Enlaces accesibilidad

La crisis del grupo empresarial luso Espírito Santo salpica a Portugal Telecom

  • Espírito Santo no ha devuelto a la operadora una deuda de 847 millones
  • Como resultado, la 'teleco' ha tenido que renegociar su fusión con la brasileña Oi

Por
Una bandera de Portugal Telecom ondea junto a otra del país en la sede de la 'teleco'
Una bandera de Portugal Telecom ondea junto a otra del país en la sede de la operadora de telecomunicaciones en Lisboa. REUTERS Reuters

Los problemas financieros del conglomerado empresarial luso Espírito Santo han salpicado este miércoles a otra de las grandes compañías del país, Portugal Telecom (PT). La operadora de telecomunicaciones se ha visto obligada a reducir su participación en la fusión con la brasileña Oi, después de que una filial de Espírito Santo no le devolviera en el plazo marcado 847 millones de euros.

Portugal Telecom ha comunicado este miércoles a la Comisión del Mercado de Valores del país (CMVM) tanto el impago de la deuda por parte del grupo Espírito Santo como la renegociación de las condiciones de la operación con Oi, de la que nacerá un gigante mundial del sector de las telecomunicaciones y el mayor grupo empresarial luso-brasileño del mundo.

Según el comunicado remitido al regulador bursátil luso, la participación de Portugal Telecom en la compañía resultante de la fusión será del 25,6%, por debajo al 38,1% previsto cuando se anunció la operación en octubre. 

Portugal Telecom y Oi aseguran en la nota que siguen "plenamente comprometidos" con el cierre definitivo de la combinación de sus negocios y han firmado un nuevo memorándum de entendimiento que debe ser aprobado por el consejo de administración de Oi y que se someterá a la aprobación de la junta general de accionistas de la empresa lusa el próximo 8 de septiembre.

Según el nuevo acuerdo, cada acción de PT será canjeada por 2,10 acciones de CorpCo, el nombre provisional de la compañía combinada, lo que supone un participación del 25,6%.

Deuda impagada del Grupo Espírito Santo

Esta renegociación del acuerdo se ha firmado después de que Rioforte -subsidiaria del grupo Espírito Santo- no devolviera el pasado martes los 847 millones de euros que le prestó Portugal Telecom en mayo pasado. El resto de lo invertido hace dos meses por PT en pagarés de Rioforte -otros 50 millones- debería devolverlo este mismo jueves.

El memorándum firmado pretende dar el tiempo necesario para minimizar la pérdida provocada por la deuda impagada de Rioforte y permitir que se complete la fusión de ambas compañías lo antes posible.

Portugal Telecom, de acuerdo con Oi, ha anunciado que iniciará procedimientos legales contra Rioforte y las entidades vinculadas para garantizar la devolución de esa deuda.

La inversión en pagarés de mayo pasado por parte de Portugal Telecom fue muy criticada por los accionistas de Oi y despertó suspicacias entre los inversores, ya que PT posee el 2,1% del Banco Espírito Santo y, a su vez, el grupo al que pertenece esa entidad bancaria es propietario del 10% de la operadora de telecomunicaciones.

Las divergencias entre PT y Oi se hicieron públicas a principios de julio con un cruce de comunicados remitidos a sus respectivos reguladores bursátiles, en los que la brasileña censuró no haber sido informada de la inversión y decidió que sus dos representantes en el consejo de administración de la firma portuguesa abandonaran su cargo.

El grupo que nacerá la fusión de ambas telecos tendrá más de cien millones de clientes repartidos en cuatro de los cinco continentes, cerca de 30.000 empleados y un volumen de facturación superior a los 12.000 millones de euros anuales, lo que le colocará entre los veinte gigantes mundiales de su sector.

Noticias

anterior siguiente