Enlaces accesibilidad

Unicef alerta de que unos 400.000 niños "corren riesgo de morir" de hambre en la República Democrática del Congo

  • El conflicto de la región de Kasai ha desplazado y empobrecido a miles de menores
  • La ONU necesita 88 millones de dólares, pero apenas ha obtenido el 25 %

Por
Unicef alerta de la situación crítica de cientos de miles de niños en República Democrática del Congo
Unicef alerta de la situación crítica de cientos de miles de niños en República Democrática del Congo. EFE

Unos 400.000 niños "corren riesgo de morir" de hambre en la región central de Kasai en la República Democrática del Congo, a causa del conflicto entre las milicias tribales y las fuerzas gubernamentales que desangra la provincia desde 2016, según ha alertado este viernes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La organización ha divulgado en Kinshasa, la capital del país africano, un informe que detalla que 3,8 millones de personas requieren ayuda humanitaria en la región de Kasai, incluidos 2,3 millones de niños.

La mitad de los niños menores de cinco años, que se cifran en 770.000, sufren malnutrición aguda, según el informe, y 400.000 están gravemente malnutridos, por lo que corren el peligro de una muerte inminente.

Un conflicto devastador

La región de Kasai era una de las más prósperas y pacíficas de la República Democrática del Congo hasta 2016, cuando estalló la violencia entre las fuerzas gubernamentales y las milicias tribales por una disputa con un jefe local, en un conflicto en el que miles de niños han sido reclutados por grupos armados.

El conflicto y el desplazamiento siguen teniendo consecuencias devastadoras para los niños en Kasai

"El conflicto y el desplazamiento siguen teniendo consecuencias devastadoras para los niños en Kasai", ha denunciado la subdirectora ejecutiva de Unicef, Fatoumata Ndiaye, quien acaba de regresar de un misión en la zona. "Miles de niños desplazados han pasado meses sin acceso a los servicios que necesitan", ha subrayado.

Para ayudar a los niños de Kasai, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia ha solicitado 88 millones de dólares (cerca de 74 millones de euros), de los que solo se ha obtenido una cuarta parte.

Noticias

anterior siguiente