Enlaces accesibilidad

Así influyeron Cambridge Analytica y Facebook en la victoria de Trump

  • La consultora habría obtenido datos de 50 millones de usuarios de Facebook
  • La red social dice que los datos han sido destruidos por violar la privacidad
  • Cambridge Analytica, que trabajó en campaña de Trump, niega las acusaciones

Enlaces relacionados

Por
La sede de Cambridge Analytica en Londres este martes
La sede de Cambridge Analytica en Londres este martes. EFE / ANDY RAIN

Cambridge Analytica, una consultora de marketing y publicidad para fines políticos y corporativos con sede en Londres, se sitúa desde el pasado domingo en el ojo de las pesquisas sobre la influencia de las redes sociales en procesos electorales. Este martes, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea han exigido al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, que dé explicaciones.

Las reacciones en el seno de la consultora no se han hecho esperar: este mismo martes, Cambridge Analytica ha anunciado que suspende a su director, Alexander Nix, hasta que se esclarezca su papel en la controversia, mientras que Londres ha solicitado una orden para investigar los ordenadores de la consultora.

En concreto, los diarios The New York Times, The Observer y The Guardian revelaron el domingo el testimonio de Christopher Wylie, un extrabajador de la compañía que asegura que obtuvieron los datos de 50 millones de usuarios de Facebook. Wylie fue contratado por el multimillonario donante republicano Robert Mercer y el exasesor estratega jefe de Trump, Steve Bannon, para idear "la herramienta" para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, lo que resultó en la victoria de Trump. El proceso podría haber moldeado también el 'Brexit', según los medios citados.

Estas son las claves de la polémica entre Cambridge Analytica y Facebook: 

La UE, EE.UU. y el Reino Unido investigarán el robo de datos en Facebook para ayudar a Trump

¿Qué es Cambridge Analytica?

Creada en 2013, Cambridge Analytica se anuncia como una fuente de investigación de consumo, publicidad y otros servicios relacionados con la distribución de datos para el uso de clientes corporativos y políticos.

Según The New York Times, fue fundada con más de 12 millones de euros (15 millones de dólares al cambio actual) procedentes del donante estadounidense millonario republicano Robert Mercer. La empresa habría sido bautizada por Bannon. 

Cambridge Analytica, con sede en Londres, fue contratada en 2016 tanto por los responsables de la campaña electoral de Trump como de la campaña Vote Leave, a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Cambridge Analytica suspende a su director por la supuesta influencia electoral con datos de Facebook

¿Qué reveló Christopher Wylie?

Christopher Wylie, ciudadano canadiense de 28 años, confesó el domingo en una entrevista en The Guardian que creó "la herramienta de guerra psicológica de Steve Bannon". El extrabajador de la compañía, de profesión pirata informático, asegura que tanto Robert Mercer como Steve Bannon idearon un plan en 2014 para utilizar los datos recabados en redes sociales para influir en el proceso electoral estadounidense de 2016.

En la entrevista, Wylie afirma que "rompió Facebook". La periodista va más allá y le pregunta si pirateó la red social, pero él puntualiza: "Creí que todo lo que estaba haciendo era absolutamente legal". Horas después de la publicación de la noticia, la red social suspendió el perfil del canadiense.

La crisis de confianza en Facebook provoca pérdidas del 10% de su valor en dos días

¿Para qué se usaron los datos robados?

A partir de los 50 millones de datos robados, la compañía habría diseñado un programa informático para predecir el sentido del voto de millones de personas con el fin de tratar de influir en sus decisiones.

A través de un inofensivo test de personalidad diseñado por el profesor de Psicología de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan para la empresa Global Science Research, Cambridge Analytica recopiló información sobre la personalidad de los usuarios de la red social, sus gustos, sus inclinaciones políticas y sus ideales. Su aplicación fue descargada por alrededor de 2.700 personas, y también tuvo acceso a los datos de los amigos de sus usuarios.

Este martes, la cadena británica Channel 4 ha emitido la segunda parte de un reportaje grabado con cámara oculta en el que el director suspendido, Alexander Nix, asegura que su compañía jugó un papel decisivo en la victoria de Donald Trump. 

¿Cuál es la versión de Facebook?

La compañía creada y dirigida por Mack Zuckerberg asegura estar "indignada por haber sido engañados" por Cambridge Analytica. En un comunicado emitido el martes, Faceook dice "entender la gravedad del problema", a la vez que ha reiterado su determinación por "aplicar enérgicamente nuestras políticas para proteger la información privada y "tomar todas las medidas posibles para garantizarlo".

La red social sostiene que periodistas de The Guardian les informaron en 2015 de que sus datos habían sido vendidos a Cambridge Analytica, pero no actuó hasta el pasado viernes. Facebook acusa a Kogan de mentirles y violar sus políticas de privacidad al distribuir los datos recopilados en la aplicación a Cambridge Analytica. Desde entonces, ha suspendido la cuenta de la empresa británica y también de su empresa paterna militar y gubernamental, Strategic Communication Laboratories.

Según la red social, todos los datos fueron destruidos. "Si estos datos existen todavía, sería una grave violación de las políticas de Facebook y una violación inaceptable de la confianza y los compromisos de estos grupos", ha argumentado la plataforma. Además, la empresa de Zuckerberg ha contratado auditores forenses de la firma Stroz Friedberg para investigar si Cambridge Analytica todavía dispone de los datos, que ya registraron la sede este lunes. Sin embargo, a petición de la Comisión de Información británica, los auditores fueron ordenados a parar, según la red social.

Después de varios días de silencio, el miércoles Zuckerberg emitió un comunicado a través de la red social en el que admitía "errores", su responsabilidad por la fuga de datos y anunciaba nuevas medidas para restringir el intercambio de datos con otras aplicaciones y desarrolladores. 

Facebook, en el eje de la polémica por la fuga de los datos de 50 millones de usuarios para fines electorales

¿Cuál es la versión de Cambridge Analytica?

Cambridge Analytica ha desmentido todas las acusaciones y asegura que borró los datos al conocer que la información no se adhiere a las leyes de protección de datos. Este martes, altos cargos de la empresa han sido vistos accediendo a la sede en Londres.

"No somos los únicos que usamos datos de las redes sociales para extraer información sobre los usuarios", se ha defendido la compañía, que también ha añadido que "ningún dato de Facebook fue utilizado por nuestro equipo científicos de datos en las elecciones presidenciales de 2016".

Ningún dato de Facebook fue utilizado en las elecciones presidenciales de 2016

Sin embargo, este lunes, Channel 4 emitió un reportaje en el que un periodista se hacía pasar por un agente de un político de Sri Lanka que se reunió con altos cargos de la empresa, que alardearon de su habilidad para influir en los procesos electorales a través de la manipulación digital. 

Antes de investigar las declaraciones de Nix y suspenderlo, la consultora aseguraba el martes que las acusaciones son falsas y acusaó a Channel 4 de emitir un reportaje "editado y guionizado para tergiversar la naturaleza de esas conversaciones y el modo en que la compañía conduce sus negocios".

Noticias

anterior siguiente