Anterior Expertos de la ONU advierten contra el aumento del racismo en EE.UU. tras los sucesos de Charlottesville Siguiente Zidane suma su séptimo título con otro recital del Real Madrid ante el Barça Arriba Ir arriba
Campofrío negocia con los trabajadores el ERE temporal que aplicará hasta que inaugure la nueva planta

Campofrío reubica al 13% de la plantilla de la fábrica incendiada en Burgos

  • El comité de empresa negocia con la dirección de la compañía un ERTE

  • A esos 118 empleados y a otros 40 de embutido/jamones no les afectará

  • La empresa espera incrementar la cifra de recolocados en los siguientes días

  • El ERTE de Campofrío se tramitará rápido "por causa de fuerza mayor"

  • La empresa pide a los bancos que no desahucien a sus empleados hasta 2016

|

Campofrío ya ha reubicado al 13% de la plantilla de la fábrica de Burgos, 118 personas que no serán incluidas en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se aplicará hasta que la cárnica inaugure una nueva factoría en la ciudad, probablemente en 2016, y que comité de empresa y dirección están negociando.

"De los 891 puestos de trabajo se ha reubicado al 13%, lo que supone que 118 trabajadores ya están reubicados y esperamos que en breve sean más", ha asegurado el presidente del comité de empresa, Hilario Santos, tras esa primera reunión.

Fuentes de empresa han asegurado a RTVE.es que son 120 los empleados que ya han sido recolocados, a los que se suman otros 40 trabajadores de la parte de embutido/jamones que reiniciará su actividad en los próximos días. En total, el 15% de la plantilla.

Santos ha comunicado que en breve registrarán la documentación para el ERTE en la Oficina de Trabajo, aunque la reunión inicial y oficial para establecer las condiciones se desarrollará el 1 de diciembre. El expediente se tramitará rápido y tendrá efecto desde el mismo día del incendio al tramitarse "por causa de fuerza mayor", han informado a Efe fuentes de la Oficina de Trabajo.

El ERTE no se tramitará en Burgos porque se trata de una empresa de más de 200 trabajadores: se hará en la Dirección General de Trabajo de la Junta de Castilla y León. Además se aportará el informe del Cuerpo de Bomberos sobre el estado irrecuperable de la planta y se suprimirá el periodo de consultas, que es preceptivo en los casos ordinarios.

La empresa ha anunciado a los representantes sindicales que explicará en una carta a todos los trabajadores el proceso para seguir por cada uno de ellos.

Además, la dirección se ha puesto en contacto con la Junta de Castilla y León que, a su vez, ha planteado a las entidades financieras por las que los empleados cobran las nóminas un acuerdo marco para crear una cláusula de salvaguarda en casos de impagos de préstamos hipotecarios, para evitar que se ejecute la hipoteca de algún trabajador en el periodo transitorio, hasta que se abra la nueva planta.

Facilidades para construir la nueva fábrica

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha anunciado la aplicación de bonificaciones fiscales a la nueva planta de Campofrío y ha explicado que las ayudas municipales también pasarán por la aplicación de "condiciones especiales" en la adquisición de suelo, con el objetivo de que la nueva planta sea una realidad en la ciudad.

En todo caso, ha reiterado que los esfuerzos municipales deben completarse con ayudas del resto de administraciones públicas. Desde Industria ya se ha ofrecido el uso de distintas herramientas financieras a la empresa para facilitar su construcción. Así lo ha asegurado en el Congreso el titular del ramo, José Manuel Soria.

El Gobierno da "todo su apoyo" a Campofrío

Mientras, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, -que se reúne este miércoles con los con los responsables de Campofrío para tratar la aplicación del ERTE- ha asegurado que el Gobierno dará "todo su apoyo" a Campofrío en la "transición" que va a acometer hasta la puesta en marcha de su nuevo centro en Burgos.

Tras recordar que la compañía es un "referente" de la industria alimentaria española y de la industria en general, la titular de Empleo ha asegurado que la intención del Ejecutivo es "estar muy cerca de la empresa y sus trabajadores" y seguirá trabajando "codo con codo" con la Junta y con el Ayuntamiento de Burgos para "apoyar esta transición hacia la nueva Campofrío".

Para Báñez, es una "buena noticia" el anuncio de la empresa de construir una nueva planta y mantener los empleos de los trabajadores. "Vamos a poner todos los medios para apoyar ese empleo y esa actividad que es buena para Burgos y para Castilla y León", ha señalado la ministra, quien ha recordado que "un montón" de familias burgalesas dependen de esta empresa.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente