Enlaces accesibilidad

El juez del caso Nóos imputa a la infanta Cristina

  • Declarará el 27 de abril sobre su papel en el Instituto Nóos y Aizoon
  • El instructor subraya en su auto que la "justicia es igual para todos"
  • Ve indicios de "cooperación necesaria" al consentir el uso de su parentesco
  • La Casa Real expresa su "sorpresa" por la imputación de la hija del rey
  • La Fiscalía Anticorrupción recurrirá la citación como imputada de la infanta
  • Consulta en pdf. el auto de la imputación de la infanta Cristina

Por
La infanta Cristina, imputada en el Caso Nóos

El juez del caso Nóos ha imputado a la infanta Cristina en la causa abierta contra su marido, Iñaki Urdangarin, y su exsocio, Diego Torres, investigados por un presunto delito de malversación de fondos públicos, según han confirmado fuentes jurídicas a TVE. El magistrado José Castro la ha citado a declarar el próximo 27 de abril a las 10 de la mañana.

Según el auto, existen indicios de "cooperación necesaria" de la hija del rey en los delitos que se investigan por consentir supuestamente que su marido usara su parentesco con la Casa Real para sus negocios. Así se desprende, dice el juez, de los correos que ha entregado Torres y de las declaraciones en sede judicial de este y del secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga.

Aunque en un primer momento ha guardado silencio, la Casa del Rey ha expresado su "sorpresa" por el cambio de "posición" del juez José Castro, instructor del "caso Nóos", al haber decidido imputar a la infanta Cristina, al tiempo que ha mostrado su "absoluta conformidad" con la decisión de la Fiscalía Anticorrupción que ya ha anunciado que va a recurrir la decisión.

La infanta Cristina formaba parte de la junta directiva como vocal del Instituto Nóos a través del cual Urdangarin y Torres habrían desviado supuestamente más de 6 millones de euros de dinero público de los gobiernos de Baleares y Valencia.

El auto recoge que "todo parece indicar que estaba consensuado que la única función" de la esposa del duque de Palma y de Revenga "era la de una utilitarista figuración" ya que sus nombramientos en Nóos como vocal y tesorero, respectivamente, no se debió a sus capacidades, sino la de "aparentar" ante empresas e instituciones públicas "que todas las operaciones" realizadas por el instituto "eran conocidas y gozaban del respaldo" de la Casa del Rey.

Según el auto judicial, la infanta Cristina tendrá que responder en concreto sobre "su intervención en la Asociación del Instituto Nóos de Investigación Aplicada y entidad mercantil Aizoon S.L., manejo y destino de los fondos obtenidos a través de las mismas y las que se deriven".

El instructor ha tomado la decisión de imputar a la infanta después de rechazar anular los correos electrónicos entregados por Torres a Castro en los últimos meses para intentar demostrar que tanto la Casa Real como la esposa de Urdangarin estaban al tanto de los negocios de Nóos.

El instructor de Nóos: "La Justicia es igual para todos"

El juez explica en el auto que "existen indicios" (el juez enumera 14) que hacen dudar de que la infanta "desconociera" el uso que su marido estaba haciendo de su parentesco con la familia real para sus negocios.

Estos indicios "en sí mismos y aisladamente considerados", dice el magistrado adelantándose a los que "sean críticos" con su decisión, no tienen el peso suficiente para "sustentar una imputación", pero sí lo tienen en su conjunto.

Sería un cierre en falso en el descrédito de la máxima de que la justicia es igual para todos

Castro señala que "conviene despejar" estas dudas antes de finalizar la instrucción del caso Nóos ya que no hacerlo "dejando que la incógnita se perpetúe sería un cierre en falso en descrédito de la máxima de que la justicia es igual para todos". El instructor señala, además, que sería una "clara contradicción a la práctica cotidiana de los juzgados y tribunales" no imputar a la infanta.

No se puede cerrar la instrucción, dice el juez, "gravitando la más mínima sombra de sospecha sobre la intervención" que pudo tener la hija del rey en los negocios de Urdangarin. Todo ello sin prejuzgar, añade, la actuaciones judiciales posteriores.

Indicios de "colaboración necesaria" de la infanta

El juez señala que, aunque no existen indicios racionales de que la hija del rey "interviniera activa y decididamente en la gestión cotidiana" de Nóos y Aizoon, "sí que existen suficientes" indicios de que "prestaba su consentimiento a que su parentesto con S.M. El Rey fuera utilizado por su marido y por Don Diego Torres Pérez, junto con el cargo que ostentaba Don Luis Carlos García Revenga", su secretario personal.

El instructor señala que este consentimiento era a "sabiendas" de que se usaba este parentesco "para propiciar un trato generoso por parte de empresas privadas y tan pródigo como privilegiado" de administraciones públicas que, "en atención a ello, prescindían de los cauces y controles administrativos que eran de rigor, disfrutando junto a su marido de los beneficios obtenidos".

Bastaba con que prestara su consentimiento a que su parentesco con el rey fuera utilizado

Este consentimiento, continúa José Castro, "podría ser calificado como un supuesto de cooperación necesaria" a los delitos supuestamente cometidos por Torres y Urdangarin.

El juez hace referencia a una misiva de Urdangarin a un tercero sobre la creación del Instituto Nóos, fechada en diciembre de 2002, y en la que se dice que "cuenta con el conocimiento y apoyo" de la infanta y "de amigos comunes".

"Difícilmente" Urdangarin pudo actuar a sus espaldas

Entre los indicios, el juez señala que "difícilmente" puede deducirse que Urdangarin "actuara de espaldas a su esposa" en el transcurso de la negociación de los convenios Illes Balears Forum "que tuvo lugar en el Palacio de Marivent" de Palma de Mallorca o de la que se dice que se produjo para los de la Valencia Summit en el Palacio de la Zarzuela, "aunque este último dato no haya sido confirmado ni desvirtuado todavía".

Lo mismo dice Castro sobre que Urdangarin facilitara a una tercera persona una cuenta de ahorros en los que la infanta estaba también de autorizada.

El juez señala que tampoco se pueden obviar algunos de los correos aportados por Torres a la instrucción. Entre ellos, los aportados en una sexta tanda la semana pasada, en los que Urdangarin pide consejo a su mujer sobre algunos negocios.

En uno de ellos, fechado en febrero de 2003, Urdangarin le envía a la infanta Cristina dos versiones de "una comunicación de Nóos" para que vea cuál habría que enviar "para no sacar ampollas".

Otro de los correos aportados por Torres que menciona el juez es un mail de octubre de 2007 en el que Urdangarin explica que tiene un mensaje del rey "que le ha comentado a Cristina para que me lo diga" sobre el proyecto de vela conocido como Ayre.

"No se entiende que el rey no comentara con su hija"

En el auto, el juez instructor José Castro señala que "no se acaba de entender" que el rey "no comentara con su hija las críticas o recomendaciones" que le había hecho llegar a su marido para que abandonara las actividades en Nóos o que "incluso consensuara con ella su alcance y su compromiso, expreso o tácito, de que alguna manera velara por su cumplimiento".

Según el juez, la infanta Cristina debería haber concluido que "las recomendaciones de su padre no se estaban siguiendo y cuestionar al respecto la actitud de su marido".

El magistrado también repasa algunos indicios que se deducen de la declaración del secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, el pasado 23 de febrero, en la que se desvinculó de la gestión y de las cuentas del Instituto Nóos.

El juez asegura que "no se acaba de entender" que Revenga no hablara con la esposa de Urdangarin sobre el "trato privilegiado" que estaba obteniendo el duque de Palma de las administraciones públicas.

También "carece de explicación" para el juez que los duques de Palma no se cuestionaran si como este dijo no le había comunicado al rey su nombramiento como tesorero.

Iñaki Urdangarin siempre ha defendido que la infanta Cristina no hizo "absolutamente nada" en el Instituto Nóos. Así lo dijo en su segunda declaración ante el juez Castro el pasado 23 de febrero. El día 27 de abril será la hija del rey la que responda ante el juez.

Noticias

anterior siguiente