Anterior Educación destinará 1.420 millones de euros a becas y ayudas para el curso 2017/18 Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba
El primer ministro danés, Lars Lokke, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro belga, Charles Michel, durante la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) que tiene lugar en Bratislava, Eslovaquia.
El primer ministro danés, Lars Lokke, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro belga, Charles Michel, durante la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) que tiene lugar en Bratislava, Eslovaquia. EFE EFE/OLIVIER HOSLET
Cumbre de Bratislava

Merkel anuncia un plan para "cambiar el rumbo" de la UE, en "estado crítico", hacia un futuro sin Reino Unido

|

La canciller federal alemana, Angela Merkel, ha anunciado un plan de choque con el que imprimir un cambio de rumbo a la Unión Europea (UE). Lo ha hecho este viernes en Bratislava tras la cumbre de líderes de la UE. Allí ha adelantado un plan de trabajo con varios temas para presentar en marzo de 2017, con motivo del 60 aniversario de los Tratados Europeos.

Merkel propone renovar el criterio de los ahora Veintisiete comunitarios. Una estrategia para afrontar un escenario nuevo también, impuesto por el Brexit, por su ejemplo, y el auge de los populismos atizados por la crisis migratoria y el terrorismo.

"El espíritu de Bratislava fue un espíritu de cooperación. Sin la unidad europea no vamos a lograr estos objetivos", ha manifestado la jefa de Gobierno alemana en referencia a temas como la seguridad, la migración ilegal, la protección de las fronteras exteriores, la lucha contra el paro o la innovación económica.

Bratislava, pistoletazo de salida

En opinión de Merkel, "Bratislava ha sido el punto de salida para más trabajo. No (ha sido) para grandes declaraciones o cambios de tratados, sino para más acciones en aras de los ciudadanos europeos".

"Queremos dar impulsos y queremos actuar juntos", ha priometido la canciller alemana tras el encuentro de 27 de los 28 lideres comunitarios en Bratislava. En una rueda de prensa conjunta con el presidente francés, Francois Hollande, ha agregado que ambos están "convencidos" de que en la UE se necesitan "compromisos y solidaridad, y trabajar en base a los valores comunes".

"Estamos en una fase decisiva de la Unión Europea", ha aseverado Merkel y ha prometido que "más allá de Bratislava" la UE demostrará que se siente responsable, para tener éxito y no ofrecer solo palabras.

La crisis migratoria, en el epicentro de la crisis europea

En cuanto a la crisis migratoria, que ha causado tantas divisiones entre los países europeos, la canciller alemana ha exigido "más esfuerzos y consensos". En ese sentido, ha destacado que el primer ministro húngaro, Viktor Orban, el principal crítico de la política migratoria en la UE, ha participado "activamente en las deliberaciones" de esta cumbre.

Por otra parte, Merkel ha subrayado la importancia de luchar contra las causas de la huida de los inmigrantes en África y en Oriente Medio y ha reclamado más acuerdos bilaterales con países terceros, como el polémico tratado con Turquía en materia de migración.

Y ante la amenaza terrorista en Europa, la canciller destacó la necesidad de más cooperación en el sector de defensa.

La UE, en "situación crítica"

En el arranque de la cumbre, la canciller alemana ha reconocido que la Unión Europea se encuentra en una "situación crítica". Los Veintisiete esperan cerrar en esta jornada una "hoja de ruta" que marque los pasos a dar en los próximos meses.

"Vamos a debatir la 'agenda de Bratislava' y espero que nos pongamos de acuerdo. Nadie puede esperar que se puedan solucionar todos los problemas de Europa en una sola cumbre", ha dicho Merkel a su llegada al Castillo de Bratislava.

"Estamos en una situación crítica. Debemos demostrar que podemos mejorar", ha asegurado Merkel en declaraciones a la prensa. Y ha mencionado en ese sentido aéreas como la seguridad, el crecimiento económico, el mercado laboral, la agenda digital, las esperanzas y posibilidades para los jóvenes en Europa.

Una nueva agenda antes de marzo de 2017

La mandataria germana aterrizó en Bratislava para sustanciar "avances concretos". El jueves se reunió en París con el presidente francés, Francois Hollande, para hablar de la nueva agenda que este viernes ha anunciado.

El pacto del plan cuenta con seis meses antes de la cita de marzo. Medio año para dar a luz a la nueva y continental Europa. “No es una crisis más. Es una crisis sobre su existencia, sobre sus fundamentos”, ha alertado este jueves Hollande en París en presencia de Angela Merkel.

"La Defensa europea es el reto de Europa"

A su llegada a Bratislava, Hollande ha insistido en que "la Defensa europea es el reto de Europa". El presidente galo ha recalcado que Francia hace el "principal esfuerzo" en materia de Defensa dentro de la UE, pero ha avisado de que su país no puede "estar solo", por lo que ha pedido que el bloque sea capaz de asegurar su propia seguridad.

No hay unidad, ni continente si no hay una defensa de valores e intereses

"No hay unidad, ni continente si no hay una defensa de valores e intereses", ha recalcado.

La idea de poner en marcha una capacidad militar para la Unión Europea ha vuelto a entrar en las discusiones de los líderes, a calor de la decisión de Reino Unido de abandonar en un futuro el bloque, tradicional opositor a la idea, que cuenta con apoyos y detractores entre el resto de países.

Orbán exige a la UE que no vuelva a usar "trucos" legislativos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha defendido que la UE se vuelque en la seguridad para recuperar la confianza, sin descuidar el crecimiento y la creación de empleo.

El primer ministro de Hungría, el conservador Viktor Orbán, ha sido la nota crítica y discordante. Ha pedido "respeto" a los húngaros y ha exigido a la UE que no recurra a "trucos" legislativos, como el que ha dicho usó para tratar de imponer un sistema obligatorio de reparto de refugiados.

"Pedí al señor presidente que dé el respeto necesario a los húngaros y que en el futuro no aplique trucos legislativos que vulneran la soberanía de las naciones", ha dicho Orbán, que ha convocado a los húngaros a un referéndum el próximo 2 de octubre para decidir si quieren o no aceptar las cuotas de refugiados.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente