Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
Alepo sufre la peor catástrofe humanitaria de la guerra en Siria, según la ONU
Guerra en Siria

Alepo se convierte en "un matadero" según la ONU, y sufre la peor catástrofe humanitaria de la guerra en Siria

  • Los últimos ataques han matado al menos a 320 civiles y herido a más de 700

  • MSF denuncia el bombardeo sistemático e intencionado de hospitales

  • HRW denuncia el uso de armas químicas por el ejército gubernamental

  • Ban Ki-moon: "Incluso un matadero es más humano"

|

Nuevos bombardeos se han registrado este jueves en la ciudad siria de Alepo, y se han extendido además a otras poblaciones de su periferia, donde hubo un número indeterminado de heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Naciones Unidas ha alertado este jueves que la parte oriental de la ciudad, asediada por el Gobierno sirio con el apoyo de Rusia, vive la peor "catástrofe humanitaria" vista en la guerra de SiriaSegún el jefe humanitario de la ONU, Stephen O'Brien, los ataques de los últimos días han matado al menos a 320 civilesmás de un centenar de ellos niños, y herido a un mínimo de 756.

"El este de Alepo, en este momento, no está al borde del precipicio. Está en un terrible descenso al abismo despiadado e implacable de una catástrofe humanitaria como ninguna de las que hemos visto en Siria", ha dicho O'Brien al inicio de una intervención ante el Consejo de Seguridad.

El ejército sirio inicia la ofensiva terrestre sobre Alepo

Helicópteros militares lanzaron barriles de explosivos en el barrio de Al Misir, mientras que aviones de combate no identificados bombardearon el distrito de Qadi Askar, donde varias personas resultaron heridas y hubo daños materiales en edificios, ha dicho la ONG. Ambas zonas están en la parte oriental de Alepo, sitiada por el Ejército y en poder de la oposición.

También fueron bombardeados el campo de refugiados palestinos de Handarat, en el norte de la urbe, y las áreas Proyecto 1070 y Al Ramusa, en el suroeste; así como el pueblo de Andan, al norte de Alepo.

Alepo se queda sin suministros médicos

Este jueves, Naciones Unidas ha alertado de que 600 heridos por los bombardeos en Alepo no están recibiendo la atención médica que requieren, por lo que urge que se permita la evacuación de una buena parte de ellos, así como la entrada de suministros sanitarios.

"Está claro que se necesita urgentemente ayuda humanitaria, en especial de material y evacuaciones médicas. Hay maneras de que esto sea posible y estamos listos para hacerlo", ha dicho el enviado especial adjunto de la ONU para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, en una comparecencia ante la prensa.

Exxeldin ha confirmado que no más de 35 médicos siguen trabajando en la sección este de Alepo, totalmente superados por las necesidades en esta área donde operan distintos grupos rebeldes y "viven no menos de 275.000 personas".

La última panadería del pueblo de Andan

El Observatorio ha destacado que los ataques aéreos golpearon la única panadería que quedaba en Andan, aunque ha apuntado que apenas hay civiles en esta localidad por los continuos bombardeos y disparos de artillerías, ya que en ella se ubica un frente de guerra entre los efectivos gubernamentales y los insurgentes.

Handarat, Proyecto 1070 y Al Ramusa constituyen también frentes de batalla en Alepo. La fuente agregó que la artillería del régimen tuvo como objetivo las poblaciones de Al Buida y Tel Hatabat, al sur de esta ciudad, la mayor del norte de Siria.

Hace una semana, las fuerzas armadas sirias, con el apoyo de rusa, retomaron la ofensiva contra los insurgentes en Alepo, donde han intensificado los bombardeos en la última semana.

Rusia defiende una tregua corta

El viceministro de Exteriores Serguéi Riabkov ha afirmado este jueves que Rusia está a favor de que se declare una tregua humanitaria de 48 horas en Alepo, pero considera inaceptable un nuevo alto el fuego de una semana porque eso permitiría a los grupos terroristas reagruparse.

"Con el fin de garantizar el acceso humanitario, estamos proponiendo una pausa de 48 horas, pero los colegas estadounidenses, por razones que sólo ellos conocen, están empeñados en exigir una tregua de siete días", ha dicho a los periodistas.

"Ese plazo es totalmente suficiente para que los grupos terroristas puedan conseguir municiones, hacer descansar a sus combatientes y reagrupar sus fuerzas", ha añadido.

El viceministro ruso ha señalado que Moscú no ve otra alternativa que seguir cooperando con Estados Unidos en busca de un arreglo para el conflicto sirio, pero ha dejado claro que no aceptará ultimatos de Washington.

Alepo vive la peor semana en sus seis años de guerra

Pasividad del Consejo de Seguridad ante el "matadero" de Siria

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, denunció el miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU que quienes están desarrollando esas acciones en Siria "saben exactamente lo que están haciendo" y son conscientes de que "están cometiendo crímenes de guerra".

"Imaginen la destrucción. Personas con sus extremidades reventadas. Niños con un dolor terrible sin alivio. Infectados. Sufriendo. Muriendo sin ningún lugar al que ir y sin un final a la vista", ha dicho Ban en una reunión del Consejo de Seguridad.

Tras la intervención de Ban, la presidenta internacional de MSF, Joanne Liu, también señaló en el mismo foro la pasividad del Consejo ante los ataques indiscriminados contra hospitales e instalaciones sanitarias por los ejércitos sirio y ruso.

En un comunicado, MSF afirma que "Esos ataques no son errores, son agresiones ilegítimas y sin escrúpulos a unas instalaciones médicas en funcionamiento. Estamos frente a un problema sistémico. En Siria, el bombardeo de las estructuras de salud en los territorios bajo control rebelde es un componente integral de la estrategia de guerra perseguido desde el inicio por el Gobierno sirio y sus aliados".

HRW denuncia ataques químicos en Alepo

Las fuerzas gubernamentales sirias supuestamente emplearon sustancias químicas en dos ataques recientes en la ciudad de Alepo (norte), que causaron la muerte a cinco civiles y heridas a decenas, denunció el miércoles Human Rights Watch (HRW).

En un comunicado, la ONG explicó que ha mantenido conversaciones telefónicas con testigos, personal médico y equipos de rescate, además de tener acceso a vídeos y fotografías que indican que helicópteros del Gobierno sirio lanzaron barriles de explosivos con componentes químicos en Alepo el 10 de agosto y el 6 de septiembre.

Los ataques fueron contra dos barrios residenciales controlados por la oposición y, justo después de ellos, decenas de personas fueron atendidas en centros sanitarios por problemas respiratorios, tos y enrojecimiento de ojos y piel. HRW agregó que tres personas, entre ellas tres menores, perdieron la vida por esos bombardeos, de acuerdo al testimonio de médicos y activistas locales.

El texto apunta que, pese a que es complicado identificar con certeza el agente químico usado en los ataques en Alepo sin pruebas de laboratorio, hay indicios de que probablemente se empleó gas cloro.

Activistas sirios contra la intervención rusa

Activista sirios han lanzado este jueves en todas las provincias de Siria la campaña "Rusia nos mata", en protesta por la intervención militar de este país en el conflicto, con motivo del primer aniversario del inicio de los bombardeos de Rusia, que se cumplirá mañana.

La campaña incluye protestas de las comunidades de sirios en el extranjero, la difusión de vídeos e imágenes sobre las consecuencias de los bombardeos rusos y la publicación de testimonios de testigos de esos ataques aéreos y de cifras de muertos y heridos, entre otros.

El activista de la opositora Red Sham, Ahmad Orabi, ha dicho a Efe por internet que esta iniciativa "quiere poner el foco en las consecuencias sobre el pueblo y la revolución siria" de la intervención castrense rusa.

Según datos publicados el pasado 20 de septiembre por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 8.899 personas han muerto en Siria por los bombardeos de la aviación de Rusia, de las que 3.506 eran civiles.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente