Enlaces accesibilidad

El FMI aprueba 17.000 millones de dólares para dos años de ayuda a Ucrania

  • La institución ha dado luz verde al primer desembolso de 3.190 millones
  • Barroso, de visita en Washington, ha pedido reforzar la relación entre EE.UU. y la UE

Por
La presidenta del FMI, Christine Lagarde, en rueda de prensa después de una reunión de la institución sobre Ucrania.
La presidenta del FMI, Christine Lagarde, en rueda de prensa después de una reunión de la institución sobre Ucrania. AFP AFP PHOTO/Mandel NGAN

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha aprobado este miércoles formalmente un programa de asistencia financiera a Ucrania de dos años de duración por valor de 17.000 millones de dólares (12.257 millones de euros).

Con esta decisión, la institución da luz verde al primer desembolso de alrededor de 3.190 millones de dólares para Kiev, de los cuales 2.000 millones (1.442 millones de euros) serán para apoyo presupuestario, con el objetivo de ayudar a estabilizar la maltrecha economía ucraniana.

La convulsa siuación del país complica la implementación de estas ayudas al Fondo Monetario Internacional, por lo que su directora, Christine Lagarde, ha asegurado que "en el ámbito de aplicación, estamos tomando todas las precauciones con el fin de mitigar esos riesgos ".

Lagarde ha indicado que "en el frente geopolítico, el apoyo internacional, y la cooperación de todas las partes, será de gran ayuda para reforzar la posición de la economía de Ucrania".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, ha pedido que se refuerce la relación entre Washington y Bruselas ante la crisis en Ucrania, en un espíritu de unidad que domina la conferencia transatlántica de alto nivel de dos días que se celebra en la capital estadounidense.

Barroso: “Europa será un socio leal”

"Cuando vemos cómo están evolucionando las cosas en Ucrania y Rusia entendemos lo importante que es que la Unión Europea (UE) y Estados Unidos actúen unidos", ha afirmado Barroso durante un discurso ante la Cámara de Comercio en Washington.

Una unidad a la que ha hecho referencia poco antes el senador Chris Murphy en un acto en el Senado estadounidense. "Hay un renovado sentido de apreciación y entendimiento en la relación transatlántica", ha dicho el senador en la conmemoración del décimo aniversario de la ampliación de la Unión Europea, en la que también participaba Barroso.

"Pueden contar con que Europa será un socio leal", ha resaltado el presidente de la CE a los participantes en el evento en el Senado, donde ha insistido en que la crisis en Ucrania subraya la importancia de estrechar las relaciones transatlánticas.

No podemos aceptar que un país viole la soberanía de otro

"No podemos aceptar que un país viole la soberanía de otro", ha asegurado en referencia a la reciente anexión de Crimea por parte de Rusia y ha añadido que lo ocurrido "va en contra del derecho internacional y el comportamiento de los países civilizados".

El deseo de Ucrania refuerza el proyecto de la UE

Barroso ha celebrado que su actual visita a Washington esté siendo mucho mejor que la anterior, cuando, según ha explicado, le tocó responder preguntas como "¿cuándo implosionará el euro?" o "¿hay una seria amenaza a la integración europea?".

Además ha recordado que, diez años después de que la UE ampliase su número de miembros, la Unión Europea "tiene una naturaleza verdaderamente continental" y "es mucho más respetada por todos sus socios".

La reciente revolución con epicentro en la Plaza Maidán de Kiev es, en opinión de Barroso, otra muestra del éxito del proyecto europeo. "La gente salió espontáneamente a las calles enarbolando la bandera europea para manifestar que querían ser más cercanos a Europa", ha recalcado.

Además, Barroso ha destacado que cuando Polonia se unió a la UE 2004, su PIB per cápita era similar al de Ucrania y ahora es tres veces mayor. "Eso muestra el poder transformador de la UE, el poder magnético de la UE, que puede ser un gran factor de estabilidad y prosperidad", según Barroso.

Impulsar el acuerdo de libre comercio, una prioridad

Por otra parte, el presidente de la CE ha defendido el acuerdo de libre comercio y servicios actualmente en negociación conocido como TTIP, que, según ha puntualizado, tiene relevancia no solo geoeconómica, sino también geopolítica. Aunque ha destacado que será difícil concluirlo antes de octubre, cuando finaliza su mandato como presidente de la CE.

Está previsto que la UE y Estados Unidos celebren entre el 19 y 23 de mayo en Washington su quinta ronda de negociaciones del TTIP. Las negociaciones comenzaron en julio de 2013 y ambas partes esperan que puedan concluir a mediados del próximo año.

El acuerdo crearía la mayor zona de libre comercio del mundo, con un 50% de la actividad económica global.

Barroso ha participado también en la jornada de hoy en la conferencia transatlántica organizada por el centro Consejo Atlántico, que ha contado con la participación del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry; el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, y el comandante supremo de Transformación de la OTAN, Jean-Paul Palomeros, entre otros.

La conferencia, que conmemora el 65 aniversario de la creación de la OTAN, culminará esta noche con una cena de gala en la que Barroso recibirá el Premio al Liderazgo Internacional.

La velada contará también con la participación del secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, y el exsecretario de Estado Colin Powell, así como la canciller alemana, Angela Merkel, que intervendrá por videoconferencia.

Noticias

anterior siguiente