Enlaces accesibilidad

Varufakis asegura que aceptaría cualquier acuerdo que incluyese una reestructuración de deuda

  • Reitera que aliviar la deuda es la única vía para que pueda devolver lo prestado
  • Insiste en que la austeridad ha fracasado y debe empezarse de nuevo
  • Tsipras dice que esperarán "pacientemente" a que sus socios sean realistas
  • Bruselas da detalles de las negociaciones para evitar "malas interpretaciones"

Por
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, paseando por Atenas. EFE EFE/EPA/ORESTIS PANAGIOTOU

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, asegura que aceptaría de inmediato cualquier acuerdo que incluyese una reestructuración de la deuda de su país. Así lo ha declarado en una entrevista publicada este lunes por el diario sensacionalista alemán Bild, donde reitera que si sus socios del euro, el FMI y el Banco Central Europeo ofrecieran una quita, Grecia renunciaría a nuevas ayudas.

Esa reestructuración, según Varufakis, debería comenzar por una extensión de las condiciones de los préstamos.

El titular griego de Finanzas insiste en que ese alivio de la deuda es el único camino para que Grecia pueda pagar "tanta deuda", y señala que el acuerdo sería posible si la canciller alemana, Angela Merkel, participara en las negociaciones. "Se podría alcanzar un acuerdo en una noche, pero la canciller debería participar", ha asegurado.

"En primer lugar, necesitamos vincular el pago de la deuda al crecimiento económico. En segundo lugar necesitamos una quita, sólo así podemos garantizar pagar la mayor parte posible de la deuda", ha indicado Varufakis.

Con el paso de los días aumentan las posibilidades de que Grecia entre en suspensión de pagos, sobre todo, después de que las negociaciones del pasado fin de semana en Bruselas hayan concluido sin acuerdo y con las posiciones de ambas partes aún distantes.

Pese a eso, el ministro griego descarta la salida de su país del euro "como una solución sensata", aunque añade: "Nadie puede descartar nada. Yo incluso no descarto que un cometa caiga sobre la Tierra".

"Debemos empezar de nuevo"

Varufakis ha insistido en que el programa de austeridad ha fracasado. "Eso es evidente: debemos empezar de nuevo. Tenemos que hacer tabla rasa", ha concluido. "No queremos más dinero", ha declarado al rotativo germano más crítico con los rescate a su país, al que ha reconocido que Alemania y el resto de la eurozona ya han dado a Grecia "demasiado" dinero.

"Todos somos humanos y es difícil admitir errores. Creo que se necesitará tiempo para que las instituciones europeas, Berlín y Bruselas reconozcan que el programa que han apoyado durante cinco años fue un error pero no hay otro camino", ha advertido.

En la misma línea se ha mostrado el primer ministro heleno en una entrevista con el diario Ephimerida ton Syndakton. "Esperaremos pacientemente hasta que las instituciones se sumen al realismo", ha advertido Alexis Tsipras.

“Solo puede verse oportunismo político en la insistencia de los acreedores en nuevos recortes de pensiones después de cinco años de saquear a través de los rescates", ha dicho el jefe del Gobierno, quien concluye: "No tenemos derecho a enterrar la Democracia europea en el mismo lugar donde nació".

Sobre las exigencias que mantienen la Comisión Europea, el FMI y el BCE para que Atenas rebaje de nuevo las pensiones y suba el IVA, en su entrevista con Bild, Varufakis ha reiterado que no cederán.

"¿Sabe cuál es nuestro problema con el IVA?", ha dicho Varufakis: "No somos capaces de recaudarlo". El ministro explica que, "aunque parezca absurdo, esto es así: cuanto más alto es el tipo del impuesto, menos paga la gente, se sienten con derecho a no pagar más".

El ministro de Finanzas griego ha subrayado que su Gobierno "no va a firmar una extensión de la crisis". "Grecia dijo [este domingo] basta y ahora los europeos deben tomar decisiones", ha resumido en declaraciones a la radio griega Sto Kokkino, donde ha concluido que "hoy es un buen día, porque por fin ha llegado el momento de la claridad".

Comisión Europea quiere aclarar "malas interpretaciones"

La Comisión Europea ha expuesto este lunes parte de las concesiones y exigencias planteadas a Atenas, en un intento de  aclarar "malas interpretaciones" y "malentendidos" sobre la postura de los acreedores que negocian con Grecia.

"El paquete propuesto por las instituciones es sustancial, equilibrado y tiene pleno sentido económico", ha asegurado la portavoz comunitaria para Asuntos Económicos, Annikas Breidthardt.

Según ha destacado, esas propuestas se ajustan a las necesidades de los ciudadanos y del Gobierno griegos, pero también de los otros 18 Estados miembros que "igualmente tienen que rendir cuentas" en sus democracias.

Así, Breidthardt ha explicado que Atenas ya habría aceptado cumplir un 1% de superávit primario este año, como le piden ahora las instituciones tras haber rebajado ese nivel desde el 3,5% exigido al principio.

"Pero ¿son creíbles los medios diseñados para alcanzar ese objetivo?", se ha preguntado la portavoz respecto a las propuestas presentadas por el Gobierno heleno. En respuesta a esa cuestión, Annikas Breidthardt ha destacado como ejemplo que las medidas planteadas por Atenas para reformar el sistema de pensiones ahorrarían 71 millones de euros, el 0,04% del PIB.

En su repaso al estado de las negociaciones, la portavoz se ha centrado en el escollo de las pensiones, ya que -ha recordado- suponen la mayor partida del gasto público y "Grecia tiene uno de los sistemas de pensiones más caros de Europa".

Así, ha continuado, "se pide que se restrinja la jubilación anticipada, que se retrase la edad de jubilación, que se reforme el sistema para que sea sostenible desde el punto de vista financiero", pero eso -a su juicio- no implicaría explícitamente una bajada de pensiones "a nivel individual".

"Bruselas debe prepararse para el estado de emergencia en Grecia"

La urgencia del momento actual de las negociaciones la ha dejado en evidencia el comisario europeo responsable de Economía y Sociedad Digital. El alemán Günter Oettinger ha alertado desde Berlín que el Ejecutivo comunitario debería prepararse para "el estado de emergencia" que habrá en Grecia si no se llega a un acuerdo antes del próximo 30 de junio, en el caso de que el país "abandone la zona euro, en el caso de una quiebra".

"Deberíamos elaborar un plan de emergencia porque Grecia caería en un estado de emergencia", ha señalado Oëttinger en referencia a que se debería asegurar el acceso a la energía y las medicinas.

El primero de los líderes europeos en reaccionar ante el estancamiento de las negociaciones ha sido el presidente francés."Vamos a llegar a un momento que podría ser muy agitado si no logramos un acuerdo", ha advertido François Hollande en unas declaraciones a los periodistas durante su asistencia al Salón de la Aviación y la Aeronáutica de Le Bourget, en París.

"No malgastemos más tiempo y retomemos las negociaciones tan pronto como sea posible", ha reclamado el jefe de Estado galo.

En nombre del Gobierno alemán, su portavoz ha insistido en que Berlín quiere que Grecia continúe dentro del euro, mientras que desde el Ministerio de Finanzas se ha reiterado que, para encontrar la solución, la pelota está en el tejado de Atenas.

Desde un país que estuvo inmerso en otro rescate, Portugal, su presidente ha instado a trabajar rápido para cerrar un acuerdo lo antes posible. Además, Aníbal Cavaco Silva ha señalado que las reglas y procedimientos vigentes valen para todos y no se pueden hacer excepciones para ningún país.

Noticias

anterior siguiente