Enlaces accesibilidad

El ex presidente del Banco Espírito Santo en libertad tras pagar la fianza de tres millones

  • El máximo responsable del banco durante 22 años cesó hace diez días
  • Deberá declarar ante el Tribunal de Instrucción Criminal de Lisboa

Por
Foto de archivo de Ricardo Salgado, expresidente de BES
Foto de archivo de Ricardo Salgado, expresidente de BES. REUTERS REUTERS/Jose Manuel Ribeiro/Files

El expresidente del Banco Espírito Santo (BES), Ricardo Salgado, ha quedado en libertad tras pagar la fianza de tres millones de euros que le fue impuesta por la Justicia lusa, que lo acusa de delitos de fraude, abuso de confianza y falsificación y blanqueo de capitales.

Según ha informado la Fiscalía portuguesa, el Tribunal de Instrucción Criminal de Lisboa impuso como medidas de coacción la citada fianza, la prohibición de salir del país y de mantener contactos con "determinadas personas", sin dar más detalles.

Salgado fue detenido a primera hora por la policía en su domicilio y ha prestado declaración durante cerca de ocho horas ante el juez en Lisboa por su supuesta implicación en el caso Monte Branco.

Salgado dejó su cargo como máximo responsable del banco hace apenas diez días, después de que la entidad financiera se viese afectada directamente por la crisis que atraviesa el Grupo Espírito Santo, al que pertenece.

Medios lusos informan de que la policía ya realizó este miércoles registros en varias entidades pertenecientes a esta sociedad -con intereses en la banca, los seguros, la agroalimentación, el turismo o la sanidad, entre otros-, y los vinculan con el arresto del expresidente del BES.

Red de blanqueo de capitales entre Portugal y Suiza

Según el Ministerio Público luso, el caso se enmarca dentro de la llamada operación Monte Blanco, iniciada en junio de 2011 y con la que se desmanteló una red de blanqueo de capitales con conexiones entre Portugal y Suiza.

Entonces se investigó un conjunto de movimientos financieros, ocurridos entre 2006 y 2012, que llevaron a la ocultación de fondos por un importe total superior a 30 millones de euros.

De hecho, el propio Salgado ya fue llamado a declarar en diciembre de 2012 por ese asunto, aunque la Fiscalía emitió un mes después un comunicado en el que afirmaba que entonces no existían "fundamentos" para que Salgado fuese considerado sospechoso.

El Ministerio Público portugués investiga cinco casos en los que está involucrado el Banco Espírito Santo: el citado Monte Blanco, EDP/BES Vida, la privatización de Energias de Portugal (EDP) y Redes Energéticas Nacionais (REN), el caso Submarinos, y la venta de Escom.

La lluvia de malas noticias no cesa sobre el BES. Hace menos de una semana, la filial Espírito Santo Internacional se sometía a un concurso de acreedores en Luxemburgo.

Fue el pasado mes de mayo cuando Espírito Santo Financial Group (ESFG) identificó en una comisión de auditoría "irregularidades materialmente relevantes" en las cuentas de su matriz Espírito Santo International. Entonces, un auditor externo también detectó "irregularidades" en sus cuentas y determinó que la situación financiera era "grave".

Noticias

anterior siguiente