Anterior Egipto debate un proyecto de ley que criminaliza por primera vez la homosexualidad en el país Siguiente Los restos mortales de José Manuel Maza serán repatriados previsiblemente este lunes Arriba Ir arriba
Israel ataca una escuela de la ONU y a la prensa internacional en su asedio a Gaza

Israel ataca una escuela de la ONU y a la prensa internacional en su asedio sin cuartel a Gaza

  • El Ejército aprovecha la falta de acuerdo para un alto el fuego y sigue atacando

  • Un bombardeo ha alcanzado una escuela de niñas de la ONU

  • Las sedes de Al Yazira y Associated Press también han sido bombardeados

  • El balance de víctimas mortales aumenta: más de 600 palestinos y 29 israelíes

|

Decimoquinto día de ofensiva en Gaza. El Ejército israelí aprovecha la falta de acuerdo para un alto el fuego y sigue asediando la Franja, con cohetes que este martes han alcanzao una escuela de la ONU y las sedes de la prensa internacional. 

El balance de víctimas mortales desde el inicio de la operación Margen Protector es escalofriante: más de 600 palestinos muertos, el 70% civiles y, entre ellos, 121 niños, según ha confirmado Naciones Unidas. A medida que pasan los días el número de bajas de soldados israelíes en combate también aumenta: 27 militares y dos civiles fallecidos (una cifra mucho más alta que la registrada en la operación Pilar Defensivo de 2012.) Y ahora también hay un soldado desaparecido. 

"El albergue de una escuela de niñas de la UNRWA en Gaza golpeada directamente por bombardeos israelíes provoca más desplazamientos y destrucción", denuncia en un tuit de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Más de 118.000 palestinos han abandonado sus hogares, víctimas de los bombardeos. Los refugios de la ONU están desbordados y en Gaza, una ratonera de 360 kilómetros cuadrados, no hay escapatoria a la muerte. Los pasos a Israel y Egipto están cerrados.

La UNRWA al tiempo que denuncia los ataques israelíes contra civiles que violan el derecho internacional humanitario, también confirma que en dos de sus centros han encontrado munición de grupos terroristas, presumiblemente de Hamás y la Yihad Islámica. Pero esto no es excusa, recuerdan, para que Israel no proteja al personal médico ni a los menores.

Más de 600 palestinos muertos en 15 días

La prensa internacional también ha sido alcanzada este martes. Un avión de combate israelí ha bombardeado, sin causar víctimas, el último piso de una torre de apartamentos en el centro de Gaza ciudad, en el que se encuentran la sede de la televisión catarí Al Yazira y las oficinas de la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP).

"Nos han dicho que fue un error, pero que en cualquier caso era mejor que no nos volviéramos a acercar", ha explicado a Efe uno de los informadores que a primera hora de la mañana, y protegidos con casco y chaleco, estaban sentados frente al edificio.

En su búsqueda de los túneles subterráneos de Hamás -más de una decena han destruido desde que lanzaron la incursión terrestre el pasado jueves- las tropas israelíes bombardean también viviendas de civiles. Este lunes fue el hospital de Al Aqsa, en Deir al Balah, el blanco de los ataques con al menos cinco muertos. Esa misma localidad y Jan Yunis, al sur de la Franja, han vuelto a ser atacadas esta mañana.

Y durante la madrugada de este lunes, al menos siete palestinos han muerto en nuevos bombardeos, de los cuales al menos cincos pertenecen a una misma familia. La aviación israelí también ha reducido a cascotes la mezquita de los "Mártires de Al Aqsa", construida en el centro de Gaza tras la segunda Intifada palestina, escasas horas antes de que los fieles se reunieran para la oración del alba.

Además, este martes Israel ha sufrido el primer gran revés de esta ofensiva: la desaparición de uno de sus soldados, tras participar el domingo en combates Shujaiya, en el centro de la franja de Gaza, al que ha identificado como Oron Shaul. Se trata del mismo nombre que utilizó Hamás cuando reivindicó hace unos días la captura de un soldado hebreo.

Un soldado israelí desaparecido

El Ejército de Israel ha declarado este martes "desaparecido y presumiblemente muerto" a uno de los soldados que participó el domingo en combates en la franja de Gaza.

"El Sargento Oron Shaul, un soldado de la Brigada Golani de 21 años y originario de Proria, es el soldado cuyo proceso de identificación no se ha completado", ha apuntado el ejército en un comunicado. El nombre coincide con el facilitado este fin de semana por el brazo armado de Hamás.

Su desaparición se produjo en la madrugada del sábado al domingo en una operación contra el masacrado barrio de Shujaiya, en el centro de Gaza. Al parecer su blindado  fue blanco de un ataque con un cohete antitanque, explosión que causó la muerte de varios soldados de la Brigada Golani.

El Ejército israelí confirma la desaparición de un soldado en Gaza

Las sospechas apuntan a que milicianos palestinos se llevaron al joven soldado o sus restos que, presumiblemente, era uno de los que salieron a reparar el blindado. Aún no se ha confirmado si está vivo o muerto, aunque el Ejército israelí no confía en encontrarlo con vida.

Israel ha anunciado que investigará las circunstancias por las que el blindado atacado, un modelo viejo y desprotegido para ese tipo de escenarios, fue empleado en lugar de otros más modernos.

Disturbios en Cisjordania

Israel trata también de contener el lanzamiento de cohetes de las milicias palestinas contra localidades israelíes. Según han informado fuentes militares israelíes, un proyectil ha impactado en una casa en la localidad de Yehud, en el centro de Israel, cerca de Tel Aviv, sin que se hayan producido víctimas mortales.

Según informa el diario israelí Haaretz, dos personas han sufrido un shock mientras que otra ha sido levemente herida. Es la primera vez que un cohete disparado desde Gaza impacta contra un edificio en el centro de Israel. Según fuentes militares, desde que comenzó la ofensiva se han lanzado desde Gaza más de 2060 cohetes.

Fuera de la Franja, los palestinos de Cisjordania ven con impotencia el derramamiento de sangre. Y la tensión aumenta en Jerusalén y otras ciudades. Cientos de palestinos  han lanzado piedras contra soldados israelíes en Belén y Ramallah, a lo que los militares han respondido disparando gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. En Jerusalén Este al menos un palestino de 21 años ha muerto de un disparo en Al Ram en un incidente que, según el Ejército hebreo, está siendo investigado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente