Enlaces accesibilidad

Grecia acepta reformas más profundas y una mayor vigilancia a cambio del tercer rescate

  • Tiene hasta el 15 de julio para aprobar reformas en el IVA y en las pensiones
  • Se creará un fondo al que transferirán activos por valor de 50.000 millones
  • El objetivo, que sean privatizados o rentabilizados y pagar con ellos deuda
  • No se podrá aprobar ninguna ley sin ser acordada antes con las instituciones
  • Se podría estudiar una reestructuración de la deuda, pero nunca una quita

Por
Grecia y sus acreedores logran un acuerdo para negociar un tercer rescate al país

El acuerdo alcanzado este lunes por los líderes de la Eurozona obliga a Grecia a aprobar de manera inmediata, antes del miércoles 15 de julio, reformas en pensiones e IVA, como condición previa para iniciar la negociación de un tercer rescate a Grecia. Además, Atenas tendrá que realizar al FMI una petición de ayuda similar a la que hizo la semana pasada al fondo permanente de rescate europeo (MEDE).

Estos son los principales elementos de lo pactado (ver documento en .PDF y en inglés):

Requisitos preliminares

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Diecinueve ven "crucial reconstruir la confianza en las autoridades griegas" como requisito previo a un posible futuro acuerdo sobre un tercer rescate.

- No basta con la solicitud de ayuda enviada al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Los estados miembros esperan que Grecia realice una solicitud similar -cuando sea posible- al Fondo Monetario Internacional para que el FMI continúe su apoyo (tanto técnico como financiero) desde marzo de 2016, cuando acaba su participación en el actual rescate griego.

Antes del 15 de julio, el Gobierno griego tendrá que legislar para reformar el sistema del IVA y ampliar de la base tributaria para aumentar los ingresosaprobar medidas directas para mejorar la sostenibilidad del sistema de pensiones (como parte de un plan integral de la reforma del sistema); la salvaguardia de la total independencia de la oficina estadística del país (ELSTAT); la plena aplicación de las disposiciones pertinentes del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, en particular la introducción de un sistema casi automático de recortes en caso de que haya desviaciones presupuestarias que hagan peligrar los objetivos de superávit primario.

Antes del 22 de julio, el Parlamento griego debe aprobar la ley de enjuiciamiento civil -que puede acelerar de manera significativa los procesos judiciales y reducir los costes- y transponer la directiva sobre reestructuración y resolución de entidades de crédito (con el apoyo de la Comisión Europea).

Solo después de que se lleven a cabo los cambios legislativos previstos para el 15 de julio, y del referendo por parte del Parlamento griego de todos los compromisos del documento, se podría tomar la decisión de dar el mandato a las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y MEDE) para que negocien con Grecia un tercer rescate que debe incluir un nuevo memorando de entendimiento (MoU).

El inicio de las negociaciones no implica que se vaya a llegar a un acuerdo, se advierte en el documento, que también señala no se negociará hasta que todos los parlamentos nacionales hayan ratificado el pacto.

Aprobar reformas más ambiciosas

El documento señala que es necesario el compromiso de Atenas en reforzar y completar las últimas reformas que propuso el Gobierno griego la semana pasada. En concreto, según las instituciones:

- Una reforma de las pensiones más ambiciosa.

- Medidas para compensar "plenamente" el impacto fiscal de la sentencia del Tribunal Constitucional que tumbó la rebaja de las pensiones de 2012 pedida por la troika.

Aplicación de la cláusula de déficit cero -o medidas similares- antes de octubre de 2015.

- Adoptar reformas más ambiciosas del mercado de bienes y servicios: desde los horarios comerciales -incluyendo la apertura de tiendas en domingos o periodos de rebajas- hasta la liberalización del transporte marítimo

Privatización del operador de la red de transmisión eléctrica (ADMIE) a menos que puedan encontrarse medidas que tengan efecto equivalente en la competencia.

Modernización del sistema de negociación colectiva y otros aspectos rígidos del mercado laboral, el derecho de huelga y el despido colectivo, de acuerdo con el calendario y el enfoque acordados junto con las instituciones. "A partir de estas revisiones, las políticas de
mercado laboral deberán ajustarse a las prácticas idóneas internacionales y europeas, sin que se retroceda a pasadas políticas que son incompatibles con el objetivo de promover un crecimiento sostenible e integrador".

- Adoptar las medidas necesarias para fortalecer el sector financiero. Pide eliminar toda posibilidad de interferencia política, especialmente en los procedimientos de nombramiento.

Privatizaciones y administración pública

Además de lo anterior, se piden nuevas medidas a Grecia:

- Elaborar un programa de privatizaciones de escala considerablemente mayor y con una mejor gobernanza.

- Las autoridades griegas aceptan la creación de un "fondo independiente" al que transferirán "activos" por valor de 50.000 millones de euros para que sean privatizados o rentabilizados de algún modo.

El fondo estará establecido en Grecia (y no en Luxemburgo como se propuso inicialmente) y será gestionado por las autoridades griegas, aunque "bajo la supervisión de las instituciones europeas relevantes".

Los ingresos generados por las ventas o rentabilización de esos activos se utilizarán para reducir deuda (50%), recapitalizar la banca (25%) y realizar inversiones productivas (el 25% restante).

A esta imposición de Alemania se resistían las autoridades griegas porque dudan de que se puedan movilizar más de 17.000 millones de euros. El FMI tampoco considera realista la cifra y apuntaba a 7.000 millones de euros al año, según fuentes europeas.

- Antes del 20 de julio, las autoridades griegas deben tener una primera propuesta de renovación, despolitización y reducción de los costes de la Administración pública del país. El borrador debe ser discutido con las instituciones. El Gobierno griego se compromete a seguir reduciendo el coste de la administración de acuerdo con un calendario acordado con las Instituciones

A excepción de la ley relativa a la crisis humanitariael Gobierno griego revisará toda la legislación que ha introducido y que entre en contradicción con los acuerdos del 20 de febrero.

Todos los proyectos de ley en los ámbitos relevantes serán consultados y acordados con las instituciones europeas antes de ser sometidos a votación en el Parlamento e, incluso, a exposición pública.

- Además, se exige normalizar plenamente los métodos de trabajo con las instituciones, incluido el necesario trabajo sobre el terreno en Atenas a fin de mejorar la ejecución y la supervisión de programas.

Necesidades de financiación y reestructuración de la deuda

- Los socios europeos toman nota de la evaluación de las necesidades financieras de Grecia, que se sitúan entre 82.000 y 86.000 millones de euros. Ante la magnitud de la cifra, invitan a las instituciones a "explorar todas las posibilidades" para reducir el dinero a poner mediante "una senda fiscal alternativa" en el país o "ingresos más altos procedentes de las privatizaciones".

- Reconocen la urgente necesidad de 7.000 millones de euros antes del 20 de julio, y de otros 5.000 millones antes de mediados de agosto.

- Debido a la situación de los bancos griegos, el rescate incluirá una reserva de entre 10.000 y 25.000 millones de euros para hacer frente a operaciones de recapitalización o de resolución.

- Los socios europeos reconocen que existe "seria preocupación en torno a la sostenibilidad de la deuda" y prometen considerar, si fuera necesario, "medidas adicionales" para aliviarla (posiblemente mediante periodos de gracia y vencimiento más largos) "en línea con el espíritu del acuerdo del Eurogrupo de noviembre de 2012", que ya lo contemplaba. No se consideraría hasta que no hubiera una primera revisión positiva del programa de rescate. Además, se deja claro que una quita sobre el nominal de la deuda "no es posible".

- Para ayudar al crecimiento y la creación de empleo, en los próximos 3 a 5 años, la Comisión Europea ayudará al Gobierno griego a utilizar hasta 35.000 millones de euros de los fondos comunitarios. De forma extraordinaria, Bruselas adelantará 1.000 millones de euros con el fin de dar "un empujón inmediato" a las inversiones en aquel país.

Noticias

anterior siguiente