Enlaces accesibilidad

Primera demanda colectiva contra Volkswagen en Alemania por el escándalo de la manipulación de emisiones

  • La presentación de esta querella es posible por una modificación legal que permite este tipo de apelación
  • El caso se ha llevado a los tribunales dos meses antes de la prescripción de los hechos del llamado dieselgate

Por
Imagen de archivo de varios activistas de Greenpeace protestando en la sede de Volkswagen de Wolfsburgo
Imagen de archivo de varios activistas de Greenpeace protestando en la sede de Volkswagen de Wolfsburgo. John MACDOUGALL / AFP

Una asociación alemana de consumidores ha presentado la primera demanda colectiva contra Volkswagen en Alemania por el escándalo de la manipulación de emisiones. La organización VZBV ha acudido a un tribunal de la localidad de Braunschweig -a pocos kilómetros de la histórica sede de Volkswagen en Wolfsburgo- donde ha acusado a la compañía de dañar deliberadamente a sus clientes mediante la instalación de un software para hacer que el vehículo pareciera menos contaminante de lo que en realidad era. El grupo automovilístico insiste en que la demanda es "infundada".

"Volkswagen defraudó y debe compensar a sus clientes", ha asegurado Klaus Müller, presidente de VZBV, en un comunicado recogido por AFP. "Nos han tomado por idiotas", ha aseverado a la misma agencia Christian Säfken, propietario de un vehículo trucado, que piensa unirse al procedimiento agrupado. "Quiero demostrar que, como consumidores, no nos dejamos hacer más", ha afirmado. "Todos nuestros autos son técnicamente seguros, funcionan correctamente y se les permite conducir sin restricciones" en Alemania, ha dicho Volkswagen, que aún no ha tenido que compensar a sus clientes alemanes.

Ralf Stoll, abogado de la asociación de consumidores VZBV, espera que "varias decenas de miles" de personas se unan al procedimiento iniciado este miércoles. En los tribunales alemanes se han presentado unas 26.000 demandas individuales. "Volkswagen recordará el 1 de noviembre como el día en que los guantes de boxeo de los defensores de los consumidores tomaron el control sobre los guantes de terciopelo de los políticos", ha firmado Müller, según la agencia DPA.

Un cambio en la ley alemana permite la demanda colectiva

La presentación de la demanda se produce el día de la entrada en vigor de una ley que permite este tipo de apelación y dos meses antes de la prescripción de los hechos del llamado dieselgate. Ahora la Justicia debe dictaminar, en una resolución de carácter declarativo, si los afectados tienen derecho a una indemnización. Si el tribunal considera que lo tienen, entonces corresponderá a cada uno de los afectados exigir de manera individual una indemnización o bien llegar a un acuerdo entre las partes.

El registro de demanda se abrirá previsiblemente a mediados de noviembre y a partir de ese momento, todo potencial firmante podrá exigir su inclusión en la lista sin coste alguno ni necesidad de un abogado. Con su inscripción en el registro, los afectados pueden evitar que sus reivindicaciones prescriban, recoge Efe.

"Este es un paso importante hacia adelante", ha afirmado Stoll, abogado de la VZBV porque, hasta ahora, "muchos clientes temían los costes legales" a los que se tenían que enfrentar en un proceso individual. La modificación legislativa podría beneficiar a "hasta dos millones de consumidores" solo en el caso de Volkswagen, ha afirmado el pasado miércoles la ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, en una entrevista publicada por el diario Handelsblatt, citada por AFP. 

En caso de condena, Barley cree que es posible que Volkswagen proponga una resolución amistosa. "Si hay una sentencia para pagar (...) sería una locura participar en todas las disputas individualmente", ha afirmado la titular de Justicia en la televisión pública alemana.

En septiembre de 2015 se desveló que el grupo Volkswagen había incluido unos sistemas ilegales en millones de vehículos en todo el mundo para aparentar que sus motores cumplían con los límites de emisiones, un escándalo que costó el cargo a muchos de sus directivos y que golpeó a la compañía, que ha tenido que afrontar decenas de procesos legales. En tres años, el escándalo ha costado más de 28.000 millones de euros a la empresa.

Noticias

anterior siguiente