Enlaces accesibilidad

Europa y EE.UU. piden contención a Rusia tras el asalto al Parlamento de Crimea

  • La bandera rusa ondea sobre las sedes del Gobierno y el Parlamento
  • La Rada local aprueba convocar un referéndum para una ampliación de su autonomía
  • La mayoría de la región es prorrusa, mientras la minoría tártara es fiel a Kiev

Por
Europa y EE.UU. piden contención a Rusia tras el asalto al Parlamento de Crimea

Hombres armados han ocupado los edificios del Gobierno y el Parlamento de la región autónoma de Crimea, en el sureste de Ucrania. La región, de mayoría rusohablante, vive tensiones secesionistas tras la caída del gobierno del presidente electo ucraniano, Víktor Yanukóvich, y el nombramiento de un Gobierno interino en Kiev. Este jueves, la Rada regional de la península ha aprobado una moción para convocar un referendum sobre una ampliación de su autonomía para el próximo 25 de mayo.

La bandera rusa ondea sobre ambos edificios, mientras la Policía rodea la zona. En las inmediaciones se ha concentrado un grupo de manifestantes que también portan banderas rusas. Según la agencia ucraniana Unian y el portal ruso LifeNews, los ocupantes pertenecen a un grupo denominado Autodefensa de la Población Rusoparlante de Crimea, aunque este extremo no ha sido confirmado oficialmente.

Además, en la madrugada del viernes, un grupo de unos cincuenta hombres armados no identificados se ha apoderado del aeropuerto crimeo de Simferopol, según informa la agencia Ucraniana la agencia Interfax. Frente al aeródromo se recoge una multitud agitando banderas de la flota rusa en el Mar Negro. 

Fuertemente armados

La portavoz del Gobierno crimeano, Violetta Lísina, ha asegurado que en incidente comenzó en la madrugada del jueves, cuando un grupo de cerca de 30 personas ocupó la sede del Ejecutivo. En la acción no se produjeron víctimas y los atacantes permitieron a los policías que la custodiaban abandonar el edificio con sus armas reglamentarias. Sin embargo, el diario digital Kyiv Post asegura que los asaltantes son más de 120 hombres, que están fuertemente armados y tienen entrenamiento militar.

De momento el grupo no ha formulado demandas concretas.  El canal ruso Rusia 24 informa de que los asaltantes han declarado que solo permitirían entrar en el edificio "al presidente del Legislativo y a los diputados legítimos".

Por su parte, el diputado de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania y dirigente de la minoría tártara de Crimea, Refat Chubárov, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos a mantener la calma y a no interferir en la labor de las fuerzas policiales. "El desalojo de los edificios ocupados es competencia de los profesionales, de las fuerzas del orden", ha dicho Chubárov, según el diario digital ZN.ua.

Advertencias de Kiev, EE.UU. y la OTAN

Desde Kiev, el presidente interino, Alexándr Turchínov, se ha referido a los ocupantes como "criminales con uniforme militar" y ha exigido al mando de la flota rusa del Mar Negro que mantenga en su bases a las tropas que tiene en territorio ucraniano, pues "cualquier movimiento de efectivos será considerado una agresión".

Turchínov, ya había advertido de los "signos de separatismo" y las amenazas a la integridad territorial en algunas regiones del país, aunque no citó directamente a Crimea. Un día después, Rusia ponía en alerta a parte de su Ejército al otro lado de la frontera común y retiró a su embajador tras la caída de Yanukóvich.

Polonia, que se ha convertido en un actor con presencia constante en la crisis ucraniana, ha llamado la atención contra movimientos que puedan conducir a un conflicto regional. "Advierto a los que han hecho esto y a los que se lo han permitido, porque así es como comienzan los conflictos regionales. Este es un juego muy peligroso", ha dicho el ministro de Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski, refiriéndose a los sucesos de Simferopol.

Von der Leyen asiste en Bruselas a una reunión de los ministros de Defensa de la OTAN. El secretario general de la Alianza, Anders Fog Rasmussen, ha pedido a Rusia que no de ningún paso que provoque "una escalada de la tensión o cree malentendido".

En el mismo sentido se ha manifestado el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel. "Estoy observando muy de cerca los ejercicios militares de Rusia a lo largo de la frontera ucraniana. Espero que Rusia sea transparente sobre estas actividades, y les instamos a no tomar ninguna medida que pudiera ser mal interpretada, o conducir a un error de cálculo en un momento tan delicado”, ha dicho Hagel, según Reuters.

Alemania también ha mostrado su preocupación. "Estamos preocupados por los eventos en Crimea. Lo más importante es evitar una ruptura de Ucrania", ha declarado la ministra de Defensa germana, Ursula von der Leyen.

Referéndum en Crimea para ampliar la autonomía

Mientras, el Parlamento de Crimea ha aprobado esta tarde, con 61 a favor de los 64 diputados presentes, este jueves la celebración de un referéndum para ampliar la autonomía de esta república ucraniana el próximo 25 de mayo, fecha que coincide con las elecciones en Ucrania. En la misma sesión, el Legislativo también ha aprobado una resolución de pérdida de confianza en el Gobierno local y decidió su destitución, con 55 de los 64 diputados presentes a favor.

"Estamos convencidos de que sólo un referéndum para la reforma del estatuto de autonomía y la ampliación de sus prerrogativas permitirá a los crimeos determinar por sí mismos, sin presiones exteriores y dictado, el futuro de su autonomía", ha afirmado en una declaración la presidencia del Parlamento antes de la votación, según Efe.

Un total de 61 de los 64 diputados presentes votaron a favor de la celebración de la consulta, que coincidirá en el día con las elecciones presidenciales anticipadas de Ucrania. El Legislativo ha subrayado que "Ucrania está desembocando en el caos, la anarquía y la catástrofe económica", por lo que no le queda más remedio que "asumir en sus manos toda la responsabilidad sobre el destino de la península.

“Crimeos, como resultado de una toma anticonstitucional de poder en Ucrania por unos nacionalistas radicales con el apoyo de grupos armados, la paz y la tranquilidad en Crimea están bajo amenaza", reza la declaración.

La mayoría rusohablante de la región se ha manifestado en contra del nuevo gobierno de Kiev y a favor de mantener estrechas relaciones con Rusia, mientras en Moscú diputados rusos hablan de anexionar la región.

Por el contrario, la minoría tártara apoya a las nuevas autoridades nacionales. Los miembros de este grupo étnico, turcófono y musulmán, fueron deportados en masa por Stalin durante la II Guerra Mundial. Miles de ellos regresaron a Crimea tras la caída de la URSS y la independencia de Ucrania, en 1991.

Tanto la Unión Europea (UE) como EE.UU. y la propia Rusia han hecho declaraciones formales de no injefencia y respeto a la integridad territorial de Ucrania, que vive una profunda crisis política desde noviembre.

Noticias

anterior siguiente