Enlaces accesibilidad

La última propuesta griega toca el IVA y reforma pensiones para lograr 8.000 millones entre 2015 y 2016

  • Establece tres tipos impositivos del IVA: el 6%, el 13% y el 23%
  • Los hoteles subirían al tramo intermedio, donde se quedaría la electricidad
  • Contempla restringir paulatinamente el acceso a la jubilación anticipada
  • Suben las cotizaciones y la contribución de los jubilados al seguro de salud

Por
La última propuesta griega toca el IVA y reforma pensiones para lograr 8.000 millones entre 2015 y 2016

El Gobierno griego ha flexibilizado ligeramente su propuesta, aceptando en parte lo que le pedían las instituciones en materia de pensiones e IVA. El nuevo plan contempla lograr 8.000 millones de euros entre 2015 y 2016 gracias a una subida de impuestos, a la reforma del sistema de pensiones y al recorte de gastos en defensa. De esta forma se compromete a lograr un superávit primario (antes de pagar intereses de la deuda) del 1% este año y del 2% el año que viene, tal y como pedían en su última oferta los acreedores

Para los líderes de la zona euro, el documento enviado este domingo por el Ejecutivo de Tsipras es una buena base para llegar a un acuerdo con Atenas. La propuesta, sin embargo, ya ha levantado roces en las filas de Syriza y del Ejecutivo de Atenas. A continuación se detallan las medidas que están siendo negociadas por el Gobierno griego y las instituciones y que serán estudiadas por el Eurogrupo, que las calificó como "un paso muy positivo en el proceso".

Reforma del IVA

Con la reforma y subida del IVA, el Gobierno de Alexis Tsipras espera recaudar 680 millones en 2015 y otros 1.300 millones en 2016, según la propuesta filtrada la prensa griega y que ha sido recogida por Efe.

El nuevo plan propuesto por el Gobierno griego mantiene tres tipos del impuesto -el 6%, el 13% y el 23%- frente a los dos que le pedían las instituciones (11% y 23%).

Esta vez Atenas estaría dispuesta a cambiar la imposición sobre algunos productos -como los hoteles- para aumentar los ingresos fiscales, tal y como piden las instituciones.

En la tasa mínima del 6% (ahora en el 6,5%) quedarán solo los medicamentos, los libros y el teatro. De esta forma, los hoteles -actualmente en el 6,5%- pasarían a gravarse con un 13%, tasa que se aplicará a alimentos y a productos energéticos (con lo que la luz no subiría al 23%, como demandaban los acreedores). Al resto de productos se le aplicaría el 23%.

En Grecia, las islas tienen un descuento del 30% en el IVA sobre el tipo efectivo de cada producto. Según Efe, la propuesta conlleva la supresión del IVA reducido en las islas. Medios de comunicación citados por la agencia AFP matizan que esa subida podría limitarse a las islas más turísticas: Mikonos, Rodas y Santorini. La iniciativa ha sido rechazada de plano por el socio de la coalición de Gobierno, Griegos Independientes, que ha amenazado incluso con su salida del Ejecutivo, según fuentes gubernamentales citadas por los medios griegos.

Sobre el IVA, los acreedores aceptarían que el tipo para la electricidad y los medicamentos que propone Atenas si Grecia sube el IVA para algunos sectores turísticos, como hoteles y restaurantes, al 23%. Una fuente europea cercana a las negociaciones, citada por AFP, señala que la medida que es "socialmente justa" ya que afectaría principalmente a los turistas alemanes y franceses.

Otras subidas de impuestos

En su programa electoral, Syriza apostaba por incrementar la presión fiscal a las grandes fortunas y a las personas y empresas con mayores ingresos. Todas las medidas que se detallan a continuación se mantienen ahora en la propuesta enviada por Atenas a los acreedores en febrero.

El Gobierno contempla aumentar el impuesto de solidaridad, creado tras la firma del primer rescate en 2010, lo que elevaría los ingresos fiscales en 220 millones en 2015 y en 250 millones en 2016. Según Reuters y AFP, el impuesto de solidaridad subiría para aquellas personas con ingresos superiores a los 50.000 euros al año: los que tienen un recargo del 3% pasarían a tener uno del 4% y los que tienen ahora un recargo del 4% lo tendrían del 6%. Además, se introduciría un nuevo tramo del 8% para los que ingresen más de 500.000 euros.

Se crearía un impuesto especial del 12% a todos los beneficios empresariales superiores a los 500.000 euros al año, lo que permitiría recaudar 945 millones en 2015 y 405 millones en 2016, según los cálculos de Atenas.

La subida del impuesto de sociedades a partir del próximo año en tres puntos porcentuales al 29%, otra de las medidas, elevaría los ingresos en otros 410 millones de euros en 2016.

El Ejecutivo de Tsipras también subiría el impuesto que grava los bienes de lujo (coches de alta gama, aviones, piscinas, yates privados...) para obtener 47 millones en este y el mismo monto el año que viene.

Otra medida prevé introducir una tasa a la publicidad en televisión, que permitiría ingresar, según los cálculos del Gobierno, 100 millones de euros en este y otro tanto en 2016. Y, según AFP, se introduciría un nuevo impuesto sobre las ganancias en los juegos de azar en internet.

Reforma y recorte de las pensiones

El plan prevé restringir paulatinamente la jubilación anticipada desde 2016 a 2025, tal y como ya proponía Atenas en su listado de propuestas del 20 de febrero. Ahora concreta que profesiones especialmente duras y madres con algún tipo de discapacidad quedarán fuera de esa restricción. Limitando las prejubilaciones espera ahorrar 60 millones de euros en 2015 y 300 millones en 2016.

"La edad de jubilación no va a cambiar para los que dejen de trabajar (y se jubilen) antes del 30 de junio", señala el Gobierno griego, que deja la puerta abierta a aprobar que se retrase la edad de jubilación a los 67 años.

Además, prevé el aumento de las cotizaciones a la sistema de seguridad social en un 3,9% (de media), lo que arrojaría unos ingresos adicionales de 350 millones en 2015 y de 800 millones en 2016. También aumentarían las cotizaciones de los empleados al sistema de pensiones auxiliares, del 3% actual al 3,5% (también de media), lo que generaría ingresos de 120 millones en 2015 y de 250 millones en 2016.

A ello, se suma el aumento de las contribuciones de los jubilados al sistema de salud del actual 4% a un 5% -para las pensiones regulares- y del actual 0% a un 5% en las pensiones suplementarias. Con ello, el Gobierno espera recaudar, en el caso de las pensiones principales, 135 millones en 2015 y 270 millones en 2016; en el caso de las suplementarias, se esperan ingresos de 240 millones en 2016.

En resumen, con el incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social y de las contribuciones de los jubilados -esta última medida de facto es un recorte en las pensiones- se lograrían recaudar 605 millones este año y 1.560 millones en 2016 para eliminar el déficit de las cajas de pensiones.

Sin embargo, el Ejecutivo asegura que no se tocarán las pensiones más bajas. Tampoco se recortarían los salarios públicos, que mantendrían el nivel de finales de 2014.

Recortes en defensa y privatizaciones

En otro orden de cosas, el Gobierno griego se compromete a reducir los gastos de defensa en 200 millones de euros, algo que había sugerido la Comisión Europea.

Entre las prioridades se mantiene la lucha contra el contrabando de petróleo, la intensificación de los controles sobre las transferencias bancarias y la lucha contra la evasión fiscal

Según fuentes gubernamentales citadas por Efe, el Gobierno mantendrá sus planes de restaurar la negociación colectiva a finales de este año, de no introducir la posibilidad de proceder a despidos masivos como lo exigían los acreedores y de subir el salario mínimo interprofesional.

Sobre las privatizaciones, Atenas abre la puerta a las privatizaciones de puertos y aeropuertos, pero el Gobierno excluye la venta de la empresa pública del sistema eléctrico (Admie) y su participación en el operador de telefonía OTE, tal y como exigen las instituciones.

En el caso de las privatizaciones, señala Reuters, Grecia exige que los compradores dediquen una cantidad mínima de inversión para promover la economía local. Atenas mantendría una participación en la empresa (no la privatizaría al 100%).

Renegociar la deuda, fundamental para Atenas

Uno de los pilares de la propuesta consiste en "resolver la cuestión de la deuda" con el fin de acabar con el "círculo vicioso de la incertidumbre". En concreto, la propuesta griega sobre la que se negocia, como ya había adelantado el Gobierno heleno hace varias semanas, pide trasladar al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) los bonos que ahora están en manos del Banco Central Europeo, por un total de 27.000 millones de euros. Atenas quiere poder renegociar los plazos de devolución y reducir los tipos de interés de estos bonos.

Sin embargo este lunes la canciller Angela Merkel ha considerado que la cuestión del alivio de la deuda de Grecia "no es lo más urgente" ahora mismo, dado que el país no tiene que devolver los créditos a sus socios de la eurozona los créditos hasta "dentro de muchos años".

Además, la dirigente alemana ha recordado que en 2012 se aprobó una declaración sobre un posible alivio de la deuda bajo ciertas condiciones, con lo que este asunto "no es el más agudo". Ese acuerdo aprobado en noviembre de 2012 se comprometía a suprimir los intereses de los préstamos concedidos a Grecia en el momento en que el país cumpliese con las reformas y ajustes exigidos por sus acreedores.

Noticias

anterior siguiente