Enlaces accesibilidad

Corea del Norte hará en mayo un "desmantelamiento público" de su base nuclear

  • Se ofrece a clausurar el centro en el que realizó sus seis pruebas atómicas
  • Kim dice que invitaría a expertos y periodistas para presenciar la clausura
  • Con este hecho quiere demostrar su compromiso con la desnuclearización
  • El líder norcoreano afirma que no es una persona "que dispara armas nucleares"

Por
Corea del Norte se ofrece a clausurar su centro de pruebas atómicas

Corea del Norte ha ofrecido realizar un "desmantelamiento público" de su centro de pruebas atómicas de Punggye-ri en mayo a raíz de su compromiso desnuclearizador alcanzado en la cumbre intercoreana del viernes, según ha informado este sábado el Gobierno de Seúl.

Pyongyang se ha ofrecido a clausurar de forma definitiva el centro en el que realizó sus seis pruebas atómicas después de que ambos países se comprometieran a la "completa desnuclearización" de la península en la cumbre entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha anunciado en un comunicado la oficina presidencial surcoreana.

Según ha explicado Seúl, Kim le propuso a Moon en el marco de la cumbre que el cierre de Punggye-ri (noreste del país) se realice públicamente para subrayar el compromiso de Pyongyang con la desnuclearización.

En ese sentido, el líder norcoreano ha dicho que invitaría a expertos y periodistas para presenciar la clausura del centro de pruebas atómicas.

Kim ya anunció durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado en Pyongyang el pasado 20 de abril la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, así como el cierre de la base de Punggye-ri, según ha informado la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

Un compromiso dudoso para los analistas

"Algunos dicen que estamos cerrando instalaciones que están inservibles, pero ya verás que están en muy buenas condiciones", le dijo el mariscal al presidente surcoreano, según ha informado su oficina.

Muchos expertos han considerado que las instalaciones de Punggye-ri quedaron irreversiblemente dañadas tras la sexta (y más potente hasta la fecha) detonación nuclear subterránea realizada por Pyongyang el pasado septiembre.

Los analistas han planteado dudas con respecto al compromiso de Corea del Norte, dada la falta de especificaciones en la declaración firmada el viernes con respecto a los mecanismos para implementar el mencionado desarme y ante los malos precedentes de la década pasada.

El régimen norcoreano llevó a cabo en junio de 2008 operaciones públicas de desmantelamiento de su planta nuclear de Yongbyon ante periodistas extranjeros y observadores internacionales, tras un levantamiento de sanciones por parte de EE.UU., aunque las instalaciones volverían a estar operativas poco después.

Este gesto se produjo en el marco de las conversaciones a seis bandas (en las que participaron las dos Coreas, EEUU, China, Rusia y Japón) celebradas para negociar el fin del programa atómico norcoreano.

Kim Jong-un: "No soy el tipo de persona que dispara armas nucleares"

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha asegurado que no es "el tipo de persona que dispara armas nucleares" durante una conversación privada con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en el marco de la cumbre del pasado viernes, según ha informado este sábado la oficina presidencial de Seúl.

"Aunque tengo mis reservas hacia Washington, la gente verá que no soy el tipo de persona que dispara armas nucleares hacia Corea del Sur, el (Océano) Pacífico o Estados Unidos", le dijo Kim a Moon durante una conversación privada que mantuvieron durante la cumbre, revelada por Seúl.

"Si nos reuniéramos regularmente con los estadounidenses para cimentar la confianza y ellos prometieran poner fin a la guerra y no invadirnos, ¿para qué mantendríamos entonces un arsenal nuclear y viviríamos en unas condiciones tan duras?", le explicó Kim a Moon, según detalla la oficina presidencial de Seúl en un comunicado.

Durante la histórica cumbre intercoreana, los dos líderes alcanzaron un compromiso para lograr la "desnuclearización total" de la península coreana y acordaron buscar un tratado de paz que ponga fin al enfrentamiento entre Corea del Norte con el Sur y EE.UU. a raíz de la Guerra de Corea, que concluyó en 1953 con un alto el fuego pero no con un tratado de paz.

Kim ha añadido además que no repetiría "la dolorosa historia de la Guerra de Corea" y que "son necesarias medidas concretas para evitar cualquier confrontación militar accidental".

Noticias

anterior siguiente