Anterior El Celta aprovecha los errores del Eibar y golea en Ipurúa Siguiente Merkel gana las elecciones por cuarta vez y la extrema derecha entra en el Parlamento alemán Arriba Ir arriba
Abandona el tren que conducía porque había terminado su jornada laboral

Un maquinista del Alvia deja a un centenar de pasajeros en un pueblo de Palencia tras cumplir sus horas de conducción

  • La ley no permite conducir un tren más de cinco horas y media seguidas

  • Tras una espera de más de dos horas, Renfe trasladó en autobús al pasaje

  • El maquinista del Alvia Santander-Madrid avisó de que necesitaba un relevo

|

Un maquinista ha detenido un Alvia que cubría el trayecto entre Santander y Madrid en Osorno (Palencia) tras "cumplir" sus horas de conducción y no tener relevo para continuar, lo que ha obligado a Renfe a trasladar a sus pasajeros en autobús hasta su destino.

El maquinista detuvo el convoy, que había partido de Santander unos 15 minutos después de las 19.00 horas (hora prevista de salida), en torno a las 21.00 horas, después de haber avisado al centro de gestión correspondiente de la necesidad de que se le relevase al haber cumplido sus horas de conducción.

Ante esta eventualidad, Renfe organizó un plan alternativo de transporte por carretera en dos autobuses, en tanto que los viajeros con origen en Palencia y Valladolid eran encaminados en trenes alternativos.

La compañía buscó autobuses para poder trasladar a los viajeros a sus destinos, pero, según ha explicado a Efe las fuentes, hasta alrededor de las 23.00 horas no se localizaron los dos vehículos. Además, ha recordado la posibilidad de recuperar el importe total del billete dentro de su compromiso de puntualidad.

No se pueden conducir más de cinco horas y media seguidas

El hecho, según ha explicado en declaraciones a Europa Press el secretario de Organización del Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), Carlos Segura, es algo "excepcional" y se debe a una cuestión de "normativa", ya que por ley y por la normativa con la que cuentan actualmente no se pueden rebasar las cinco horas y media de conducción continuada.

Según el sindicato, este maquinista iba a cumplir su jornada de conducción y avisó de esta circunstancia al centro de gestión, ha afirmado Segura, quien ha añadido que el trabajador no realizó el refrigerio establecido para que pudiera seguir la conducción y por lo tanto "no puede infringir la ley" y no pudo continuar el trayecto.

Carlos Segura ha aclarado que esta circunstancia no se debe a conflictividad laboral ni a una medida que tenga que ver con la falta de maquinistas, sino que es algo "excepcional" que pueda deberse a algún fallo en la coordinación para un sustituto.

Al no recibir contestación, cumplió su jornada y solicitó el relevo

Además, el responsable de Organización de Semaf ha asegurado que se trata de un maquinista con antigüedad y experiencia en la empresa y ha reiterado la obligación de cumplir la normativa en cuanto a horas de conducción.

Los maquinistas que cubren el trayecto entre Santander y Madrid pertenecen a la base de León.

Según han informado a Europa Perss fuentes del comité de empresa de Renfe en Cantabria, el maquinista "ya había preavisado varias veces" a la empresa de que estaba a punto" de cumplir su jornada máxima diaria de conducción y de que solicitaba el relevo.

"Al no recibir contestación, cumplió su jornada y solicitó el relevo" en Osorno, sobre las nueve de la noche, ha explicado Oscar Martín (UGT).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente