Enlaces accesibilidad

Videojuegos y aplicaciones para aprender a programar en secundaria

  • El desarrollo informático está empezando a extenderse en secundaria
  • Madrid introducirá el curso que viene la asignatura obligatoria en ESO
  • Los profesores afirman que ayuda a resolver todo tipo de problemas

Por
 Alumnos con tabletas en clase.
Alumnos con tabletas en clase. mSchool

Pong es el nombre de uno de los videojuegos con los que ha estado trabajando un alumno de cuarto de la ESO del IES Humanes (Madrid). Sin saberlo, había modificado a partir de un tutorial y de su propia imaginación un símil de Arkanoid, el conocido juego de arcade de los años 80.

En esta asignatura optativa del instituto bilingüe 14 alumnos están aprendiendo a programar con la plataforma App Inventor. Es una herramienta para crear aplicaciones móviles para el sistema operativo Android, iniciada por el MIT y que ahora pertenece a Google Labs.

Su profesora, Ana Viejo, ha señalado que es la primera vez que estos estudiantes toman contacto con la programación y que empezaron a desarrollar casi por casualidad, como un complemento de la asignatura.

En Programación los alumnos empiezan a aprender por su cuenta

La docente mostró a los estudiantes la plataforma de desarrollo y los tutoriales disponibles en inglés y estos empezaron a aprender por su cuenta, con el apoyo de su profesora aunque la mayor parte del trabajo realmente la realizan los propios alumnos en sus casas.

El mismo alumno que creó la réplica de Arkanoid ha inventado de cero un nuevo juego, Chaos, en el que el usuario tiene que evitar que los coches colisionen en un cruce. "Tienen muchísimo interés y aceptan muy bien las sugerencias y correcciones", ha subrayado Viejo.

La del IES Humanes es una experiencia piloto de cara al próximo curso escolar, en el que está previsto que una nueva asignatura obligatoria de Programación se imparta en todos los cursos de ESO de la Comunidad de Madrid, sustituyendo a la anterior materia de Tecnología, como ha explicado el director general de Mejora de la Calidad de la Enseñanza, Pablo Hispán.

En este sentido, la profesora del IES Humanes ha comentado que espera que los recursos para el curso 2015-2016 sean suficientes, como conexiones a Internet más potentes y que haya equipos para todos los alumnos.

Programación, asignatura de ESO en Madrid

En la nueva asignatura de ESO los alumnos aprenderán, entre otros, a usar App Inventor y Scratch, otro entorno gráfico de código abierto del MIT para aprender a programar por bloques. También trabajarán con la placa de hardware libre Arduino.

En 2014, más de 1.100 profesores de educación pública y concertada recibieron 40 horas de formación a través de una plataforma ofrecida por Telefónica llamada Codemadrid y próximamente se les impartirán clases de desarrollo de Arduino.

"La programación ayuda a los alumnos a que no sean meros consumidores de productos digitales. La clave de la sociedad del siglo XXI es ser creador digital, no puede ocurrir que inventen otros", ha enfatizado Hispán, quien ha indicado que hay un presupuesto de 16 millones de euros para implantar la asignatura.

El aprendizaje de Programación es bastante autodidacta

En el presente curso, los 15 institutos tecnológicos de la Comunidad ya han empezado a impartir 'Programación y Comunicaciones' como asignatura optativa en 4º de ESO. Es el caso del Instituto Tecnológico de Getafe Satafi, en el que 17 alumnos -de los cuales 14 son chicas y tres chicos- reciben dos horas de clase a la semana.

La profesora Elena Ribón ha comentado que de momento están aprendiendo a desarrollar videojuegos, ya que esto les permite pensar qué tienen que hacer los personajes, interactuar con ellos y trabajar en equipo. "El aprendizaje es bastante autodidacta", ha subrayado la docente, ya que son los propios alumnos los que tienen que investigar, pensar y compartir el conocimiento con el resto de compañeros.

Sin embargo, Ribón ha apuntado que es partidaria de que se mantenga Tecnología en 1º de ESO: "Es una asignatura más completa, no incluye solo contenidos informáticos; un clavo y un martillo también son tecnología".

Desarrollo de aplicaciones

En Cataluña, las competencias en Programación se empezaron a incorporar en el curso pasado. Unos 6.000 alumnos de secundaria -un 20% del total de la región- recibieron formación de desarrollo en la asignatura optativa de Informática. En la parte práctica recibieron nociones para programar aplicaciones destinadas a dispositivos móviles.

Esta práctica forma parte de un programa llamado mSchools -impulsado por instituciones públicas catalanas y la compañía GSMA- que promueve la introducción de la tecnología móvil en las aulas.

Otras comunidades también han empezado a dar pasos para extender el conocimiento de la programación.

En Castilla-La Mancha, inspirados por el movimiento global de la Hora del Código (Hour of Code, que busca enseñar a programar a partir de los cuatro años), la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real lleva tres años impartiendo un curso introductorio de tres horas en institutos de la región.

El pensamiento lógico de la programación ayuda a resolver otros problemas

Su principal impulsor, del Departamento de Tecnologías y Sistemas de Información de la Universidad de Castilla-La Mancha, Carlos González Morcillo, cree que saber programar "es tan importante como saber hablar o tener un pensamiento matemático".

En este sentido, considera que debido a que el desarrollo requiere una forma pensamiento lógico, también ayuda a resolver problemas en otros ámbitos. "Amuebla muy bien la cabeza y tengo muy claro que es el camino, igual que aprender lengua, matemáticas o educación física", ha sentenciado.

Otro ejemplo es Andalucía, que aunque no tiene una asignatura específica dedicada a programar, en sexto de Primaria existe un área llamado 'Cultura y práctica digital', en el que se introduce a los alumnos en el uso adecuado de aplicaciones para móviles y tabletas; a desenvolverse en entornos de aprendizaje online, etc.

Por su parte, el currículo educativo para ESO y Bachillerato publicado en el BOE este mes de enero integra el conocimiento y uso de las aplicaciones informáticas en múltiples asignaturas -de forma transversal- y en materias específicas que las comunidades autónomas tendrán que adaptar estos meses.

Programación más allá de secundaria

En España, en los últimos años han ido proliferando los grados de desarrollo informático de educación superior públicos y privados. Las universidades pioneras, hace ahora casi once años, fueron la Universidad Pompeu Fabra y la Universidad Complutense de Madrid.

El director del Máster en Desarrollo de Videojuegos de la UCM, Pedro González, ha señalado que empezar a impartir Programación en secundaria "puede sentar las bases para acercarse a la tecnología con más confianza".

Asimismo, considera que el desarrollo inculca una "forma sistemática de enfrentarte a la complejidad" ya que para resolver problemas en programación hay que usar unas instrucciones muy estructuradas.

González también cree que el aprendizaje de la programación es uno de los caminos para cambiar el modelo productivo. "Las industrias creativas aportan valor añadido muy grande, ya que van a mercados internacionales. En España somos creativos, tenemos un buen nivel técnico", ha rematado.

Noticias

anterior siguiente