Enlaces accesibilidad

Israel libera a los 26 primeros presos palestinos para retomar el proceso de paz

  • Quince de ellos han cruzado por Gaza y otros 11 por Betunia, Ramala
  • Son parte de los 103 reos que Israel liberará para retomar el proceso de paz
  • Las negociaciones empiezan este miércoles lastradas por las nuevas colonias

Por
Israel libera a 26 presos palestinos

Israel puesto en libertado a los primeros 26 presos palestinos que cumplen condena por delitos anteriores a los acuerdos de Oslo de 1993, unas horas antes de que se reinicien las negociaciones de paz directas entre las partes.

Los 26, de un total de 103 que Israel dejará en libertad mientras avancen las conversaciones de paz, ya se encuentran en territorio palestino. Quince de ellos por el paso de Erez, en Gaza, y los 11 restantes por Betunia, en Cisjordania.

Por el camino que han recorrido desde la cárcel, un grupo de activistas israelíes de derechas han intentado bloquear el paso a las camionetas, según el diario Yediot Aharonot, que añade que la policía los ha dispersado.

La luz verde a su salida de prisión la ha dado este mismo martes el Tribunal Supremo de Israel, al rechazar el último de los recursos presentados por asociaciones de víctimas del terrorismo para que prohibiese al Gobierno de Benjamín Netanyahu seguir adelante con la excarcelación.

Veintiuno de los presos fueron condenados por la muerte de israelíes o por ser sospechosos de colaborar con el enemigo, mientras que los restantes lo fueron por su implicación en intentos de asesinato o secuestro. La mayoría ha cumplido más de 20 años entre rejas.

Por su parte, los palestinos, que los ven como luchadores por la libertad, argumentan que los liberados actuaron en tiempos de conflicto, antes de que las dos partes rubricaran el primer acuerdo interino de paz en 1993.

"Gracias a Alá por las negociaciones de paz con Israel, gracias a Alá", decía a Efe la palestina Neemi Mansur, mientras aguardaba con enorme excitación la liberación de su hijo Ismat Mansur, encarcelado hace dos décadas.

La liberación de presos no ha estado exenta de críticas en Palestina por no incluir reclusos de Jerusalén Este o residentes en Israel o por el procedimiento unilateral seguido para su excarcelación.

Alegría y emoción en Gaza y Ramala

Los quince de Gaza, y no catorce como se había informado en un principio, han sido recibidos con bocinazos y escoltados hasta sus casas por caravanas de coches, desde los que han saludado a los cientos de personas con banderas tanto del movimiento islamista Hamás, verdes, como del nacionalista Al Fatah, amarillas, estas últimas inusuales en la franja desde que los islamistas tomaron su control.

La franja de Gaza está gobernada desde 2007 por Hamás, al que pertenecen algunos de los presos liberados, aunque el gesto de Israel se lo deben al presidente Mahmud Abás, que gobierna en Cisjordania.

La agencia oficial palestina Wafa informó este martes de que los islamistas, que rechazan el proceso negociador con Israel, habían prohibido a los seguidores de Al Fatah celebrar el regreso de los presos, aunque testigos presenciales cuentan que las familias han desobecedido la orden instalando carpas de bienvenida.

También en el paso de Betunia se han concentrado cientos de personas para recibir a los once presos, y no doce como se había informado en un principio, que cruzaron al distrito cisjordano de Ramala por un paso situado a cientos de metros de la prisión israelí de Ofer.

Cruz Roja Internacional ha colaborado en la entrega a los funcionarios de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), especialmente en labores de identificación de los presos.

Los recién liberados serán recibidos en la mukata, sede de la presidencia, por el líder palestino, Mahmud Abás. "Las celebraciones comenzarán a medianoche, y serán recibidos por el presidente, sus familiares y por los palestinos" en general, informó en un comunicado el ministro de Asuntos Civiles, Hussein A-Shej.

Complicaciones previas al diálogo

Bajo la mediación de Estados Unidos, israelíes y palestinos deben reanudar las negociaciones este miércoles, por primera vez en tres años, y la liberación de los presos fue uno de los gestos de buena voluntad que Abás demandó a Israel antes del encuentro previo que mantuvieron en julio en Washington.

Pero la liberación de Mansur y de los otros 25 presos se producirá después de que Israel haya anunciado también en los últimos días la construcción de 2.100 viviendas en territorio ocupado, una medida destinada aparentemente a aplacar la indignación en el ala derechista del Gobierno de Netanyahu.

"Todos estos anuncios de planes aprobados hace tiempo tienen el único objetivo de perturbar las conversaciones", ha dicho Pepe Alalu, concejal de la Municipalidad de Jerusalén del partido pacifista Meretz. De hecho, los anuncios han enfurecido a los palestinos, que acusan a los israelíes de sabotear el diálogo antes de empezar.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, descartó el pasado lunes en Bogotá que los anuncios de nuevas colonias sean un "contratiempo" y precisó que eran "algo esperado hasta cierto punto".

Las conversaciones han levantado también ampollas en Gaza, donde el gobierno del movimiento islamista Hamás advirtió de que Abás no está autorizado para negociar con Israel.

Noticias

anterior siguiente