Anterior Cs quiere que la gestación subrogada sea "altruista" y que se exija una renta mínima a la gestante Siguiente Un nuevo ciberataque afecta a grandes empresas e instituciones de todo el mundo Arriba Ir arriba
Susana Díaz, la gran perdedora, promete "arrimar el hombro" sin mencionar a Pedro Sánchez
Primarias en el PSOE

Susana Díaz, la gran perdedora, promete "arrimar el hombro" sin mencionar a Pedro Sánchez

|

Susana Díaz ha dado la cara en público después de su inesperada derrota este domingo en las primarias socialistas. Con cara seria y acompañada por el equipo de su candidatura, la presidenta andaluza ha prometido que "arrimará" el hombro y que se pone "a disposición de lo que requiera el partido", pero en ningún ha nombrado las siguientes palabras: Pedro Sánchez.

Su objetivo, ha dicho, es "conseguir que el PSOE vuelva a ser la alternativa de Gobierno en España" y, para eso, ha asegurado defender "ese proyecto coherente y autónomo que los ciudadanos necesitan".

Los avales que posibilitaron la candidatura de Susana Díaz y que la postulaban como favorita de poco le han servido a la presidenta andaluza. La única mujer que optaba a convertirse en secretaria general ha quedado segunda por detrás de Pedro Sánchez, rival con el que ha mantenido una lucha enzarzada desde el Comité Federal del 1 de octubre. Un comité que acabó con el derrocamiento de Sánchez como secretario general por la presión de los barones socialistas, entre los que ejercía mucha presión la propia Susana.

Con el recuento concluido, la andaluza ha quedado en segundo lugar con el 39,94% de los votos, por detrás de Pedro Sánchez, un mártir que resurge dentro del partido como futuro secretario general con el apoyo del 50,21% de los militantes.

Aún con el recuento sin finalizar, la presidenta andaluza ha asumido su derrota y ha felicitado a Pedro Sánchez, al que tan sólo ha mencionado en su discurso como el "secretario general electo". Nada que ver con las palabras de Patxi López, que se ha referido a Sánchez como "mi secretario general".

Susana Díaz es la única candidata que obtiene menos votos que avales, a pesar de que la participación en estas elecciones ha sido mayor que en la presentación de firmas, un 80,84% de los militantes.

La jornada de las primarias del PSOE, en imágenes

anterior siguiente
13 Fotos 1 / 13 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Elecciones primarias en el PSOE

    Elecciones primarias en el PSOE

    Los candidatos a la secretaría del PSOE, (i-d) Susana Diaz, Pedro Sánchez y Patxi López, posan para los medios gráficos en la sede socialista en Madrid, tras conocerse los resultados de la jornada electoral.

    EFE
  • Elecciones primarias en el PSOE

    Elecciones primarias en el PSOE

    Pedro Sánchez sale al balcón en la sede socialista de Ferraz, en Madrid, para saludar a los simpatizantes tras conocer los resultados de las primarias.

    EFE

Desde la batalla de avales el pasado 4 de mayo, la presidenta andaluza partía como favorita con 6.000 apoyos más que su contrincante directo, Pedro Sánchez. Patxi se descolgaba ya de la carrera hacia la secretaría general en último lugar con tan sólo 12.000

Poco le ha servido. Susana Díaz solo es profeta en su tierra, ya que ha sido Andalucía la única comunidad donde ha obtenido ventaja sobre Sánchez.

La última en presentar su candidatura

Díaz fue la última en presentar su pre-candidatura (no había candidato oficial si no era avalado después por la militancia) a la secretaría general y lo hizo para plantarle cara a Sánchez, con quien ha mantenido múltiples desencuentros en los últimos meses en los que la batalla verbal dirigía cuchillos entre unos y otros mientras López intentaba apelar a la unidad.

Se presentó convencida de su victoria, con el lema "100% PSOE" y con el apoyo de los pesos más fuertes dentro del partido, como los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Parecía que todo el partido se volcaba en sus mítines.

Sin embargo, su afinidad a la gestora que se puso al frente del partido tras la dimisión de Sánchez, su postura de abstención para permitir un gobierno de Rajoy y su posible influencia en el "golpe de estado" que algunos consideran que se urdió dentro del partido para derrocar a Pedro Sánchez no han convencido a los militantes, que ya habían elegido a Pedro Sánchez hace tres años y lo han vuelto a hacer ahora.

La balanza de la polarización, guerra fratricida o "división suicida" (en palabras de Patxi López) ha favorecido a Pedro Sánchez. Todos los candidatos prometieron luchar por la unidad. También hubo palabras de respetar al candidato ganador y apoyarle como secretario general. Pero la dimisión de Antonio Hernando como portavoz del grupo parlamentario parece ser premonitoria de muchos cambios que vendrán en el futuro del organigrama socialista.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente