Enlaces accesibilidad

El tribunal condena a nueve años de prisión a 'La Manada' por abuso sexual, pero les absuelve de violación

  • El fallo entiende que hubo "prevalimiento", pero no violencia ni intimidación
  • Esta consideración es necesaria para calificar el delito de agresión sexual
  • "No prestó su consentimiento libre, sino viciado por el abuso de superioridad"
  • El juez discrepante ve "actos sexuales" en "ambiente de jolgorio y regocijo"
  • Indignación a las puertas de la Audiencia de Navarra tras la sentencia

Por
El tribunal condena a nueve años de prisión a 'La Manada' por abuso sexual y les absuelve de violación

La Audiencia Provincial de Navarra ha sentenciado a nueve años de prisión a los cinco miembros de 'La Manada' que estaban acusados de la violación múltiple de una joven madrileña al inicio de los Sanfermines, en la madrugada del 7 de julio de 2016, en un portal de Pamplona. El fallo, con el voto particular de uno de los tres jueces para pedir la absolución, ha interpretado que el delito concurrente es el de abuso sexual, y no el de agresión sexual, acusación de la que han sido absueltos. También deberán abonar a la joven una indemnización conjunta y solidaria de 50.000 euros [Vídeo: sentencia al 'líder' de 'La Manada'].

La sentencia, de 371 páginas, también han establece para los acusados -José Ángel Prenda (28 años), Ángel Boza (26), Jesús Escudero (27), Alfonso Jesús Cabezuelo (29) y Antonio Manuel Escudero (29)- la prohibición de acercarse a 500 metros a lo joven agredida y ponerse en contacto con ella durante 15 años, y se establecen para ellos cinco años de libertad vigilada.

A uno de los acusados se le añade una condena por el delito de hurto (se acusaba de robo con intimidación), de dos meses de multa de 15 euros diarios durante dos meses (300 euros de multa total). Los cinco jóvenes sevillanos han sido absueltos del delito de robo con intimidación del que habían sido acusados. El voto particular pedía la absolución de todos los delitos, salvo el de dicho hurto, por el robo del móvil de la joven denunciante.

Quiénes son los miembros de 'La Manada' condenados por abuso sexual

El fallo, es recurrible en el plazo de diez días ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, y sobre la decisión de este, que podría tardar varios meses en llegar, se puede presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. De momento, tanto la defensa de la víctima, como las de los acusados, así como las acusaciones populares, han anunciado que recurrirán.

"La denunciante sintió desasosiego y estupor"

El fallo, que ha causado la indignación de cientos de personas ante la sede de la Audiencia de Navarra, considera que la joven denunciante sintió "un intenso agobio y desasosiego" en el portal en el que ocurrieron los hechos, "que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad, determinándole a hacer lo que los procesados le decían que hiciera, manteniendo la mayor parte del tiempo los ojos cerrados".

El "conjunto de circunstancias", añade el escrito, causó en la denunciante "un bloqueo emocional que le impidió reaccionar ante los hechos" y le hizo adoptar una actitud de "sometimiento y pasividad".

Miguel Ángel Morán, el abogado de la víctima, ha manifestado que está "decepcionado" con el fallo de la sentencia, que no esperaba, y ha señalado que van a recurrir, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Por su parte, Agustín Martínez Becerra, abogado de cuatro de los cinco acusados, ya adelantó que recurrirían si no se les declaraba inocentes. Al conocer la sentencia, ha considerado que "no es ajustada a derecho" al "sacarse de la manga un delito de abuso sexual con prevalimiento que en ningún caso ha sido base de acusación y no nos hemos podido defender". El abogado del quinto condenado, Jesús Pérez, también ha dicho que recurrirá y que llegará "donde haga falta", y ha señalado que el voto particular de uno de los magistrados le ayudará "bastante" en su propósito.

Igualmente, el Gobierno de Navarra, que ejercía de acusación popular, ha avanzado que "no comparte" la "rebaja" del delito en la sentencia a 'La Manada' y ha anunciado que la recurrirá, en una comparecencia de la portavoz foral, María Solana, y la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, que han transmitido su "respeto, apoyo y solidaridad con la víctima y su familia"

Indignación a las puertas de la Audiencia de Navarra tras conocerse el fallo de "La Manada"

"Consentimiento viciado por la situación de abuso"

La decisión de los magistrados José Francisco Cobo, Raquel Fernandino y Ricardo González se ha hecho esperar y la clave se encontraba en la apreciación que los jueces hicieran de si hubo violencia, intimidación o consentimiento de la joven denunciante, circunstancias que serían agravantes puesto que distinguirían si se trató de un abuso sexual o de una agresion sexual. Finalmente, la interpretación del tribunal ha sido que se trataba de un "delito continuado de abuso sexual con prevalimiento".

Es decir, el tribunal ha entendido que los miembros de 'La Manada' se aprovecharon por su superioridad manifiesta para coartar la libertad de la víctima, pero no que hubiera violencia e intimidación, necesarias para tipificar el delito cometido de agresión sexual, según el Código Penal.

No prestó su consentimiento libremente, sino viciado, coaccionado o presionado por la situación de abuso de superioridad

El tribunal explica en su sentencia que la situación en que se encontraba la joven evidenciaba su "disociación y desconexión de la realidad" y la adopción de una actitud "de sumisión y sometimiento", que hizo que "no prestara su consentimiento libremente, sino viciado, coaccionado o presionado por la situación de abuso de superioridad". 

En cuanto al relato de los testigos, observa la sentencia que las personas que atendiearon a la víctima le oyeron desde el principio plantear "una actuación atentatoria a su libertad sexual" y que "estaba viviendo una intensa situación de desesperación, angustia y ansiedad" incompatibles con el argumento de los acusados de que les denunció por sentirse "despechada" por no despedirse tras finalizar una relación sexual consentida o por intuir que podían difundir imágenes de los hechos.

El juez discrepante ve "ambiente de jolgorio y regocijo"

El magistrado Ricardo González, quien ha emitido un voto discrepante de la sentencia, afirma en su escrito que en los vídeos grabados por los acusados sólo observa a cinco varones y una mujer practicando "actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo".

En su voto particular, tras denunciar el "innegable, por notorio y evidente, juicio paralelo que desde el primer día ha tenido este proceso", el juez sostiene que la víctima "ha incurrido en tan abundantes, graves y llamativas contradicciones que las modificaciones introducidas en su relato durante el acto del juicio oral constituyen auténticas retractaciones".

Respecto al vídeo presentado en el juicio como prueba de cargo, el juez señala que no aprecia signo alguno de "violencia, fuerza o brusquedad ejercida por parte de los varones sobre la mujer" y que no puede interpretar en sus gestos, ni en sus palabras "intención de burla, desprecio, humillación, mofa o jactancia de ninguna clase".

Además, el juez discrepante, el único que se mostró a favor de la excarcelación de los acusados, señala que "la falta de consentimiento" no está patente "ni en las expresiones, ni en los sonidos, ni en las actitudes" que observa en los vídeos por lo que a la mujer respecta.

Este magistrado fue quien intervino durante el juicio para interesarse en si la joven había hecho una manifestación expresa de que no consentía la relación sexual con los cinco acusados. Ella respondió: "No hablé, no grité, no hice nada. Entonces, que yo cerrara los ojos y no hiciera nada, lo pueden interpretar como que estoy sometida o como que no".

Uno de los magistrados emitió el voto particular para la absolución total de los miembros de 'La Manada'

Protestas tras la sentencia

Una vez que se ha conocido el fallo del tribunal, decenas de personas que se concentraron ante la sede del Palacio de Justicia en Pamplona manifestaron su rechazo con proclamas de "Esta Justicia es una mierda", "No es abuso, es violación" o "Nos tocan a todas si tocan a una".

Un grupo de personas se saltó el cordón de seguridad de la Policía Foral de Navarra, creando momentos de tensión ante la sede judicial, tirando las vallas y con empujones y encontronazos entre los manifestantes y los agentes autonómicos.

La lectura pública del tribunal de la Sala Segunda, en la que no han estado presentes ni la joven ni los acusados, pone fin a cinco meses de espera desde que terminó el juicio y a la gran expectación suscitada en torno a este caso, que provocó importantes muestras de rechazo y una oleada de manifestaciones feministas, con una nueva concentración este jueves a las puertas del Palacio de Justicia, convocada por los colectivos feministas Andrea, Lunes Lilas y Gafas Moradas.

Indignación a las puertas de la Audiencia de Navarra tras conocerse el fallo de "La Manada"

Los procesados, uno de ellos guardia civil y otro militar, se enfrentaban a los delitos de agresión sexual continuada, contra la intimidad y robo con intimidación, por los que la Fiscalía pidió 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de ellos y el pago de una indemnización conjunta de 100.000 euros. La acusación particular elevaba la petición de penas a 24 años y nueve meses y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra, pedían penas de hasta 25 años y nueve meses, además de indemnizaciones de 250.000 euros.

Esta decisión judicial ha cobrado un gran eco público en un caso que supuso además un punto de inflexión ante las agresiones sexuales y la violencia sexual en acontecimientos populares y multitudinarios, un problema que era tan generalizado como poco conocido, pero sobre el que se puso el foco a partir de lo sucedido aquel 7 de julio de 2016 en unas fiestas de tanta resonancia internacional como los Sanfermines pamploneses.

Noticias

anterior siguiente