'La enzima prodigiosa' de Hiromi Shinya propone un cambio radical en nuestra alimentación

  • Este doctor japonés fue pionero en la cirugía colonoscópica
  • A sus 73 años practica la medicina en Estados Unidos y Japón
  • Propone una dieta basada en las enzimas que cura y previene enfermedades
  • Muchos vegetales, poca proteína, no a la leche y sí al 'agua buena'
Ampliar fotoCesta de vegetales frescos

Cesta de vegetales frescosGetty Images/iStockphoto/Denis Tabler

Ampliar foto comboenzima

El doctor Shinya que lleva cuatro décadas practicando la medicina considera este libro la culminación del trabajo de su vida.AGUILAR

JON BANDRÉS 

Creció en Japón justo y después de la segunda guerra mundial tras graduarse, se marchó al hospital Beth Israel de Nueva York para cursar un programa de residencia quirúrgica. Como cuenta el cirujano japonés Hiromi Shinya en La enzima prodigiosa, ni a su mujer ni a su pequeña hija les sentó bien el cambio de país. Por ello, ha dedicado toda su vida a comprender el cuerpo humano.

Su mujer murió, según reconoció el propio Shinya:  "Antes de que (yo) supiera lo suficiente para ayudarla". Con los dos hijos que le dejó, la niña y un niño que nació después, las cosas fueron mejor. El niño sufría una inflamación de colon y la niña, una dermatitis atópica que Shinya nunca había visto en su país. Ambas enfermedades desparecieron cuando el padre hizo desaparecer la leche de vaca de sus comidas.

"Comencé a entender lo vital que es la dieta parar nuestra salud. Esto sucedió hace más de 50 años, y desde entonces he examinado el estómago y colon, al igual que las historias alimenticias de más de 300.000 pacientes", cuenta Shinya en el prefacio del libro, publicado por primera vez en japonés en 2005.

También constata cómo en Estados Unidos han descendido desde 1990 las muertes por cáncer. La razón es para él la mejora  de los hábitos alimenticios a partir del informe McGovern de 1977. Y al contrario, la salud de los japoneses ha empeorado desde que en el siglo XX se importaron costumbres occidentales como beber leche de vaca.

De esas experiencias y de los diálogos mantenidos con sus pacientes, ha extraídos unas conclusiones que presenta de forma muy clara y sencilla en La enzima prodigiosa. La obra, convertida en un bestseller ha vendido ya más de dos millones de ejemplares en todo el mundo, y ha sido recomendada fervientemente por iconos de la comunicación, también aquí en España, donde Aguilar ha publicado el libro en español.

La enzima, fuente de la vida

"Contamos con más 5.000 enzimas en el cuerpo humano que desencadenen tal vez, 25.000 reacciones diferentes", explica el doctor Shinya en las primeras páginas de su tratado. Y añade que cada acción de nuestro cuerpo está controlada por enzimas, aunque se sepa, a día de hoy, poco de ellas.

"Pienso", sostiene, "que creamos todas estas enzimas a partir de una enzima madre o basal, la cual es más o menos limitada en nuestro cuerpo. Si agotamos esas enzimas madre "no serán suficientes para reparar las células, por lo cual, con el tiempo, se desarrollarán enfermedades como el cáncer y otros padecimientos degenerativos", concluye.

Esta que hemos descrito sería básicamente la teoría de la enzima prodigiosa que ha desarrollado este doctor que atiende a los miembros de la familia real  y altos funcionarios de Japón.

La dieta prodigiosa

La dieta o estilo de vida que aconseja Shinya debe estar basada en alimentos que contengan muchas enzimas (alimentos buenos). Los mejores alimentos son los que "crecen en una tierra fértil, rica en minerales, sin uso de agroquímicos y fertilizantes" , y que se comen "inmediatamente después de ser cosechados".

"Cuantos más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescados más enzimas tendrán". Y en cuanto al cocinado, Shinya no lo prohíbe pero sí recomienda no utilizar altas temperaturas que fulminarían las enzimas.

Otro ingrediente básico en una dieta sana, sería según este libro, la llamada "agua buena" que evidentemente no es la del grifo, sino la mineral o la tratada. El médico japonés confiesa que él bebe tres vasos al despertarse, otros tres vasos una hora antes de las comidas y dos una hora antes de irse a la cama.

Prohíbe absolutamente la leche y más aún la margarina ("tírala, si la tienes en la nevera") por razones un tanto complejas que explica en el libro. En cuanto a lo que sí podemos comer, debe distribuirse del siguiente modo:

- Del 85 al 90% de alimentos vegetales.

- Del 10 al 15% de proteínas animales (mejor pescado que carne y mejor pescados pequeños porque los grandes contienen mercurio).

Y por último, pero no menos importante, masticar cada bocado de 30 a 70 veces. Ayuda a la absorción eficiente de la comida, nos sacia antes, y en definitiva, evita comer en exceso.

­ ­ ­ ­

Conflicto en Gaza

Israel y Hamás acuerdan un alto el fuego humanitario de 72 horas

Israel y Hamás acuerdan un alto el fuego humanitario de 72 horas

Se trata de una tegua "humanitaria y sin condiciones" que se inicia este viernes. El Cairo ha invitado a delegaciones insraelí y palestina para negociar.

­ ­ ­ ­

Caso Pujol

Programas para todos los públicos

Anticorrupción pide al juez que reclame a Andorra y Suiza las cuentas de los Pujol

También reclama las declaraciones de Pujol y su familia.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Griezmann: "Presión ninguna, solo espero disfrutarlo"

El jugador reconoció que el interés del Atlético venía de "hace mucho". "Intentaremos pelear por todos los títulos". Miles de aficionados rojiblancos han recibido al francés en el Calderón.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Hacienda reduce a las CC.AA. al 1% los intereses del FLA, con un ahorro de más de 2.000 millones

El ahorro no podrá financiar gasto corriente en ningún caso y sí podrá acortar el periodo medio de pago a los proveedores, rebajar el déficit público y también la deuda.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Alberto García Alix, autorretrato detrás de la cámara

JUANMA CUÉLLAR.- Podrá visitarse entre el 31 de julio y el 28 de septiembre. Un recorrido de autorretratos desde finales de los 70 hasta hoy. En PHotoEspaña 2014.

­ ­ ­ ­
Utahraptor ostrommayorum, un dinosaurio terópodo.

El tamaño de los dinosaurios se redujo durante 50 millones de años hasta evolucionar en aves

Las aves provienen de dinosaurios carnívoros terrestres, los terópodos, quienes desarrollaron plumas, brazos transversales y alas. Los investigadores han creado un árbol genealógico detallado.

Espacio reservado para promoción
cid:1012