Enlaces accesibilidad

Banco Popular tendrá que restar unos 550 millones de sus resultados tras una auditoría

  • El análisis de las cuentas se ha solicitado con el cambio de dirección
  • Esa auditoría externa detecta "insuficiencias" en algunas provisiones
  • El resultado, ha dicho la entidad, no obliga a reformular las cuentas
  • Se prevé que la ratio de capital baje y se sitúe entre el 11,7% y el 11,85%

|

Por
Una imagen de archivo de Emilio Saracho
Una imagen de archivo de Emilio Saracho. REUTERS Denis Balibouse

El Banco Popular ha comunicado este lunes a la CNMV una corrección de las cuentas de 2016 que, si bien no tendrá que reformular, sí tendrá un impacto de unos 550 millones de euros que la entidad tendrá que recoger en los resultados que presente en la primera mitad de este año.

En una nota remitida a la CNMV, el Popular explica que esos desajustes se han encontrado tras un trabajo de auditoría, y corresponden a cuatro aspectos puntuales de las cuentas de 2016, que no suponen, ni por sí solos ni en conjunto, "un impacto significativo" en las cifras ya conocidas que justifique que haya que reformularlas.

Sin embargo, sí tendrán que restar esos 550 millones, que serían como máximo 630 millones, según han explicado a Efe fuentes financieras, de las cuentas del primer y del segundo trimestre, según se especifica en la normativa vigente.

"Transparencia" para la junta de accionistas del 10 de abril

Según explica el Banco, ante la proximidad de la junta de accionistas, que se celebra el 10 de abril, es "más necesario si cabe" un ejercicio de "responsabilidad y transparencia" que permita a los accionistas conocer toda la información de las cuentas y del banco.

Las cuentas de 2016 han sido revisadas por el auditor externo PricewaterhouseCoopers, que ha considerado que los citados desajustes encontrados no suponen "ningún incumplimiento" y que, pese a ellos, la entidad sigue alcanzando los requisitos de capital regulatorio necesarios.

Teniendo en cuenta los impactos y los cálculos provisionales de las cuentas del primer trimestre de 2017, el capital total del Grupo se situaba a cierre de marzo entre el 11,70% y el 11,85%, por encima del mínimo requerido del 11,37%, explica la nota. No obstante, este nivel es inferior a la ratio de capital total del banco del 13,14% del cierre de 2016.

"Insuficiencia" en algunas provisiones

Según el Popular, los fallos que ha sacado a la luz el examen del auditor son los siguientes: "insuficiencia" en algunas provisiones constituidas respecto a riesgos que deben ser objeto de provisiones individualizadas, que afectarían a las cuentas de 2016 -y al patrimonio neto- en 123 millones de euros.

El auditor ha encontrado, además, una posible "insuficiencia" de unos 160 millones de euros en las provisiones asociadas a créditos dudosos en los que la entidad se ha adjudicado la garantía vinculada a los mismos.

El informe de auditoría también cree que la entidad tendrá que dar de baja algunas de las garantías asociadas a créditos dudosos, por las que habría dotado 145 millones de euros, lo que tendría un impacto aún no cuantificado en las provisiones correspondientes a estas operaciones.

Y por último, el informe considera que también hay un desajuste en "determinadas financiaciones" concedidas a clientes y que éstos podrían haber utilizado para acudir a la ampliación de capital de mayo de 2016, lo que obliga al banco a restar 250 millones de su capital.

Noticias

anterior siguiente