Enlaces accesibilidad

Caso Khashoggi

Trump no descarta que el príncipe heredero saudí conociese el plan para asesinar a Khashoggi

  • El presidente se desmarca de vínculos personales con la monarquía al matizar que EE.UU. tiene "relación con el reino"
  • Descarta cancelar la cooperación militar con Riad horas antes de recibir un informe de la CIA sobre el caso

Por
Trump no descarta la implicación del príncipe saudí en el asesinato de Khashoggi

Más de un mes después del asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, la monarquía wahabista sigue defendiendo que el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, desconocía el plan para matar al columnista colaborador del diario The Washington Post. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha acrecentado las dudas sobre la información que manejaba el heredero del caso (algunos creen que fue su orden), algo que Riad niega tajantemente

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, Trump ha sugerido que el príncipe "bien podría haber tenido conocimiento" del "trágico evento", aunque "puede que nunca se conozca la verdad". No obstante, el presidente matiza en el texto que la relación de Estados Unidos es "con el reino de Arabia Saudí".

El presidente no descarta así distanciarse del heredero, cuya permanencia en la espera al trono podría pender de un hilo si se confirmase que estaba informado del plan, una tesis sostenida por la CIA. El mandatario añade en el texto que el príncipe "¡quizá lo tuvo [el conocimiento], y quizá no! Puede que nunca sepamos todos los hechos que rodearon el asesinato del señor Jamal Khashoggi". En cambio, Trump, que ha recibido un informe de la agencia este martes, ha insistido en que no concluye "al 100%" el caso, al tiempo que Turquía amenaza con reclamar una investigación a la ONU si Riad no coopera. 

Mohammed bin Salman, el heredero más poderoso de Arabia Saudí

EE.UU. sigue apostando por la "férrea" alianza

Cuando Riad admitió que Khashoggi murió en la sede diplomática después de defender durante días que había salido por su propio pie del edificio, la comunidad internacional se llenó de ruido en forma de condena a la violación de los derechos humanos, pero no así de consecuencias materiales.

Precisamente, Estados Unidos fue el primer país en aplicar sanciones al reino la pasada semana, al sancionar a 17 oficiales saudíes que estuvieron involucrados en la muerte del periodista. Sea como fuere, el presidente ha defendido la "férrea" alianza con el reino, que le ha ayudado contra "el enemigo Irán". Y tan pronto abre la puerta a la implicación del príncipe, como asegura que se reuniría con él si acude a la cumbre del G-20.

La CIA cree que el príncipe heredero saudí ordenó matar al periodista Jamal Khashoggi, según varios medios

No obstante, Trump sigue apostando por su estrecha relación con su gran aliado en Oriente Medio, aunque esta vez ha subrayado que corresponde al "Congreso, y no a la Casa Blanca", dar más pasos en las relaciones bilaterales. También ha descartado retirar su apoyo militar, incluida la venta de armas al reino, "porque serían un paso estúpido y Rusia y China serían grandes beneficiados". No está claro si Trump ha visto la supuesta grabación que posee la CIA del asesinato de Khashoggi, pero sí parte de su administración, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, que viajó a Riad en medio de la crisis para informarse sobre el caso. 

Noticias

anterior siguiente