Enlaces accesibilidad

Merkel apoya que España reciba más ayuda de Bruselas por el repunte de la llegada de migrantes

  • La canciller alemana recibe en Berlín al presidente español para preparar la cumbre del viernes
  • Pedro Sánchez insiste en que la solución al problema migratorio debe ser europea

Por
Merkel, sobre llegada de inmigrantes: "Si la situación se agrava en España, creo que la Comisión Europea debe ayudar más a España"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha instado a la Comisión Europea a que aumente su ayuda a España ante el incremento de llegadas de migrantes registrado desde comienzos de este año. Así lo ha señalado la líder germana en una rueda de prensa conjunta con el presidente español, Pedro Sánchez, posterior a la primera reunión bilateral entre ambos que se ha celebrado este martes en Berlín.

"Igual que se ayudó a Grecia, si ahora la situación se agrava en España, creo que la Comisión Europea debe ayudar más a España", ha señalado Merkel, que también ha indicado que España y Alemania defienden una aproximación a los países de origen y tránsito de los migrantes que esté repartida entre los Estados de la UE. "Igual que se habló con Libia, podemos hablar con Marruecos o Senegal. Cada uno podemos hablar con dos o tres países, repartirnos las responsabilidades entre los jefes de gobierno y hablar en nombre de todos los países de la UE", ha añadido la canciller.

Por su parte, el presidente Sánchez ha respaldado esa propuesta de reparto de responsabilidades en el trato con países terceros y ha insistido en que España defiende una respuesta europea al desafío migratorio.

Sánchez, sobre desafío migratorio: "La respuesta debe ser común, europea"

"España es un país fronterizo. Este año hemos recibido un 64% más de llegadas que en 2017, y en 2017, un 100% más que en 2016, la mayoría de ellos migrantes provenientes del norte de África", ha recordado el jefe de Gobierno español, quien también ha destacado que "España está ayudando, siendo responsable, ayudando en flujos migratorios sin levantar la voz ni los subir los decibelios".

Para Pedro Sánchez, la situación actual representa un "desafío humano" y España lo está afrontando "con enormes dosis de responsabilidad" y "una actitud absolutamente constructiva, integradora".

Preguntado sobre si España piensa repetir su actuación con el Aquarius con el barco de rescate una ONG alemana que, con 234 migrantes a bordo, no puede desembarcar en ningún puerto cercano de Italia o Malta, el presidente español ha afirmado que "hay que dar una respuesta europea".

"España es país solidario, lo hemos demostrado con el buque Aquarius y lo demuestra diariamente con la llegada a las costas del sur de cientos de seres humanos que son atendidos por la Guardia Civil, los servicios de emergencia o la Cruz Roja", ha subrayado Sánchez, antes de reiterar que "el desafío es dar una respuesta común a un problema común. Debe ser respuesta común, europea, de distintos países".

Respecto a las migraciones secundarias -los movimientos de migrantes que llegan a los países fronterizos y luego se trasladan a otros más ricos, como Alemania- , Sánchez ha asegurado que España es "muy consciente" del debate en la opinión pública germana y ha asegurado que está dispuesto a hacer el esfuerzo que le corresponde y "arrimar el hombro".

"Para que, de alguna manera, en ese ánimo de tener una respuesta común, podamos sentirnos parte de esa respuesta todos y cada uno de los Estados miembros con todas y cada una de las realidades como consecuencia del desafío migratorio", ha señalado el presidente español.

Merkel ha recibido con honores militares al mandatario español en el que es su primer encuentro bilateral desde que Sánchez llegó a la Presidencia del Gobierno, aunque mantuvieron ya el domingo un primer contacto en Bruselas durante la minicumbre sobre inmigración convocada por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

Sánchez y Merkel se reúnen en Berlín para sellar su colaboración ante los retos de la UE

Reforma del euro y impulso a las relaciones bilaterales

El hecho de que en esa cumbre se sentaran en sillas contiguas en esa cumbre propició que intercambiaran varias conversaciones que han tenido continuidad en la cita de este martes en Berlín.

Gran parte de la reunión ha girado en torno a la agenda del Consejo Europeo que se celebrará el 28 y 29 de junio en Bruselas, donde se intentará llegar a un acuerdo sobre la forma de abordar el problema migratorio después de que los líderes asistentes a la cumbre del domingo en la capital belga aseguraran que se ha avanzado en algunos puntos, pero no en todos.

Así, la canciller alemana ha recalcado que en esa minicumbre se dieron cuenta de que el punto central para la mayoría de los países miembros es la dimensión externa de la migración, es decir, cómo se pueden reducir la llegadas de migrantes -que se producen "con la ayuda de traficantes"- y que, procedentes de África, en su mayoría no tienen derecho de asilo en Europa.

España, Alemania y Francia defienden la creación en suelo europeo de centros de desembarco controlados de inmigrantes donde se gestione la situación de las personas que ingresen en ellos, decidiendo si son inmigrantes por motivos económicos o si pueden acceder a la protección internacional.

En la reunión de este martes, Merkel y Sánchez también han analizado la reforma de la unión monetaria y el avance en la unión bancaria.

Sobre la reforma del euro, Sánchez ha mostrado su total apoyo a la propuesta conjunta de Francia y Alemania, que defiende la implantación de un presupuesto común para la UE y la creación de un fondo europeo a imagen del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El encuentro en Berlín también ha reforzado el interés de ambos Gobiernos en relanzar las relaciones bilaterales y han anunciado la posibilidad de celebrar una cumbre bilateral en España el año que viene.

Noticias

anterior siguiente