Enlaces accesibilidad

Detenidas nueve personas por presunta malversación en las obras del AVE a Barcelona

  • La Guardia Civil ha registrado las sedes de Adif en Madrid y Barcelona
  • Los detenidos podrían haber malversado seis millones de euros
  • Adif suspende provisionalmente de sus funciones a los detenidos

Por
Nueve detenidos por presuntas irregularidades en la construcción de un tramo del AVE Madrid-Barcelona

Nueve personas han sido detenidas en una operación iniciada por la Guardia Civil por presunta malversación de fondos, cohecho y tráfico de influencias relacionados con un contrato en la construcción de la línea del AVE Madrid-Barcelona.

Los agentes investigan en la llamada Operación Yogui si funcionarios de Adif y técnicos externos de la empresa adjudicataria actuaron en connivencia para fijar sobreprecio en los contratos de obra a través de mediciones falseadas y de esta forma podrían haber malversado seis millones de euros.

La Guardia Civil, coordinada por la Fiscalía Anticorrupción, ha realizado 11 registros domiciliarios, seis de ellos en las diversas sedes sociales en Madrid y Barcelona de la empresa contratista, la consultora técnica externa que asiste a la dirección de obra y la empresa pública Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Asimismo, se han practicado otros cinco registros en los domicilios particulares de los principales implicados. Los detenidos están acusados de los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental.

Detenidos un responsable de obras de Adif y otro de alta velocidad

En la operación, que se ha iniciado a primera hora de la mañana, se han practicado cuatro detenciones en Barcelona y cinco en Madrid. Entre los detenidos en la operación, dirigida por el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, figuran un responsable de obras de Adif, Jaime G.G., que fue el responsable de las obras bajo sospecha, y el director de línea de alta velocidad de la zona noroeste, Rafael R., según las fuentes consultadas por Efe.

Además, entre los arrestados también figura el delegado de la empresa adjudicataria Corsán en Barcelona, Marino V., según han confirmado a Efe fuentes cercanas al caso.

Los hechos que investiga Anticorrupción se producen en el marco de la construcción del tramo de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera Francesa. La gestión de la contrata correspondió a (Adif), entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, y la obra fue materialmente ejecutada entre 2008 y 2012.

Los registros realizados tienen como objeto localizar documentos en los que se pudieran recabar presuntos datos falseados sobre mediciones en la obra y pruebas que revelaran posibles dádivas económicas percibidas por funcionarios de Adif.

Sobreprecio en los contratos y dádivas

Anticorrupción investiga si directivos de la empresa contratista habrían acordado con funcionarios públicos de Adif bajo cuya responsabilidad se hallaba la obra, y técnicos externos, beneficiarse económicamente en perjuicio de los fondos públicos gestionados por el ente ferroviario.

La Fiscalía sospecha que, de común acuerdo, se habrían alterado repetidamente las mediciones técnicas de los trabajos realizados en la obra, camuflando el ardid en la certificación final, moviendo cifras entre las diferentes partidas, a fin de dar justificación aparente a mayores trabajos de los realmente efectuados y obtener sobreprecio en los contratos. 

La Fiscalía Anticorrupción señala que algunos de los funcionarios de Adif implicados habrían recibido contraprestaciones económicas por su conducta ilícita, ordenadas por un directivo de la empresa contratista.

En enero de este año la Delegación de la Fiscalía Anticorrupción en Barcelona presentó una querella por estos hechos, tras culminar las correspondientes diligencias de investigación a su cargo, que se desarrollaron durante ocho meses.

Por su parte, el grupo Isolux Corsán, donde está integrada actualmente la empresa adjudicataria de la obra y cuya sede ha sido registrada, ha manifestado este lunes en un comunicado su "total disposición a colaborar con la Justicia", ante la actuación de la Guardia Civil.

En marzo de 2008, Corsan Corviam se adjudicó las obras del AVE en el tramo entre la futura estación de La Sagrera y el Nudo de la Trinidad por un importe de casi 68 millones de euros.

Adif suspende de sus funciones a los detenidos

Mientras, el gsetor ferroviario ha suspendido de forma provisional de sus responsabilidades y funciones a los empleados detenidos en el marco de la investigación sobre presunta malversación de fondos.

Fuentes del Ministerio de Fomento recogidas por Efe han explicado que esta suspensión, que se produce siguiendo las instrucciones de la ministra de Fomento, Ana Pastor, se prolongará "hasta que se esclarezcan los hechos".

Estas mismas fuentes añaden que "sin perjuicio de la presunción de inocencia, el Ministerio de Fomento considera que lo más adecuado en este caso, dada la gravedad de los hechos investigados, es apartarlos de sus responsabilidades y funciones en Adif".

Por su parte, el Ministerio de Fomento había señalado horas antes a través de una nota que "Adif viene colaborando desde junio del año pasado con la investigación abierta en torno a las supuestas irregularidades, ya que es la primera interesada en su esclarecimiento".

En este sentido, el gestor de la infraestructura ferroviaria puntualiza que por la documentación solicitada, la causa parece estar relacionada con la actuación presuntamente incorrecta de empleados de Adif, en connivencia con alguna empresa constructora, en relación con unas obras de plataforma de alta velocidad que fueron adjudicadas en febrero de 2008 y finalizadas en noviembre de 2011.

Noticias

anterior siguiente