estaban solteras dependían de su padre y si estaban casadas, de su marido

Aunque reconocen que las cosas han mejorado mucho y se alegran al ver a tantas mujeres ahora en altos cargos de sus partidos, la propia vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha dicho alguna vez que cuando los hombres se retiran de la política se les sigue recordando, pero que de ellas no queda ni rastro.

Éste es nuestro homenaje a aquellas "constituyentes", con las que hemos conversado para conocer de primera mano los avatares que rodearon aquellos tímidos primeros pasos de nuestra democracia reciente. De su trabajo y del de sus compañeros, salió nuestra actual Constitución, que se votó en ambas cámaras el 31 de octubre de 1978.

Noticias

anterior siguiente