Enlaces accesibilidad

Caso Bárcenas

Cospedal niega sobresueldos y asegura que el control de las donaciones era del tesorero

Por
Cospedal declara que Tesorería llevaba las donaciones y niega la presunta contabilidad B

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha asegurado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el control de las donaciones en su partido correspondía al tesorero, como ya explicaron Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas en sus interrogatorios del martes.

Según fuentes jurídicas presentes, la número dos del PP ha negado la existencia de una contabilidad en B y que haya percibido sobresueldos en dinero negro.

Cospedal ha declarado este miércoles como testigo ante el magistrado Ruz que investiga la presunta contabilidad B del PP y el sistema de donaciones en el marco del caso Bárcenas.

Durante el interrogatorio, la número dos del PP ha negado también haber intervenido en las condiciones de salida del PP del extesorero Luis Bárcenas. Según las fuentes citadas por Europa Press, Cospedal ha añadido que entendía que estas fueron pactadas en la reunión que mantuvo con Bárcenas el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el entonces secretario general, Javier Arenas. Otras fuentes han señalado a TVE que Cospedal no se ha referido a esa reunión ni ha mencionado expresamente a Rajoy.

Cospedal niega la caja B y haber cobrado sobresueldos en negro del PP

Sobre las donaciones ha dicho también que le extrañaría que hubiera un registro de los DNI de los donantes, aunque ha matizado que ese control de las donaciones lo haría la Tesorería, según fuentes de la acusación.

Niega pagos por parte de Sacyr y los sobresueldos

También ha rechazado que sea cierto el pago de 200.000 euros supuestamente entregado por el expresidente de Sacyr Luis del Rivero al PP de Castilla-La Mancha para la campaña de Cospedal, después de que una filial de dicha empresa, Sufi, hubiera obtenido una contrata de limpieza en el Ayuntamiento de Toledo.

El juez Ruz, sin embargo, impidió a los letrados de las acusaciones preguntar por el recibí de esa aportación, firmado por el gerente del partido en Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas y que fue proporcionado al juez por Bárcenas.

Ruz ha advertido de que no podía seguir siendo interrogada por esos extremos porque afectan a aforados que podrían tener que responder de estos mismo hechos ante otra jurisdicción distinta a la Audiencia Nacional, como sería el caso de Vicente Tirado, presidente de las Cortes de esa comunidad.

También ha negado la existencia de una comisión de infraestructuras en el PP, pese a que uno de los imputados en esta causa, el apoderado de la constructora Rubau, Antonio Vilela, aseguró que prestó asesoramientos a ese órgano.

Álvarez-Cascos, por contra, certificó este martes la existencia de esa comisión y añadió que asistió a alguna reunión.

Fuentes del entorno de Cospedal han explicado a Efe que la secretaria general de los populares ha explicado que la gestión ordinaria de los ingresos y gastos del PP son "labores exclusivas" del tesorero y del gerente del partido, que son nombrados por los congresos de esta organización. Ha añadido que según los estatutos del partido dicha responsabilidad "no recae" en la Secretaria General.

"No he conocido otro tipo de ingresos que los recogidos en la contabilidad remitida al Tribunal de Cuentas", ha dicho Cospedal en su declaración según estas fuentes cercanas a la también presidenta de Castilla-La Mancha.

Y ha insistido ante Ruz en que, desde finales de junio de 2008, cuando fue nombrada secretaria general, "no ha habido sobresueldos" y tampoco le consta que los hubiera con anterioridad.

Dos horas y media de interrogatorio

El interrogatorio de la secretaria general del PP, que ha concluido a las 13.11 horas, se ha prolongado cerca de dos horas y media, porque, aunque estaba citada a las diez de la mañana, su comparecencia ante el juez se ha retrasado 45 minutos debido a que el fiscal del caso, Antonio Romeral, ha tenido que atender antes una orden de detención y entrega internacional.

Con la declaración de Cospedal se cierra la ronda de interrogatorios a responsables de la Secretaría General del PP en diferentes periodos (de 1989 a la actualidad) para que explicaran la recepción de donaciones entre 1992 y 2008, y que comenzó este martes con los interrogatorios, también como testigos, a Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos.

Cospedal llegó a las 09.28 horas a la Audiencia Nacional desde la sede del PP en la calle Génova en su coche oficial, del que se bajó sola a las puertas del tribunal, mientras se oían gritos de una treintena de afectados por las preferentes que la Policía retiene en el Paseo de Recoletos.

Fuerte dispositivo policial

Desde primera hora de la mañana, un fuerte dispositivo policial compuesto por una decena de furgones blindados y más de una veintena de efectivos rodea el perímetro de la sede de la Audiencia Nacional ante la declaración como testigo de la secretaria general del PP por la supuesta caja B del partido.

En el Paseo de Recoletos, los agentes no permiten a una treintena de afectados por las preferentes acceder a la calle de Prim, donde se encuentra la sede de la Audiencia Nacional.

Este grupo de preferentistas sí que pudo situarse frente a la sede del tribunal este martes durante la comparecencia, también como testigos, de los ex secretarios generales del PP Javier Arenas y Francisco Alvárez-Cascos.

No obstante, fuentes de la Audiencia Nacional aseguran que este tipo de dispositivo policial ya se ha desplegado en otras ocasiones como cuando tuvo que declarar Rodrigo Rato en el caso Bankia.

Enfrentamientos entre detractores y partidarios de Cospedal

A la llegada de Cospedal, partidarios y detractores de la secretaria general del PP se han enfrentado verbalmente en las proximidades de la Audiencia Nacional.

Una treintena de afectados por las preferentes de Bankia ha coreado consignas pidiendo la dimisión del Gobierno y contra la corrupción en la esquina de la calle Prim con el paseo de Recoletos. Junto a ellos, se ha reunido un número similar de miembros de Nuevas Generaciones, alguno de ellos con micrófono en mano, coreando el nombre de Cospedal.

Agentes de la Policía Nacional han separado a los dos grupos por medio de vallas y sus consignas han sonado al mismo tiempo cuando la secretaria general del PP accedía a la Audiencia Nacional.

"Gobierno dimisión", "Corruptos a prisión", "Esto nos pasa por un Gobierno facha" y "Dónde están, no se ven, los esbirros del PP", han sido algunos de los coros de los afectados por las preferentes. En algunos de los carteles que portaban se podía leer "Santa Cospedal a sus fieles da el don de robar", "Bankia engaña, arbitraje mentira, canje estafa, devolución ya", "Cospedal dimisión" o "¿Dónde están mis ahorros? Estafados por las preferentes".

Uno de los participantes en la protesta ha pedido la dimisión del Gobierno por el incumplimiento de su programa electoral, que ha llevado a la "ruina" a miles de ciudadanos, por el "fraude" de las preferentes y el quebrantamiento de las cajas de ahorro y por la corrupción, el "colmo" en una formación política.

Barcenas aseguró que había dado 45.000 euros a Cospedal

Cospedal ha acudido a la Audiencia después de que Cascos y Arenas, que fueron interrogados por Ruz este martes, negaran también la existencia de una contabilidad B en el PP y que ellos recibieran dinero negro, aunque admitieron la falta de control de las donaciones por su parte porque creían, argumentaron, que eso era competencia del tesorero.

Luis Bárcenas aseguró el pasado 15 de julio ante el magistrado que el PP se había financiado ilegalmente durante dos décadas. En esta declaración también aseguró haber pagado hasta 90.000 euros en negro a Cospedal y a Mariano Rajoy entre 2009 y 2010, algo que desmintió Cospedal ese mismo día. El extesorero reconoció que no guardaba recibís de estos pagos.

De lo que sí guardaba recibí Bárcenas (se lo ha entregado al juez) es de la presunta comisión de 200.000 euros que cobró en 2007 el gerente del PP en Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, a cambio de la adjudicación del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Toledo a una empresa filial de Sacyr, según la versión del extesorero.

El juez Ruz citó a Cascos, Arenas y Cospedal en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción después de que IU pidiera como acusación particular la comparecencia de ellos, ya que consideró que los testimonios de los tres eran "pertinentes, útiles y necesarios".

Pero no han sido los únicos citados a declarar estos días. También este martes declararon el cajero del PP, Antonio Ortiz, y el exgerente del PP Cristóbal Páez, que sustituyó a Bárcenas entre 2009 y 2010. Precisamente este último, Cristóbal Páez, que no está ya vinculado al partido, ha sido el único que ha admitido pagos en dinero negro.

Noticias

anterior siguiente