Enlaces accesibilidad

El juez envía a juicio a los padres de Nadia por exhibicionismo y pornografía

  • Con la excusa de un tratamiento médico para Nadia, recaudaron 918.000 euros
  • La policía ha hallado 41 fotos de actos sexuales en la cama de la niña
  • La Fiscalía pide dos años de cárcel y 10 años de alejamiento de la menor

Por
Fernando Blanco y su hija Nadia en una imagen de Facebook
Fernando Blanco y su hija Nadia en una imagen de Facebook Facebook

Un juez de Lleida ha acordado enviar a juicio por exhibicionismo y tenencia de pornografía infantil a los padres de Nadia, Fernando Blanco y Margarita Garau, que tienen otra causa abierta acusados de estafa con los donativos que recaudaban para sufragar los supuestos gastos sanitarios de la menor.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lleida) acuerda abrir juicio oral contra los dos acusados, para quienes la Fiscalía pide una pena de dos años de cárcel y que se les prohíba ver a la menor durante diez años.

En el escrito en el que envía el caso a juicio, el juez también acuerda que se investigue la capacidad económica de los padres, para asegurar las responsabilidades pecuniarias que se pudieran derivar del proceso judicial.

Un juez investiga la posible estafa en el "caso Nadia"

Actos sexuales en la cama de la niña

Durante la investigación por el delito de estafa del que se acusa a los padres de Nadia -por el que Fernando Blanco permanece en prisión preventiva y la madre ha perdido la patria potestad de la pequeña-, los Mossos d'Esquadra encontraron 41 fotografías en el ordenador de los padres en las que éstos mantenían relaciones sexuales en la misma cama que la niña.

Paralelamente, se hallaron 15 imágenes de la menor desnuda y con "actitudes impropias" para su edad.

La familia vivía en la localidad leridana de Fígols i Alinyà y, desde que salió a la luz el caso, la niña reside con su tía materna en Mallorca.
Los padres iniciaron varias campañas para recaudar fondos para sufragar los gastos e investigar sobre la supuesta enfermedad rara que sufría Nadia.

Según la acusación, los padres de la menor, que se investiga si realmente sufría una enfermedad rara, gastaron en fines particulares ajenos al tratamiento de Nadia al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña desde 2008.

Noticias

anterior siguiente