Enlaces accesibilidad

Seúl amenaza con la fuerza si Corea del Norte no deja salir a sus trabajadores de Kaesong

  • Corea del Norte veta la entrada de cerca de 500 surcoreanos al complejo
  • Asegura que permitirá la salida de los trabajadores que ya están en el centro
  • Seúl no descarta ninguna opción para proteger a sus ciudadanos
  • Trabajan en el único proyecto industrial de cooperación entre las dos Coreas

Enlaces relacionados

Por
Corea del Norte bloquea la entrada de trabajadores surcoreanos

El régimen de Pyongyang ha confirmado su veto a la entrada de trabajadores de Corea del Sur al complejo industrial de Kaesong, único proyecto de cooperación entre ambos países ubicado en territorio norcoreano. No obstante, sí permitirá la salida de los que permanecen allí cifrados en 861 empleados, según apunta Reuters.

"Corea del Norte nos ha informado de que ha denegado la entrada a los 484 trabajadores" cuyo paso al Norte estaba previsto a lo largo del miércoles a través de la zona desmilitarizada que separa a las dos coreas, ha informado a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación de Seúl, que ha advertido Seúl contempla todas las posibilidades para proteger a sus ciudadanos, incluyendo una opción militar.

Esta fuente desconoce si la situación se prolongará en las próximas jornadas, ya que "las comunicaciones con el norte son de carácter diario". En marzo de 2009, en un contexto de tensión similar, el norte bloqueó el paso a Kaesong durante un día.

A pesar de la imposibilidad de los surcoreanos para acceder a sus puestos de trabajo en el complejo situado en el norte, "hemos sido informados de que Kaesong opera de forma normal y los empleados surcoreanos allí están seguros", ha sostenido la portavoz.

Escalada de tensión

El veto a la entrada de trabajadores se hizo oficial tras la “falta de respuesta de Corea del Norte” a su país vecino, que como cada mañana formuló vía telefónica la correspondiente solicitud a Pyongyang para que deje cruzar la frontera a varios cientos de empleados surcoreanos.

Ubicado al sureste del territorio norcoreano a escasos kilómetros de la frontera con el sur, el complejo industrial de Kaesong alberga 123 empresas surcoreanas, que fabrican diversos productos aprovechando el bajo coste de la mano de obra del país. Por su parte, Corea del Norte obtiene del complejo ingresos que aportan un importante sustento a su malograda economía, en crisis permanente desde los años 90.

La paralización del paso al complejo de Kaesong coincide con un momento de tensión en el que Corea del Norte ha lanzado una inusualmente grave y prolongada campaña de amenazas a Seúl y Washington.

Como parte de esta ofensiva retórica, Corea del Norte amenazó el pasado sábado con cerrar el complejo, horas después de anunciar haber entrado en "estado de guerra" con el sur. No obstante, hasta la fecha el régimen de Kim Jong-un había autorizado la entrada y salida de trabajadores y vehículos con cargamento de Corea del Sur por el paso a través de la zona desmilitarizada que divide ambos países.

Ambas coreas permanecen técnicamente enfrentadas debido a que la guerra (1950-53) finalizó con un armisticio nunca sustituido por un tratado de paz definitivo.

Noticias

anterior siguiente