Enlaces accesibilidad

Palma se convierte en la primera ciudad española en prohibir los alquileres turísticos en pisos

  • Excluye a las viviendas unifamiliares, como los chalets aislados
  • El objetivo: proteger al residente y "priorizar el acceso a la vivienda"
  • El aumento de la oferta de plataformas como Airbnb disparó los precios
  • Palma es la ciudad "más cara", por detrás de Barcelona, dice el Consistorio

Por
Palma prohíbe el alquiler de los pisos plurifamiliares a turistas

Palma de Mallorca ha prohibido el alquiler turístico en viviendas plurifamilares -como las que forman parte de bloques de pisos- en todo el municipio, convirtiéndose en la primera ciudad española en hacerlo y con el motivo, según las autoridades, de proteger a los residentes y "priorizar el acceso a la vivienda". La prohibición parte de una inciciativa presentada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, que fue aprobada en 2017.

La norma excluye de la prohibición las viviendas unifamiliares excepto las que se hallen en polígonos, en suelo rústico protegido y en la zona de influencia aeroportuaria, tal y como ha explicado en rueda de prensa el regidor de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila.

Hasta el momento, los alquileres de viviendas plurifamiliares estaban prohibidos de forma provisional desde el verano pasado por el aumento desenfrenado de los pisos de alquiler, especialmente a través de plataformas como Airbnb, que afectaba a los propios residentes y a quienes querían instalarse a vivir en la ciudad.

Precisamente, el Gobierno balear impuso en febrero una sanción de 300.000 euros a esta plataforma por alojar publicidad de hasta una veintena de viviendas en Mallorca que no cuentan con la licencia preceptiva para el arrendamiento vacacional, prohibido en pisos y apartamentos desde el pasado mes de agosto.

Ahora, el Consistorio prevé la aprobación de forma inicial de la propuesta este jueves y, posteriormente, se abrirá un proceso de 30 días para presentar alegaciones y la realización de informes. De este modo, han anunciado que esta normativa será aprobada definitivamente en el mes de julio, coincidiendo con el levantamiento de la moratoria.

Proteger al residente y "priorizar el acceso a la vivienda"

Ha incidido en que el objetivo es el de "proteger" al residente y, así, "priorizar el acceso a la vivienda" y "garantizar el derecho constitucional" ante la demanda de usos turísticos.

No hay nada peor en una ciudad que los residentes no puedan acceder a un alquiler

Por su parte, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, hadicho a TVE que la norma "significa que Palma sea una ciudad más habitable. No hay nada peor en una ciudad que los residentes no puedan acceder a un alquiler, y evidentemente va a mejorar mucho la convivencia"

En declaraciones recogidas el lunes por Europa Press, Noguera afirmaba que la norma "ayudará a clarificar el techo y el equilibro que tiene la ciudad" y ha asegurado que esta "decisión valiente" marcará "tendencia" y que será todo un "referente" para el Estado y el resto de ciudades europeas.

Asimismo, Hila ha detallado que la iniciativa se ha basado en los criterios de "convivencia social en los barrios, falta de oferta de alquiler para los residentes y los posibles efectos significativos sobre el medio ambiente, territorio, recursos energéticos, hídricos, infraestructuras y carreteras".

Impacto en el turismo

Desde el equipo de gobierno de Cort han sostenido que Palma es la ciudad "más cara", por detrás de Barcelona, y han subrayado que de las 11.000 plazas de alquiler actuales, solo 645 son legales.

Según datos presentados por el equipo de gobierno, la oferta de alquiler turístico ha aumentado un 50 por ciento entre el 2012 y el 2017 en Palma. Así, se ha resaltado el paralelismo entre la falta de vivienda de alquiler de todo el año y la subida de los precios ante el incremento de la demanda de viviendas vacacionales.

El impacto es tremendo

Las empresas del sector no han recibido con buenos ojos la noticia. "El impacto es tremendo no tan solo para aquellos que tenína una vivienda vacacional y con ello obtenian unos ingresos que les permitían subsistir, sino también para todas la oferta complementaria, desde bares y pequeños comerciantes que gracias al alquiler vacacional han podido slair en muchos casos de la crisis", declara para TVE Joan Miralles, de la Asociación de Alquiler Turístico de Baleares.

La norma ha sido recogida por la prensa internacional, especialmente de aquellos países que mayor aportación de turistas hacen la región, como Reino Unido.
 

Noticias

anterior siguiente