Anterior Trump se enemista con Curry y retira la invitación a la Casa Blanca a los Warriors Siguiente Merkel se perfila como vencedora en las elecciones alemanas, que permitirán el regreso de la ultraderecha al Bundestag Arriba Ir arriba
El presidente electo de fracnia, Emmanuel Macron, asiste a la cermonia por el aniversario de la victoria en la II Guerra Mundial
El presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, asiste a la ceremonia commemorativa de la victoria en la II Guerra Mundial AFP STEPHANE DE SAKUTIN
Elecciones en Francia 2017

Regenerar la política, relanzar el empleo y reconciliar el país: primeras tareas de Macron

|

Regenerar la política francesa, mancillada en los últimos meses por los escándalos de corrupción, y reformar el mercado laboral para relanzar el empleo, principal preocupación de los franceses, son las primeras tareas que ha prometido afrontar el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron.

El socioliberal, que tomará el relevo del socialista François Hollande el próximo fin de semana, ha anunciado un plan de medidas de choque nada más llegar al Elíseo, que aprobará durante el verano y en muchos casos por decreto, lo que le permitirá acortar los trámites parlamentarios.

No obstante, para poner a Francia 'en marcha' de nuevo, el centrista tendrá que lidiar con otro gran obstáculo: el clima de protestas y violencia que permanece en sus calles. Nacidas tras la reforma laboral de Hollande, las manifestaciones prosiguieron con el abstencionismo en los comicios y ahora rebrota ante la perspectiva de las medidas de choque que Macron anuncia.

En la misma noche del escrutinio, nueve personas fueron detenidas por violencia en una manifestación anticapitalista en París, según Franceinfo. Este lunes, el día después, al menos un millar de manifestantes marcharon en el centro de la capital contra las políticas liberales del presidente electo, al que alertaron de que las conquistas sociales "no se tocan". 

Entender este 'enfado' y conjurarlo será una clave para llevar a cabo el plan político del joven recién llegado.

Las legislativas: el paso crucial para hallar aliados

Las legislativas de junio próximo, que renovarán la Asamblea Nacional, indicarán el poder real con el que contará el nuevo jefe de Estado que, en caso de no obtener una mayoría suficiente, tendrá que negociar con otros grupos.

Es preciso recordar que el 66,1% de electores a favor de Macron no han votado por él, sino a pesar de él. Seguidores de '¡En Marcha!', sí, pero muchos de ellos socialistas y republicanos que han votado contra Le Pen ante la llamada de sus líderes caídos. Otros han decidido tras descartar una tentadora abstención cuyo tirón la ha convertido casi en tercer candidato en esta votación.

Como dijo Macron a Efe en una reciente entrevista, "el primer texto que será presentado abordará la moralización y la renovación de nuestra vida política", ante la proliferación de casos de corrupción.

Por otro lado, eso sirvió al candidato para contrarrestar a dos de sus rivales, el conservador François Fillon y la ultraderechista Marine Le Pen, investigados ambos por presuntos casos de malversación de fondos a través de empleos ficticios de asistentes parlamentarios.

Benoit Pellistrandi, sociólogo francés: "Hay una fractura social que puede afectar a la armonía social del país"

La reforma laboral, un capítulo conflictivo

Pero el punto más delicado al que hará frente el nuevo presidente es la reforma laboral. Macron ha dicho que la que aprobó su antecesor el pasado verano "va en la buena dirección" pero "es insuficiente", lo que hace presagiar un texto que no gustará a los sindicatos más combativos.

Si esas centrales ya lograron sacar a las calles a cientos de miles de manifestantes contra el texto de Hollande, bautizado como ley El Khomri (por el nombre de la ministra de Empleo), es de esperar que no darán tregua a la reforma que impulsará el nuevo presidente.

Su principal objetivo es permitir que las condiciones laborales, en particular la jornada laboral, sea negociada en cada empresa o a nivel sectorial para las pymes, dejando así de lado los convenios colectivos, una idea que los sindicatos consideran que pone en manos de los patronos todo el poder.

Para contrarrestar ese efecto, Macron ha prometido un enorme impulso a la formación profesional de los parados y de los jóvenes (su plan prevé 15.000 millones de euros) y un reforzamiento del seguro de desempleo, que será extendido también a los autónomos. A cambio, el candidato ha asegurado que retirará ese seguro a quien rechace más de dos ofertas de empleo "decentes".

A favor del nuevo presidente jugará el hecho de que los sindicatos más combativos han perdido fuerza. La CGT ha perdido su posición de principal central obrera del país en beneficio de la CFDT, más favorable a negociar reformas con el Gobierno y que ya aceptó la de Hollande.

Disturbios en Francia durante la octava jornada de movilizaciones contra la reforma laboral

Recorte presupuestario de 60.000 millones

Macron tiene previsto que la nueva Asamblea Nacional surgida de las legislativas de junio se ponga a trabajar ya en julio para aprobar unos nuevos presupuestos, y para que en septiembre tenga lista una nueva trayectoria presupuestaria para los siguientes cinco años.

En el punto de mira está establecer recortes presupuestarios por valor de 60.000 millones. Otra de sus primeras medidas, destinada a mejorar el poder adquisitivo de la población, será eliminar el impuesto municipal de residencia, que actualmente se paga por todas las viviendas ocupadas y que quiere suprimir para el 80 % de la población con menos ingresos.

Esa ha sido la principal medida social que ha anunciado el candidato socioliberal, que también ha anticipado una bajada de los impuestos patronales para favorecer la contratación. También lanzará desde el comienzo de su mandato sus anunciadas reformas para la educación, especialmente de la primaria, y para la simplificación de las reglas administrativas.

Alivio en la UE por la victoria de Macron

La reformulación de Europa, y la seguridad

En el ámbito internacional, está previsto que Macron efectúe su primer viaje oficial a Berlín, para reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel.  El presidente electo ya ha anunciado que aguardará el resultado de las elecciones en Alemania para relanzar el proyecto europeo de forma conjunta, un contraste con Hollande, que durante la campaña de 2012 había avisado de que presionaría a Merkel para acabar con las políticas de austeridad.

Nada más instalarse en el Elíseo, Macron reunirá el Consejo de Defensa, un asunto particularmente sensible en Francia, que se encuentra en estado de emergencia desde noviembre de 2015 por la oleada de atentados yihadistas que han venido golpeando el país.

El presidente electo tiene previsto mejorar la coordinación de los servicios de inteligencia del país y crear una fuerza de intervención rápida de lucha contra el terrorismo que estará directamente guiada desde el Elíseo, para actuar tanto dentro como fuera de Francia. Macron se ha comprometido también a contratar a 10.000 agentes para reforzar la seguridad en el país.

En el ámbito global, el futuro mandatario galo habría acordado en una conversación telefónica organizar una reunión con el presidente turco, Recep Tayipp Erdogan, en el marco de la cumbre de la OTAN en Bruselas, según fuentes mencionadas por Reuters.

Ambos líderes han expresado su determinación para mejorar las relaciones entre Ankara y París, así como para relanzar las negociaciones de integración de Turquía en Europa, explican estas fuentes, que subrayan el efecto positivo que estos resultados tendrán para el futuro de la UE según habría afirmado Erdogán. 

Por su parte, el presidente estadounidense Donald Trump ya ha expresado este lunes su felicitación al centrista.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente