Anterior El ataque de Barcelona es el octavo atropello terrorista en Europa en un año Siguiente Cinco presuntos terroristas son abatidos en Cambrils después de cometer un nuevo atropello Arriba Ir arriba

La economía de Estados Unidos se frenó en 2013, cuando su PIB creció un 1,9%

  • En 2012, la economía de la primera potencia mundial creció un 2,8%

  • En el cuarto trimestre del año, el PIB se expandió un 2,6%

|

La economía de Estados Unidos creció en 2013 un 1,9%, nueve décimas menos que en 2012, cuando su PIB se expandió un 2,8%, ha informado este jueves el Departamento de Comercio. Este dato tiene su explicación en la desaceleración de la inversión fija no residencial, el gasto de los consumidores y las exportaciones, así como a un mayor descenso del gasto del Gobierno federal.

La actividad económica de EE.UU. había marcado una tasa anualizada de crecimiento del 1,1% en el primer trimestre; el 2,5% en el segundo, y el 4,5% entre julio y septiembre. En el último trimestre del año, el PIB creció a una tasa anualizada del 2,6%, dos décimas más que el cálculo preliminar.

La desaceleración del PIB respecto al trimestre anterior refleja principalmente una desaceleración de la inversión privada en inventarios, un mayor descenso del gasto del Gobierno federal y una caída de la inversión fija residencial y del gasto de los gobiernos locales y estatales.

Estos aspectos se vieron compensados en parte por una aceleración de las exportaciones, del gasto de los consumidores y de la inversión fija no residencial. Asimismo, en el periodo comprendido entre los meses de octubre y diciembre se produjo un incremento de las importaciones.

Se hunde el gasto federal en el cuarto trimestre

En concreto, el gasto de los consumidores -que en EE.UU. es más de dos tercios del Producto Interior Bruto- fue mayor de lo estimado hasta ahora. Creció a una tasa del 3,3% entre octubre y diciembre. Sin embargo ese dato es peor que el registrado en los tres meses anteriores, cuando creció un 4,1%.

Las ventas finales de productos fabricados en EE.UU., una categoría que excluye el dato volátil de los inventarios y que habían subido un 2,5% entre julio y septiembre, crecieron un 2,7% entre octubre y diciembre.

El ajuste de cifras llevó del 9,4% al 9,5% el crecimiento de las exportaciones, otro de los factores importantes en el cálculo del PIB.

Dos factores que, en cambio, fueron un lastre para el PIB son la inversión en vivienda, que disminuyó un 7,9%, la primera caída en tres años, y la reducción del 5,3% en los gastos gubernamentales.

Este último dato refleja una bajada del 12,8% en los gastos del Gobierno federal como resultado de la suspensión parcial de sus actividades durante dieciséis días en octubre como consecuencia de una disputa con el Congreso sobre el presupuesto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente