Enlaces accesibilidad

Golpe de Estado en Turquía

Purga militar y judicial del Gobierno de Turquía tras el golpe de Estado fallido

  • La Policía ha detenido a 2.839 supuestos golpistas y a decenas de jueces
  • Miles de magistrados han sido suspendidos por el poder judicial
  • Erdogan vuelve a pedir a la gente que salga a la calle a "defender su democracia"
  • Miles de personas celebran el fracaso del levantamiento en Estambul y Ankara
  • Condena unánime al golpe militar de todos los partidos en el Parlamento turco

Por
Miles de detenidos en las Fuerzas Armadas y en la justicia de Turquía tras el fallido golpe militar

Las autoridades de Turquía han iniciado este sábado una purga de los estamentos militar y judicial, deteniendo a miles de supuestos implicados en el golpe de Estado que este viernes puso contra las cuerdas al Gobierno democrático del país y al presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha vuelto a pedir a sus seguidores que salgan de sus casas para "defender su democracia", lo que ha llevado a miles de personas de nuevo a las calles para celebrar el fracaso de la intentona golpista.

El primer ministro turco, Binali Yildrim, ha informado en una comparecencia ante la prensa de que a lo largo de la jornada han sido detenidos 2.839 soldados supuestamente implicados en el levantamiento, que ha dejado ha dejado 265 muertes y 1.440 heridos, según el último balance oficial difundido por fuentes oficiales turcas.

Entre los militares arrestados se encuentran el general Adem Huduti, uno de los militares más reputados del país y comandante del Segundo Ejército, así como el comandante del Tercer Ejército, Erdal Ozturk. Además, según la agencia oficial Anadolu, cinco generales y 29 coroneles han sido cesados de su cargo por orden del ministro del Interior, Efkan Ala.

Yildrim ha garantizado que la situación está "enteramente bajo control" tras el golpe militar, que ha calificado de "mancha" para la democracia turca, además de prometer que se castigará a los culpables: "Estos cobardes tendrán el castigo que se merece", ha apostillado. En este sentido, Turquía ha reclamado a Grecia la extradición de ocho golpistas, huidos a bordo de un helicóptero a la ciudad griega de Alexandrópolis.

El Gobierno turco recupera el control tras el intento de golpe militar

Purgas en la Judicatura

Por otro lado, Anadolu ha informado de que la Policía ha detenido a un magistrado del Tribunal Supremo, Alparslan Altan, y a 10 jueces del Danistay, uno de los organismos supremos de la Judicatura turca y máxima autoridad para contenciosos administrativos. Otros 38 miembros de este cuerpo están en búsqueda y captura, según la cadena privada NTV.

La emisora señala también que se ha emitido orden de arresto contra 140 jueces del Tribunal Supremo (Yargitay); el presidente de esta institución, Ismail Rüstü Çirit, ha prometido en declaraciones a la emisora "castigar a todos los traidores".

Fethullah Gülen, el clérigo al que Erdogan acusa de intentar derribarle

Antes, Anadolu ya había informado de la destitución de 2.745 jueces por parte de la Junta Superior de Jueces y Fiscales del país (HSYK), que, a su vez, también ha sido purgada: el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, que ejerce como presidente de la institución, ha destituido a cinco de sus 22 miembros.

Según informa el diario Hürriyet en su versión electrónica, los magistrados son sospechosos de estar relacionados con el clérigo Fethullah Gülen, antiguo aliado y ahora rival del AKP, el partido islamista del presidente Erdogan, que le acusa de haber impulsado el golpe militar desde su exilio en Estados Unidos.

Golpe de Estado en Turquía

anterior siguiente
25 Fotos 1 / 25 ver a toda pantalla
  • El hombre, después, se ha plantado frente al carro de combate rebelde.

    Golpe de Estado en Turquía

    El hombre, después, se ha plantado frente al carro de combate rebelde.

    REUTERS
  • Golpe de Estado en Turquía

    Golpe de Estado en Turquía

    Los civiles abrazan a un policía armado en celebración del fracaso del intento de golpe de Estado del Ejército, en el puente del Bósforo, en Estambul.

    REUTERS

Erdogan saca a miles de personas a las calles

El país intenta, en cualquier caso, recuperar poco a poco la normalidad, de forma que, por ejemplo, el aeropuerto internacional Atatürk en Estambul, que durante la madrugada del viernes al sábado fue tomado por los tanques golpistas, recupera progresivamente su operatividadsi bien con retrasos en numerosos vuelos.

Pese a que el golpe parece definitivamente desactivado, Erdogan ha querido volver a pedir a los turcos que no bajen la guardia y ha enviado un mensaje de móvil a millones de usuarios, pidiendo a los ciudadanos que salgan de nuevo a las calles para defender la democracia. "Queridos hijos de la nación turca. Esto es un intento [de golpe] de un reducido grupo como [sucedió] en los años 1970 contra la nación", reza el mensaje.

Les instó a salir a las calles en contra de este reducido grupo para defender su democracia, su nación

"Honorable nación turca, defiende tu honor, defiende tu país. Defiende tu democracia y tu paz", prosigue Erdogan, que concluye: "Les instó a salir a las calles en contra de este reducido grupo para defender su democracia, su nación. Defienda su Estado".

Tras la petición, miles de personas han vuelto a salir a las calles de Estambul, donde el presidente se ha dirigido a la multitud y ha proclamado que "el Ejército es nuestro, no una estructura paralela. Yo soy el comandante en jefe”, además de exigir a Estados Unidos que deporte a Fethullah Gülen.

Manifestantes en Estambul celebran el fracaso del golpe militar

Manifestantes en Estambul celebran el fracaso del golpe militar. REUTERS REUTERS

Condena unánime en el Parlamento de Ankara

Otro tanto ha ocurrido en Ankara, donde miles de manifestantes, aunque menos numerosos que en Estambul, han exigido ante el Parlamento que se reinstaure la pena de muerte en el país: según la televisión CNN Turk, los manifestantes gritaban eslóganes como "queremos ejecuciones, la pena de muerte". El primer ministro, presente en la manifestación, ha asegurado: "Hemos entendido vuestro mensaje. Vamos a hacer lo que sea necesario", aunque Erdogan, en Estambul, ha dicho que es un asunto que debe "discutirse en el Parlamento".

Precisamente dentro de la Asamblea Nacional, en la primera sesión tras la asonada, los cuatro grupos con representación parlamentaria (el islamista AKP, el socialdemócrata CHP, el nacionalista MHP y el pro-kurdo HDP) guardaban un minuto de silencio en memoria a las víctimas del golpe militar. Binali Yildirim ha felicitado a los parlamentarios que permanecieron en la Cámara durante el levantamiento bajo el lema "o democracia o muerte".

Asimismo, los diputados han aprobado una declaración conjunta que condena "con dureza" el intento de golpe de Estado y el ataque que sufrió la cámara durante el levantamiento militar. "Esta declaración conjunta de cuatro partidos es la muestra que las cosas ya no serán como antes en Turquía", señala el texto. "Instamos a nuestro pueblo de alejarse de la violencia que no se corresponde con la democracia y nuestra nación", concluye la declaración, un raro ejemplo de unanimidad entre las fuerzas parlamentarias turcas, habitualmente muy enfrentadas.

En cualquier caso, queda por ver qué consecuencias provoca el golpe fallido y cómo responde el presidente Erdogan, criticado dentro y fuera de Turquía por su creciente autoritarismo. En este sentido, tanto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como la canciller alemana, Angela Merkel, han pedido este sábado que se actúe "dentro del imperio de la ley" tras el golpe.

El presidente Erdogan sale reforzado del intento golpista con el apoyo de los partidos

Últimos focos rebeldes

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad sofocan los últimos focos de resistencia de los golpistas, como el cuartel general del Estado Mayor en Ankara: al final de la mañana del sábado, según CNN Turk, ha terminado la misión para desalojar a los últimos militares rebeldes del edificio, donde llegaron a tener como rehén al jefe del Estado Mayor, el general Hulusi Akar, que fue liberado horas después.

Por otro lado, las autoridades han sellado la base militar de Incirlik, en el sur de Turquía, una de las más importantes del país y en la que se ecnuentran acantonados contingentes militares y cazas tanto estadounidenses como europeos, que operan en el marco de la coalición para combatir al Estado Islámico en Siria e Irak.

"Informamos de que las autoridades locales deniegan entradas y salidas de la base aérea de Incirlik. La electricidad también se ha cortado. Por favor, evite la base aérea hasta que las operaciones vuelvan a normalizarse", señala un comunicado del consulado de Estados Unidos.
Como resultado de esta medida, el Pentágono ha suspendido temporalmente los vuelos de su misión contra los yihadistas que operan desde la base.

El ministro de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, ha aclarado que la base permanece operativa, aunque ha sido sellada para arrestar a varios militares considerados sospechosos de participar en el golpe de Estado, por lo que los vuelos de la coalición se reanudarán en cuánto se termine la operación contra los supuestos golpistas.

Noticias

anterior siguiente