Enlaces accesibilidad

Muere un casco azul español en un ataque de Israel contra Hizbulá en el sur del Líbano

  • El fallecido es el cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años
  • Israel ha respondido con cohetes a un ataque de la milicia chií de Hizbulá
  • España pide una investigación "inmediata, exhaustiva y completa" a la ONU

Por
Muere un casco azul español en un ataque de Israel contra Hizbulá en el sur del Líbano

Un militar español de las Fuerzas de la ONU para el Líbano (FINUL) ha muerto este miércoles en un ataque israelí contra la milicia chií de Hizbulá en el sur del país, según ha confirmado el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ha pedido a Naciones Unidas una investigación "inmediata, exhaustiva y completa" sobre lo ocurrido. Israel ha respondido a un ataque previo del grupo chií Hizbulá en el que han muerto dos soldados israelíes.

El militar español fallecido es el cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años y natural de Málaga. Estaba destinado en el Regimiento de Infantería Mecanizada "Córdoba 10", de la Brigada Guzmán el Bueno de Cerro Muriano, y participaba en la misión "Libre Hidalgo" desde el pasado mes de noviembre, según ha informado el Ministerio de Defensa en una nota.

El casco azul Soria Toledo, que estaba casado y esperaba un hijo, ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004 y esta era su segunda misión internacional para la FINUL. Estaba desplegado en la base Miguel de Cervantes de Marjayoun, en el sur del Líbano.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha avanzado que el cadáver del cabo estará este jueves en España. Morenés ha hablado con la familia del cabo, cuya mujer está embarazada, y que le ha transmitido que el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y el Gobierno están "con ellos".

Granadas de Israel tras un ataque a un blindado

El cabo del Ejército de Tierra Francisco Javier Soria Toledo se encontraba en un puesto de vigilancia en la aldea de Ghayar, en la zona fronteriza entre Israel y Líbano, cuando ha tenido lugar el ataque que ha acabado con su vida.

Israel ha lanzado hasta 30 granadas de artillería después de que fuera alcanzado uno de sus blindados en la frontera. El Ejército israelí ha atacado las inmediaciones de las zonas de Al Mayedia, Kafar Shuba, Al Abasiya y Al Uazani, ubicadas en el sur del territorio libanés, considerado feudo del grupo chií Hizbulá.

El cabo Soria Toledo resultó herido en el ataque israelí y fue trasladado inmediatamente a la base española Miguel de Cervantes, en Marjayoun, a unos 40 kilómetros de la frontera con Israel, pero poco después ha fallecido a consecuencia de la gravedad de las heridas.

En rueda de prensa en Madrid con el enviado de la ONU para Siria, Staffan Dmistura, Margallo ha indicado que después del ataque le ha llamado el embajador de Israel en España, Alon Bar, para trasladar sus condolencias y pedir disculpas por el fallecimiento del cabo, ya que se ha tratado de un "accidente".

"Exigiremos las responsabilidades que consideremos necesarias"

"No tengan duda de que exigiremos las responsabilidades que consideremos necesarias", ha aseverado el ministro de Exteriores, quien ha recalcado que hay que dejar que la investigación proceda y sea conducida por Naciones Unidas.

El Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas (DPKO, por sus siglas en inglés) es el organismo competente para investigar la muerte del soldado español, según informan fuentes gubernamentales a Europa Press.

García-Margallo ha advertido de que no le temblará la voz a la hora de exigir "las responsabilidades que resulten necesarias", pero ha pedido esperar a los datos de la investigación de la ONU, a quien compete llevar a cabo la investigación puesto que el cabo estaba destacado allí como miembro de la FINUL.

El Gobierno español también está recabando datos a través de los embajadores en la zona y junto con el Ministerio de Defensa, y ha confirmado, según los datos de que dispone, que el ataque de Israel "se habría producido como consecuencia de un ataque previo de Hizbulá a un convoy israelí".

Israel responsabiliza a Hizbulá por iniciar el ataque

El ministro ha recibido la llamada de su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, quien también le ha transmitido sus condolencias pero que, según informan medios de comunicación israelíes, ha defendido que Israel considera a Hizbulá responsable de lo sucedido. También ha subrayado Lieberman que "el Gobierno libanés es responsable de todo ataque que se ejecute desde su territorio".

García-Margallo ha señalado también que Exteriores hablará con los embajadores en la zona, y que junto al Ministerio de Defensa y al resto del Gobierno está "absolutamente volcado" y "deseoso" de conocer lo ocurrido, aunque ahora, lo más importante es ayudar a la familia del militar fallecido.

El portavoz de FINUL, Andrea Tenenti, ha afirmado que se investigan las causas de la muerte del cabo Soria Toledo y que se están en los enfrentamientos "verificando las circunstancias de su muerte". "Hasta este momento se desconoce si ha muerto por fuego israelí o libanés", ha declarado el portavoz en una entrevista con la radio pública israelí.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha lamentado la muerte del militar y ha puesto en valor la voluntad de España de ayudar a la paz en Oriente Medio y su colaboración con la ONU.

También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasladado, a través de su cuenta de Twitter, su pésame a la "familia y compañeros" del casco azul español fallecido.

Medios libaneses informaron de que el primer ministro, Tamam Salam, telefoneó al jefe de la FINUL, el general Luciano Portolano, para expresarle sus condolencias.

580 militares españoles están desplegados en el Líbano

El militar fallecido forma parte del contingente de 580 militares españoles desplegado en el Líbano, encuadrados en la operación FINUL de Naciones Unidas, informa Efe.

La zona donde se ha producido el ataque está bajo responsabilidad española y es una de las cinco que tiene encomendadas la misión de la ONU.

La misión de la fuerza española es impedir un recrudecimiento de las hostilidades entre Israel y las milicias como Hizbulá que desemboque en otra guerra como la que tuvo lugar en 2006 y a raíz de la cual se decidió el despliegue español

La tensión ha aumentado en la zona después de que el pasado 18 de enero seis miembros de Hizbulá y un comandante iraní de los Guardianes de la Revolución murieran por un ataque israelí en la provincia de Quneitra, vecina de los altos del Golán, ocupados por Israel en 1967.

Noticias

anterior siguiente